Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Con siete asesinatos por hora, Brasil sufrió un récord de violencia en 2016

De la mano de la recesión, la cantidad de muertes violentas subió un 3,8% y alcanzó una cifra histórica

Martes 31 de octubre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Brasil y un record que asusta
Brasil y un record que asusta. Foto: Archivo

RÍO DE JANEIRO. No sólo en la economía la recesión de Brasil dejó efectos desastrosos . Con la falta de recursos destinados a la seguridad pública, el año pasado el país registró el mayor número de muertes violentas en su historia: 61.619 homicidios, o siete asesinatos por cada hora, según datos revelados ayer en el Anuario Brasilero de Seguridad Pública.

"Es como si Brasil sufriese un ataque de bomba atómica cada año. Son datos impresionantes que refuerzan la necesidad de cambios urgentes en la manera en que desarrollamos las políticas de seguridad pública. No es posible aceptar que la sociedad conviva con ese nivel de violencia letal", señaló a la prensa Renato Sergio de Lima, director-presidente del Foro Brasileño de Seguridad Pública, encargado del informe.

Los últimos datos apuntan que hubo un crecimiento del 3,8% en relación con las muertes violentas de 2015 y que ahora Brasil se ubica con una tasa de homicidios de 29,9 por cada 100.000 habitantes.

Los estados que mayor alza tuvieron en comparación con el año anterior fueron Amapá (52%), Río de Janeiro (24%), Rio Grande do Norte (18%), Pernambuco (14,4%), Bahía (12,8%), Sergipe (11,5%), Pará (103%), Rio Grande do Sul (8,5%), Rondonia (7%), Santa Catarina (4,9%) y Piauí (4,3%). En números absolutos, los estados con mayor cantidad de asesinatos fueron Bahía (7110), Río de Janeiro (6262), San Pablo (4925), Pernambuco (4479) y Minas Gerais (4348); el pequeño Sergipe fue el estado que alcanzó la mayor tasa de muertes violentas por cada 100.000 habitantes (64), seguido por Rio Grande do Norte (56,9) y Alagoas (55,9), los tres en la empobrecida zona del Nordeste.

"Hasta 2015 y comienzos de 2016 señalábamos que la violencia estaba creciendo en el Nordeste. Eso sucede, pero los datos muestran que la violencia está diseminada por todo el país hoy. Ésa es la más pura y dolorosa realidad de por qué la población está atemorizada", destacó De Lima.

Sacudido por la caída en el precio de las commodities y la implementación de políticas económicas erradas durante el segundo gobierno de Dilma Rousseff, Brasil atravesó en los dos últimos años la peor recesión de su historia: el PBI se contrajo 3,8% en 2015 y 3,6% en 2016. Esta situación llevó a que el gobierno federal gastara un 10,3% menos en seguridad pública.

"¿Cómo no se priorizó esa agenda con tanta gente muriendo? 61.000 muertos es algo obsceno; es mucho sufrimiento en una nación para que la seguridad esté en segundo plano", apuntó Samira Bueno, directora del foro.

Entre las cifras levantadas por en el anuario se destacan las relacionadas con la letalidad de la policía, que aumentó un 25,8% en relación con 2015. Fueron 4224 personas muertas en intervenciones policiales. De las víctimas, el 99,3% fueron hombres, 81,8% menores de 30 años y 76,2% negros.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas