Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las mujeres de Kim Jong-un: su esposa y su hermana, dos pilares del régimen norcoreano

Ri Sol Ju y Kim Yo-jong se muestran cada vez más junto al líder de Pyongyang y lo ayudan a sostener su poderío

Lunes 30 de octubre de 2017 • 07:24
0
Kim junto a su esposa
Kim junto a su esposa. Foto: AFP

Kim Jong-un no está solo. El líder de Corea del Norte siempre aparece en cada sitio al que va acompañado por una comitiva grande de gente que trabaja para él. Sin embargo, en los últimos días, algo más llamó la atención: dos jóvenes mujeres, en la periferia pero siempre presentes.

La semana pasada, Kim visitó una fábrica de cosméticos y allí se lo vio a pura sonrisa junto a su esposa desde hace ya siete años, Ri Sol Ju, y su hermana Kim Yo-jong.

No es sólo el cariño el que las puso allí. No. Cada una de ellas cumple con un rol específico en el complejo entramado del régimen de Pyongyang. Sol Ju es la imagen del glamour y del sentimiento aspiracional; Yo-jong es la foto de la mujer trabajadora.

"Su esposa permite a Kim Jong-un presentar el lado más suave de sí mismo. Son una pareja moderna, joven y viril. Esta nueva generación de norcoreanos que crece en un país con poderío nuclear asocia ser asertivo con ser glamoroso", dijo Jung H. Pak, ex analista de Corea en la CIA que ahora trabaja en la Institución Brookings, según publica el diario The Washington Post.

Por su parte, la hermana de Kim, que tiene 28 años, es una de sus ayudantes más cercanas. Este mes, el líder la elevó a la oficina política del gobernante Partido de los Trabajadores, acercándola más al centro del poder. "Ella lo está apoyando. Sabe que no es una líder por derecho propio ", agregó Pak.

Kim junto a su hermana
Kim junto a su hermana. Foto: Reuters

De todos modos, es poco lo que se conoce sobre ambas. Ri se cree que tiene unos años menos que Kim, de 33. Pertenece a una familia de elite que ayudó a mantener a los Kim en el poder. Según ciertos informes, fue cantante de la Orquesta Unhasu, parte de los esfuerzos de propaganda del régimen y viajó a Corea del Sur en 2005 como miembro de un equipo de animadores en una competencia atlética.

Se cree que Kim y Ri se conocieron por la tía del líder y que se casaron en 2009 o 2010 con la bendición de Kim Jong Il. Tienen dos o tres hijos, aunque solo un nacimiento fue confirmado. Cuando Ri aparece en público, en su papel de esposa devota, a menudo usa trajes chic al estilo Chanel e incluso una vez fue vista con un bolso Christian Dior. Todo con la mirada puesta en representar el nuevo tipo de ideal socialista: Corea del Norte quieres ser un país moderno con estilo y armas nucleares.

Kim Yo-jong apareció por primera vez en público en el funeral de su padre, a fines de 2011, y ahora está a cargo de promover la imagen de su hermano. Encabeza el departamento de propaganda del Partido de los Trabajadores y fue vista organizando documentos y logística en varios eventos importantes, incluido un desfile militar.

"Kim Yo-jong siempre está en el fondo, como escondida detrás de su hermano en alguna parte. Ella no es importante por derecho propio, pero es parte de esta regla dinástica ", comentó Pak.

El estatus de las mujeres en Pyongyang no es uno solo. Bajo el comunismo, están más integradas en la fuerza laboral e incluso forman parte del Ejército. Además, mientras sus esposos trabajan en fábricas estatales o granjas para ganar salarios que apenas alcanzan, las mujeres casadas van a los mercados para vender de todo, desde pasteles de arroz caseros hasta ollas de arroz importadas, consiguiendo mucho más dinero que sus maridos.

Kim junto a su esposa
Kim junto a su esposa. Foto: Reuters
En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas