Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Desplazado de las ciudades, EI se reagrupa en un desierto de Siria

Luego de perder casi todo el territorio que controlaban, los jihadistas empiezan a cambiar su plan de lucha

Lunes 30 de octubre de 2017
SEGUIR
Agencia AP
0
Un miembro de las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF) en Raqqa
Un miembro de las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF) en Raqqa. Foto: AFP / Delil Souleiman

BEIRUT.- Los insurgentes de Estado Islámico , expulsados de un bastión urbano tras otro en Siria e Irak, se trasladaron recientemente a un remoto desierto sirio, donde según los expertos están reagrupándose y preparando su próxima ofensiva.

El autoproclamado califato de la milicia radical sunnita, con amplios territorios que unían ciudades importantes como Raqqa en Siria y Mosul en Irak, se desvaneció, pero muchos están de acuerdo en que su derrota sobre el terreno no significa el final de EI.

Más allá de las zonas urbanas y deshabitadas está el vasto desierto sirio, también conocido como Badiyat al-Sham, famoso por sus cuevas y montañas escarpadas. Se extiende a lo largo de 500.000 kilómetros cuadrados en partes del sudeste de Siria, el nordeste de Jordania, el norte de Arabia Saudita y el oeste de Irak.

El desolado paisaje es un escondite perfecto y una segunda casa para muchos de los miembros de EI desde de los días previos al nacimiento de su califato. Los expertos estiman que se necesitarán cientos de miles de efectivos para montar operaciones de búsqueda, e incluso más para controlar el desierto de forma permanente.

Una vez que se pierdan en el desierto, sin un ejército de decenas de miles de seguidores de docenas de países, los jihadistas de EI recurrirán a los ataques al estilo de una guerrilla, es decir, atropellos y atentados suicidas dispersos.

"Les gusta librar batallas en el desierto y volverán a las viejas costumbres", señaló Omar Abu Laila, un activista opositor asentado en Europa, pero originario de la provincia de Deir el-Zour, en el este de Siria y que está en el corazón del Badiyat al-Sham.

Los líderes de EI parecen haber elaborado planes de contingencia que incluyen precisamente esto: reagruparse en el desierto y lanzar ataques, como hizo su predecesor Al-Qaeda en Irak durante más de una década, tras la invasión de 2003 liderada por Estados Unidos.

Algunos de esos planes están ya en marcha. En la localidad de Mayadeen, un antiguo feudo de la milicia en el este de Siria, los milicianos se retiraron y desaparecieron en el desierto tras sólo unos días de combates con las fuerzas del gobierno sirio este mes.

Brett McGurk, el principal representante de Estados Unidos en la coalición que lucha contra EI, dijo que el grupo insurgente sunnita controla ahora menos del 10% de los territorios que llegó a tener en Irak y Siria durante su apogeo.

El grupo sigue teniendo cierto atractivo para los sunnitas, que se quejan de la discriminación por parte del gobierno chiita de Irak y de la minoría alawita del presidente de Siria, Bashar al-Assad.

EI también buscará ganar tiempo y beneficiarse de otros conflictos, como los enfrentamientos registrados este mes entre las fuerzas iraquíes y las kurdas tras el referendo de independencia de los kurdos. Este asunto ya restó recursos a la guerra contra EI, dijo el teniente general Paul Funk, el general estadounidense de mayor rango en Irak.

Tropas iraquíes, milicianos chiitas y fuerzas kurdas expulsaron a EI de casi todo Irak, pero si se enfrentan entre ellos podrían dar a los extremistas una ocasión para reagruparse. EI "volverá a encontrar una base de apoyos en el Irak sunnita", donde hay un gran descontento con el gobierno liderado por chiitas, apuntó desde Washington Mutlu Civiroglu, un analista especializado en el tema kurdo que sigue la batalla contra el grupo.

Tras perder territorios en Siria e Irak, la milicia radical intentará aumentar su presencia en Libia, Yemen, Afganistán, norte de África y otras partes del mundo. El hecho de que EI "llevó a cabo o inspiró ataques en alrededor de 30 países en todo el mundo muestra su alcance global", agregó. El grupo recurrirá así a su arma predilecta: los ataques suicidas.

Agencia AP

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas