Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Gonzalo Higuaín entró en el círculo rojo de los conquistadores

Marcó los goles en el 2-0 de Juventus sobre Milan, alcanzó los 101 gritos en el Calcio y está cerca de los más grandes

Domingo 29 de octubre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Higuaín, con la fuerza del corazón
Higuaín, con la fuerza del corazón. Foto: Reuters

Un estilista del área, hábil cuando retrasa algunos metros su zona de confort, su trayectoria se sustenta no sólo de goles de todos los colores; también sumó títulos y prestigio con todas las camisetas. Parte indispensable de las últimas frustraciones del seleccionado, suele ser uno de los señalados en el disgusto popular en los últimos años. Despistes en las finales en el equipo nacional -impropios de su envergadura, más allá de que casi todos no dieron en la tecla-, lo arrojaron al lodo de la intolerancia. Jorge Sampaoli, el DT del seleccionado, no lo tiene en carpeta, a pesar de que en las urgencias y en los ensayos el equipo sigue sin gol, más allá de Leo Messi. Gonzalo Higuaín, a los 29 años, se desquita en el área con la prepotencia de los que escriben la historia.

A los 22 minutos, controló el balón, corrió un metro y definió con clase. A los 28 de la segunda etapa, amagó y envió la pelota a la red, previo paso por un sutil toque con el palo. Pipita -casi siempre delante de Dybala, una inspiración que crece y desvanece, según el momento-, anotó los goles del triunfo de Juventus por 2 a 0 sobre Milan, como visitante. Así, alcanzó los 101 tantos en el Calcio, un privilegio que sólo tiene un pequeño grupo privilegiado de artilleros de nuestro país.


Gabriel Batistuta, el líder de esa clasificación, suma 184 goles; lo siguen Hernán Crespo, con 153, Enrique Sívori, con 147, David Trezeguet, con 123 y Abel Balbo, con 117. Y detrás, el goleador surgido en River.

Higuaín llegó a Italia para jugar en Napoli, en julio de 2013. Se había ido de Real Madrid con un total de 107 goles en la Liga de España, todo un suceso. Fueron tres temporadas en el club que alcanzó la cúspide con Diego Maradona, con un total de 91 goles en 147 partidos; 71 de esos gritos fueron en la Serie A.

Desde que juega en Juventus, Higuaín elevó su promedio goleador. Totaliza 39 goles en 70 partidos, 30 de ellos en la Serie A y el resto por competiciones europeas.

"Soy el mismo jugador que antes. No escucho las críticas ni los elogios. Estoy feliz por el partido y por el triunfo, que premió el gran esfuerzo de todo el plantel", comentó el artillero, que prefiere escaparle a la sombra de los cuestionamientos y, también, a los adoradores de las marcas numéricas. "No estoy pendiente de lo que se dice. Mi objetivo es ayudar al equipo con mis goles, que dedico a todos los que siempre creyeron en mí, no a los otros", advirtió. Directo, sin rodeos. Como en el área.

Sus goles le permitieron a Juventus treparse a la cima del campeonato, que ahora comparte con Napoli (jugará hoy en el San Paolo ante Sassuolo), situación que lo pone alerta. "Somos un equipo fuerte y difícil de vencer. No nos marcaron goles y eso es importantísimo", aseguró, aunque entiende que el recorrido es extenso y apenas van 11 jornadas. "No creo que este triunfo asegure nada. El campeonato es largo; el scudetto es el objetivo", expresó el número 9, todo un símbolo. Respetado en el mundo; cuestionado acá, a la vuelta de la esquina.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas