Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Modificar el Código Contravencional, la estrategia porteña contra los "trapitos"

Tras las elecciones, el gobierno de la ciudad busca subir las penas y facilitar los mecanismos para sancionar a los cuidacoches no habilitados; en 2016, hubo 7444 causas

Domingo 29 de octubre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Las zonas donde actúan los cuidacoches se fueron extendiendo
Las zonas donde actúan los cuidacoches se fueron extendiendo.

Fortalecido tras las elecciones, el gobierno de la ciudad buscará en los próximos meses un objetivo que en reiteradas ocasiones le fue adverso en la Legislatura: endurecer las penas y facilitar los mecanismos para luchar contra los "trapitos" y las mafias detrás de ellos. El instrumento que usarán es la actualización del Código Contravencional de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El proyecto será presentado en las próximas semanas para su debate en el recinto que, según se estipula, podrá extenderse durante un plazo máximo de seis meses.

El cambio principal, según el borrador al que tuvo acceso LA NACION, es la modificación de una parte central del artículo vigente en donde, para constituirse la contravención, se hace referencia a la "exigencia" de una retribución para poder estacionar. Es decir, para poder sancionarlo, hoy se tiene que probar esa exigencia.

Sin embargo, en el nuevo artículo ese término se sustituirá así: "Quien realiza las actividades de estacionamiento y/o cuidado de vehículos en la vía pública sin autorización legal, es sancionado/a con una multa de $ 1000 a $ 3000".

En los siguientes párrafos se detalla el aumento de penas, que hoy va de uno a dos días de trabajo de utilidad pública o multa de $ 200 a $ 400; y que si existe previa organización, se eleva al doble para el organizador. El nuevo texto prevé que si el cuidacoches se encuentra a menos de 1000 metros de un evento masivo, ya sea un recital o un partido de fútbol, la multa será de entre $ 2000 y $ 5000. Esa pena regiría desde cuatro horas antes hasta una después de finalizado. Además, quienes conformen una banda -las denominadas "mafias"- tendrán una multa mayor, de entre $ 10.000 a $60.000, o de entre 15 y 45 días de prisión. Si en esa organización se llegasen a ver involucrados menores de edad, aumentarían las multas, que irían de $ 20.000 hasta $ 80.000 o de entre 30 a 60 días de prisión.

"Se trata de una demanda ciudadana desde hacía mucho tiempo. Una respuesta al vecino le teníamos que dar sí o sí, porque así lo exigía", dijo una importante fuente gubernamental.

Según cifras del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad, en 2016 hubo 7444 causas iniciadas por violación a este artículo. En el último tiempo los "trapitos" se fueron expandiendo a nuevas zonas en la ciudad, como es el caso de la Boca, algunas manzanas de Recoleta y en las calles que hay entre las avenidas Luis María Campos y Del Libertador, en Las Cañitas. Y a eso debe sumarse la presencia de los cuidacoches en cada evento masivo -deportivo o artístico- que se hace en la ciudad.

"Hace dos semanas fui a la zona del Outlet del Hipodrómo de Palermo, y como sé que cerca no hay lugar, intenté dejar el auto entre las calles Maure, Gorostiaga y Villanueva. Pero no sólo me resultó imposible, sino que además me amenazaron para sacarme dinero", contó Elena López, de Villa Ballester.

Gabriel Moreira vivió una situación que hoy le causa risa. El Día de la Madre quiso estacionar su auto a dos cuadras de su departamento, en Recoleta. "Cuando vino el «trapito» a pedirme dinero le dije que no le iba a pagar porque estaba a dos cuadras de mi casa. La discusión escaló y hasta le tuve que mostrar mi documento para que viera la dirección. Una locura", relató.

El proyecto del nuevo código, que fue elaborado por los equipos del ministro de Justicia y Seguridad, Martín Ocampo, el subsecretario de Justicia, Jorge Enríquez, el Fiscal General de la Ciudad, Luis Cevasco, y el presidente de la Comisión de Justicia en la Legislatura porteña, Daniel Presti, será presentado en los próximos días en esa comisión para dar comienzo a su tratamiento.

Uno de los puntos clave en donde busca hacer eje Pro es remarcar que no se trata de una mera acción recaudadora, ya que se actualizarán todos los montos de las contravenciones, pero con unidades fijas, en vez de montos fijos. Es decir, se empezará a usar dichas unidades, como en el presupuesto porteño, que equivalen a medio litro de la nafta de mayor octanaje de YPF.

Otras posturas

Pero en el recinto existen otras dos posturas. Una de ellas es la del bloque del Frente para la Victoria, que plantea que la acción no debería penalizarse, sino regularse. "La iniciativa del Gobierno es marketing punitivista. Ya tiene las herramientas en el Código Contravencional para combatir a las mafias de los trapitos y no lo hace. Habría que preguntarle por qué", afirmó el titular de dicha bancada, Carlos Tomada, quien remarcó que la prioridad de su bloque es "proteger a los desocupados o jubilados" que realizan esa actividad como forma de subsistencia.

En Suma + tienen una posición diferente. Según dijo la legisladora Natalia Fidel, autora del proyecto que presentó el año pasado el bloque, el objetivo del espacio que comanda Martín Lousteau, es que se pene a las mafias, pero que se incluya dentro del registro de personas habilitadas para cuidar coches en la calle a aquellos que viven de esa actividad. "Nosotros proponemos prohibir la actividad, pero generando un régimen de excepción o un programa de inclusión social de cuidacoches ampliando las tarjetas que ya existen para jubilados, pensionados y discapacitados", dijo.

Este programa se encuentra bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat y establece una serie de parámetros, como por ejemplo, cuadras designadas para cada persona y horarios de trabajo.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas