Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Sin rebeldía o resistencia, los separatistas acatan las órdenes de Rajoy

Los funcionarios símbolo de la secesión abandonaron sus despachos; buscarán el desquite en las urnas

Martes 31 de octubre de 2017
0
Mariano Rajoy
Mariano Rajoy. Foto: AFP / Javier Soriano

MADRID (De nuestro corresponsal).- La ficción de la república catalana se desinfla aceleradamente: los propios impulsores de la declaración de independencia del viernes pasado aceptaron ayer de facto la intervención en las instituciones regionales dispuesta por el gobierno de Mariano Rajoy .

Lo hizo primero la presidenta del Parlamento, Carme Forcadell, al acatar, en una comunicación a los diputados, la disolución de la Cámara que decretó La Moncloa. Horas después, los dos partidos que integraron la alianza separatista Junts pel Sí anunciaron que participarán de las elecciones autonómicas del 21 de diciembre convocadas por Rajoy.

La "resistencia pacífica" a la que llamó el destituido presidente Carles Puigdemont quedó limitada a su gesto desafiante de viajar a Bruselas con la aparente intención de pedir asilo político (ver aparte).

Él no pisó ayer el Palacio de la Generalitat ni sacó a sus simpatizantes a la calle.

La mayoría de sus ex colaboradores aceptaron en silencio las órdenes de Madrid y aprovecharon la "cortesía" de que los dejaran vaciar sus despachos a primera hora de la mañana.

Sólo uno de los consellers removidos, Josep Rull (Territorio), amagó con rebelarse: publicó una foto en su oficina, simulando que seguía trabajando. Poco después salió del edificio.

Los Mossos d'Esquadra, la policía autonómica, ya trabajan a las órdenes del Ministerio del Interior español. El anterior jefe de la fuerza, Josep Lluís Trapero, acató de inmediato su destitución y su reemplazante, Ferran López, se reunió con el ministro José Ignacio Zoido y garantizó que cumplirá con las directivas de los nuevos mandos interinos.

El vicepresidente Oriol Junqueras, líder de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), también pasó por sus oficinas. Estuvo 45 minutos.

Junqueras participó de la cumbre en la que ERC anunció que competirá en las elecciones de diciembre, que se celebrarán bajo la legalidad autonómica. "Encontraremos la manera de participar en esas elecciones porque son una manera más para consolidar la república y no hemos de desaprovechar ni una ocasión", dijo el vocero Sergi Sabrià.

Marta Pascal, coordinadora de PDeCAT (el partido de Puigdemont), confirmó que ellos también irán: "Nos vemos en las urnas, señor Rajoy".

ERC y PDeCAT formaron en 2015 la coalición Junts pel Sí, que formó gobierno y avanzó con el plan separatista hasta la declaración de independencia del viernes. No está claro si volverán a presentarse unidos. El otro partido que integró el bloque secesionista, el anarquista Candidatura d'Unitat Popular (CUP), todavía no definió si se anotará en las elecciones convocadas por Rajoy. Pero sus referentes ya no son taxativos acerca de la idea de boicotearlas.

El calendario electoral los obliga a actuar rápido. El próximo martes vence la fecha para inscribir coaliciones y una semana después hay que presentar las listas de candidatos.

Para Fitch, La economía sigue en zona de riesgo

La agencia Fitch informó ayer que continúa considerando la secesión de Cataluña como algo "muy improbable", y aseguró que la actual calificación de España refleja las persistentes tensiones con la región que busca su independencia.

No obstante, Fitch advirtió que podría haber consecuencias para la calificación de España, actualmente en BBB+, si se produce una nueva escalada de las tensiones en Cataluña que empeore significativamente las perspectivas de crecimiento económico y sus finanzas públicas.

El número de empresas que trasladaron su sede social fuera de Cataluña ascendía hasta el viernes a 1821 desde el día posterior al referéndum del 1° de octubre hasta el pasado viernes. El éxodo empezó el 9 de octubre, víspera del pleno convocado por el Parlamento para debatir la declaración de independencia, cuando trasladaron su sede social 212 empresas.

Qué se espera de las elecciones en la región

Casi todos partidos políticos anunciaron que participarán

Una carrera de 50 días

No hubo que esperar. En el primer día de intervención oficial del gobierno español en Cataluña, los partidos políticos con actividad en la región anunciaron su intención de participar en las elecciones convocadas por Mariano Rajoy. El único matiz es el antisistema CUP. Su diputada, Mireya Boia, descalificó la autoridad de Rajoy para convocarlas. Pero no dijo que la fuerza, vital para cualquier acuerdo del frente republicano, no vaya a participar. Dos son los grandes frentes electorales. El de partidos regionales, con orientación independentista, y los de referencia nacional

Las fuerzas regionales

El Partido Demócrata Europeo de Cataluña (PDeCat) es el de Carles Puigdemont. "Nos veremos en las urnas, señor Rajoy", dijo su vocera, Marta Pascal. Izquierda Republicana de Cataluña (ERC) es el partido de Oriol Junqueras. "Rajoy no tiene capacidad legal para convocar elecciones. Pero encontraremos la manera de participar", dijo su vocera, Sergi Sabra. La CUP descalificó la convocatoria. Pero no dijo que no vayan a participar. Estos tres integran el frente Junts Por el Sí. No queda claro que vayan a reeditarlo. Pero posiblemente ocurra, aunque con otro lema

Los partidos nacionales

Tanto el Partido Popular (PP) como el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y Ciudadanos confirmaron su participación. Hay conversaciones para hacer acuerdos. Inés Arrimadas, de Ciudadanos, propuso un compromiso para que las fuerzas nacionales se "comprometan" a apoyar a la que resulte más votada. Aún no hubo respuesta. Las encuestas muestran que podría ser ella

Los sondeos

Según una encuesta de Sigma Dos para el diario El Mundo publicada anteayer, los partidos independentistas perderían la mayoría absoluta que tienen en el Parlamento si las elecciones se celebrasen ahora. Obtendrían un 42,5% de los votos, frente al 43,4% que sacarían los partidos no independentistas. Si las elecciones fuesen hoy, el ERC, el PDeCat y la CUP sumarían como mucho 65 diputados, tres menos de los 68 que marcan la frontera de la gobernabilidad y siete menos de los que tienen hoy

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas