Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La decisión de Federico Bruno: "Me voy del país, me voy a vivir a España"

El atleta de 25 años emigra al país ibérico en busca de potenciar todo su talento; "si quiero mejorar, tengo que vivir afuera de la Argentina", dice

El paraguayo Derlys Ayala abraza a Federico Bruno, tras haber arribado a la meta corriendo de lateral
El paraguayo Derlys Ayala abraza a Federico Bruno, tras haber arribado a la meta corriendo de lateral. Foto: LA NACION
Lunes 30 de octubre de 2017 • 01:25
SEGUIR
PARA LA NACION
0

"Me voy del país. Me voy a vivir a España", dice Federico Bruno, con un dejo de tristeza aunque convencido del camino tomado. A los 25 años, el atleta de Concordia, Entre Ríos, y mejor mediofondista del país que se codea con los mejores del continente, acaso, tomó la decisión más difícil de su carrera deportiva: se va del país. "Me quiero levantar todos los días pensando en una final olímpica", agrega, otra vez con una contundencia pasmosa. El campeón sudamericano de 1500 metros, tomó una de las determinaciones más importantes de su vida, imitando a otros argentinos que eligieron España para poder proyectarse internacionalmente. Es simple, Bruno busca lo que no tiene en el país y que pocas competiciones en Sudamérica podrían aportarle a las condiciones naturales que posee: el roce internacional de alto nivel.

-¿Por qué te vas de la Argentina?

-Acá o en Sudamérica se ganan los 1500 metros con 3.43-3.44 minutos y lo que busco son carreras con un mayor nivel, que se corra en menos de 3.38 minutos para que me ayude a mejorar. Quiero hacer todas las especialidades que me lleven a mejorar: pista cubierta, al aire libre y cross.

-¿Cuándo lo decidiste?

-En abril estando en Estados Unidos pensé: "Si quiero mejorar, tengo que vivir afuera de la Argentina". Siempre hice base en España para mis temporadas de verano, en Zaragoza, y esta vez estuve en Madrid. Probé en un grupo de entrenamiento junto con los mejores de España. Y me convenció el entorno que hay para entrenar y el ambiente fuerte y competitivo; es lo que necesito para mejorar.

-¿Y por qué España?

-Por varias razones: el idioma, por la escuela de medio fondo y fondo que es de las mejores del mundo. Allá suelen tener siempre atletas en finales de Juegos Olímpicos o Mundiales en carrera de medio fondo y fondo. A diferencia de otros países europeos, las costumbres son muy parecidas a las nuestras, eso es una ventaja para sentirme más cómodo.

Foto: Cada

Durante la conversación. Federico repite varias veces con seguridad que se va para "explotar al máximo su rendimiento". Esa seguridad está cargada de la misma convicción con la que afrontó diferentes objetivos en el pasado y a los que llegó a pesar de la oposición de dirigentes y entrenadores. Un ejemplo, es verdad, fue su incursión en el maratón, distancia que lo convirtió en atleta olímpico. Pero para el concordiense eso no alcanza. Al menos por ahora.

España supo ser un país líder en distancias de medio fondo, luego de la supremacía de Kenia, Etiopía o Marruecos. El país ibérico aparecía, por su fortaleza, en las pruebas de medio fondo y fondo como un duro contendiente. Uno de sus bastiones fueron los 1500 metros llanos en la que logró meter a 3 atletas en grandes finales de Juegos Olímpicos o Mundiales. Hoy quizá no goza de esa superioridad, pero el conocimiento quedó, se conserva y Federico tiene la premisa de ampaparse y naturalizar lo más posible todo lo que la competencia en Europa pueda generarle.

-¿Qué objetivos te planteás?

Soy consciente de que mis mejores años están por venir, sé que hasta los 32 o 33 años tengo tiempo para mejorar mis marcas. Me falta madurar deportivamente. Y que esa mejoría vendrá con los años. No voy con la idea de mejorar y volver, voy agotar mis posibilidades. Se que puedo mejorar desde el 1500, 5000, o 10.000 metros.

Dentro de esos objetivos está llegar a una final del mundo y a una final olímpica. "Ese es el trabajo que voy hacer todos los días, (repite) todos los días. Una vez en una final uno puede pensar en una medalla, porque ya estando entre los 8 mejores la medalla es para cualquiera", sostiene.

Ese es el destino elegido por Federico Bruno. Esta vez no será un destino transitorio como lo hizo en los últimos cinco años, sino que se va por varios años. Para ello, formará parte del selecto grupo de entrenamientos de Antonio Serrano, en el Centro de Alto Rendimiento Deportivo de Madrid.

El Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Enard) confía en este proyecto y apoyará económicamente sus requerimientos para 2018. En el pasado, Bruno llegó a mostrarse como un atleta revolucionario, por sus fuertes roces con la Confederación Argentina de Atletismo (CADA), pero ahora dice que el vínculo mejoró mucho. "Mientras se cumplan los requerimientos que yo planteo para poder mejorar, no habrá problema", explica.

Por lo que queda del 2017, aún tenemos algunas chances de verlo correr en el país: el 12 de noviembre estará en la Media Maratón Diario el Liberal; el 18 noviembre, en la San Felipe en Uruguay; y ya el 25 de noviembre lo podremos ver pero en Ezeiza partiendo para España.

Federico Bruno sigue la senda marcada por Braian Toledo (ambos de la misma camada 1993), lanzador de jabalina y finalista Olímpico en Río 2016, quien hizo lo propio eligiendo Finlandia, cuna de los mejores jabalinistas del mundo. Hoy Bruno, emulando a otros argentinos que en distintas épocas como Griselda Gonzales, Marcelo Cascabelo o Antonio Silio, buscó mejorar todo su potencial para buscar meterse entre la elite mundial. Por cierto, una empresa compleja para un atleta blanco, aunque no imposible dado su talento y convicción. "Me voy para explotar al máximo mi nivel. Sé que puedo y voy por eso", apuesta. El futuro está en sus manos. O mejor dicho, en sus pies.

Federico Bruno durante el Maratón olímpico de Río 2016
Federico Bruno durante el Maratón olímpico de Río 2016. Foto: Román Rodríguez
En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas