Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Qué hacer con las elecciones, la duda que crece en los separatistas

Domingo 29 de octubre de 2017
0

BARCELONA.-Para muchos, la prueba de fuego es mañana. Pero mientras llega, la duda urgente compete a la decisión que debate el independentismo. A saber, ¿participa o no en las elecciones regionales, para las que faltan 53 días?

Una vez más, ese "amante del quietismo" que es el presidente español, Mariano Rajoy, les cambió el juego con una sorpresa: elecciones tan pronto como el 21 de diciembre. ¿Qué harán? ¿Quedarse fuera y dejar que otros se lleven el gobierno?

En ese caso, queda la opción de gritar que los comicios fueron ilegítimos, que carecen de representatividad y que sin las fuerzas independentistas están condenados a ser una farsa.

Gritar se puede gritar siempre. Pero habría que hacerlo desde el frío y la falta de dinero que impera fuera de las instituciones. Desde una precariedad que dejó de ser familiar para muchos que, además, podrían enfrentar causas judiciales. En ese caso, la nada o la escasez podrían ser mala compañía.

"No podemos participar en elecciones que convoca el Estado del que nos queremos independizar", decían ayer, con indudable lógica, dirigentes del partido antisistema CUP. Pero hasta la CUP ha cambiado en estos días.

Ya lo dijo la diputada Anna Gabriel al momento de votar "en secreto" la independencia de Cataluña. "Nada más lejos de nuestros valores que el voto secreto, pero lo hacemos por necesidad", señaló. Todo un alarde de pragmatismo. O de lo que el pragmatismo puede hacer con la más ferviente de las épicas.

Más allá de matices, la CUP es, a esta hora, la más resistente a participar "de las elecciones de Rajoy", como las llaman sus dirigentes. Pero ya no puede decirse lo mismo del PDeCAT ni de Izquierda Republicana de Cataluña (ERC).

El dato, a esta hora, es que el frente independentista podría quebrarse con el anzuelo de las elecciones.

En sentido contrario, los partidos nacionales no sólo están en carrera, sino que barajan una posible alianza. Un acuerdo "que permita terminar con el independentismo", según dijo la ascendente Inés Arrimadas, del partido Ciudadanos en Cataluña. "Nos comprometemos a apoyar en el gobierno al partido nacional que resulte más votado en diciembre", dijo. Acaso, con la ilusión de ser ella la que ponga voz a esa "mayoría silenciosa" de la que tanto se habla en la región y que nunca aparece.

Pero antes de llegar a las elecciones del 21 de diciembre hay que pasar por los 53 días que las preceden. Entre ellos, el de mañana. Retorno a la actividad y al fantasma de la resistencia civil en Cataluña. ¿Existirá?

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas