Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Se negó a declarar el subcomisario detenido

Germán Streitenbeger está acusado por extorsionar a un comerciante

Domingo 29 de octubre de 2017
SEGUIR
Corresponsalía La Plata
0

LA PLATA.- Se negó a declarar el jefe policial de Coronel Pringles y la misma actitud tomaron los dos oficiales subalternos acusados de extorsionar durante varios meses al propietario de un local nocturno y se investiga si también pudieron haber pedido coimas a otros comerciantes del distrito de Puan.

Los tres policías prefirieron guardar silencio en los tribunales de Bahía Blanca y quedaron detenidos a disposición del juzgado de Garantías N° 1 de esa ciudad. Se trata de jefe de la Estación policial de Coronel Pringles, subcomisario Germán Streitenbeger, el subcomisario Martín Aguilar y el sargento Franco Andrada Zurita.

Los pedidos de coimas habrían comenzado entre finales del 2015 y principio de 2016 a un comerciante de la localidad de Darregueria, siempre en Puan. "Trabajaste todo este tiempo tranquilo. Ya es tiempo de que aportes. Y sino lo hacés, dice el jefe que te vamos a plantar droga y te vas a comer diez años", asegura el denunciante que le dijo el subcomisario Streitenberger en el primer encuentro.

El caso se inició cuando la Auditoría General de Asuntos Internos de la policía bonaerense recibió una denuncia anónima en la que se relataba que un policía le había exigido a ese comerciante $ 5000 para dejarlo en paz. En esa denuncia fue señalado también Streitenberger y otro jefe de la policía local.

El comerciante, sin embargo, no se conformó con esa presentación en Asuntos Internos y se acercó a la Justicia. Contó que las cifras que los policías reclamaban para dejarlo tranquilo escalaron mes a mes, hasta llegar a $ 20.000.

Los dichos del comerciante, dijeron fuentes del caso, están respaldados con copias de los mensajes de texto y una filmación casera que aportó la propia víctima. La imagen registra el momento en el que se concretaría uno de los pagos periódicos al oficial de calle, el sargento Zurita.

En la división de Asuntos Internos, los hombres que comanda el auditor general Guillermo Berra piensan que estos policías podrían ser parte de una red más amplia de corrupción.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas