Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Belleza, nuevos paradigmas

Domingo 29 de octubre de 2017
0

Muchas veces hemos celebrado desde estas columnas que en distintas localidades de nuestro país se deje de entronizar a las tradicionales reinas de la belleza. Afortunadamente, en los últimos años son ya más de una treintena los concursos que se han dado de baja en el interior, pero cientos aún perviven en una añosa costumbre que prolonga un culto al cuerpo femenino y a sus atributos que lejos están de responder a los nuevos cánones de igualdad y defensa ante la violencia de género.

En 2016, Gualeguaychú había cancelado los concursos por estos motivos, reemplazándolos por premios a "representantes culturales". El verano pasado, la elección de la Reina del Mar 2017, en Mar del Plata había sido sede de una polémica entre quienes apoyan estos certámenes y quienes proponen reconvertirlos para que la premiación sea a base de modelos diferentes. La elección se dio entre grupos que protestaban airadamente con pancartas del tipo "Tu belleza no me representa" o "Me gustan las gorditas".

En esta oportunidad, celebramos que la Fiesta Provincial del Turismo y el Vino prescinda, por primera vez, de la elección de una reina a partir de una resolución del Sistema Federal de Ingresos Públicos, la Secretaria de Cultura, el Ente Mendoza Turismo, la Municipalidad local y la Cámara de Turismo. Esta decisión podría extenderse próximamente, en medio del debate, a otra destacada celebración como la de la vendimia.

La Comisión Nacional Coordinadora de Acciones para la Elaboración de Sanciones de Violencia de Género (Consavig), que funciona en el Ministerio de Justicia, se creó en 2011 con el fin de aplicar en conjunto con otros organismos e instituciones, sanciones a la violencia de género. También brinda protección a la mujer y asesoramiento sobre la implementación de la ley vigente. Un interesante trabajo de este organismo a partir de Google Maps permite conocer fácilmente la situación de varias localidades en relación con estos concursos en nuestro país (http://perlaprigoshin.com.ar/2016/12/29/ciudades-sin-reinas/).

Estos certámenes ganaron fuerza en el Siglo XX y ciertamente contribuyeron al desarrollo de una sociedad por demás sexista y misógina. Hoy celebramos los cambios de paradigmas que imponen nuevos aires para desincentivar la violencia de género, contrarios también al tráfico humano, a la discriminación e incluso a la pedofilia ligada a jovencitas desfilando ante jurados masculinos. Debemos apoyar enfáticamente que las premiaciones sean más inclusivas.

Celebramos que los auspicios y aportes económicos a los concursos por parte de firmas comerciales, hoy sumen inversión y espacio para campañas publicitarias en línea con las nuevas tendencias. Dove, de Unilever, impulsa globalmente desde 2004 la propuesta de "cuerpos reales", alejados de la perfección; Ser tiene una campaña actualmente en el aire, que enfatiza el valor de lo interior: "Lo que te hace linda no es tu cuerpo sino lo que hacés con él". Por su parte, Dermaglós combate el concepto "antiedad" y propone "llevarse bien con el tiempo".

Las nuevas estéticas apuntan a superar activamente la violencia simbólica, rescatar valores y generar una nueva conciencia, educando también a las jóvenes generaciones en las nuevas formas de belleza, alejadas de patrones culturales estereotipados que flaco favor le hacen a la inclusión.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas