Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Más de 40.000 pasajeros afectados por el paro de Aerolíneas Argentinas

Entre ayer y hoy se cancelaron unos 330 vuelos; es la primera vez que no hay ningún servicio al exterior; los gremios rechazan la oferta salarial de la empresa estatal

Martes 31 de octubre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Una imagen recurrente: pasajeros varados en el aeroparque porteño
Una imagen recurrente: pasajeros varados en el aeroparque porteño. Foto: Archivo / Mauro Alfieri

No sólo en el aeroparque porteño y en el aeropuerto de Ezeiza el malestar era generalizado entre los pasajeros de los vuelos de Aerolíneas Argentinas y de Austral. Ayer también en varios aeropuertos del mundo, la frustración era la misma: la nueva huelga por 24 horas de cinco de los seis gremios de ambas compañías de bandera dejaba sin viajar al interior y al exterior a unas 40.000 personas.

Dos semanas después de que los mismos sindicatos suspendieran los vuelos, la medida de fuerza anunciada para hoy ya se sentía desde ayer a la tarde, en especial por la cancelación de vuelos internacionales que debían despegar o llegar a Ezeiza en las próximas horas. Entre esos viajes, los de hoy y algunos de primera hora de mañana suman casi 400 cancelados.

El paro fue anunciado el jueves pasado por los gremios aeronáuticos debido a un reclamo salarial. Rubén Fernández, secretario general de la Unión del Personal Superior y Profesional de Empresas Aerocomerciales (UPSA), dijo a LA NACION: "Hace dos meses que empezamos con este tema. Se vencieron la paritaria y la conciliación obligatoria, pero la empresa sigue ofreciendo un aumento del 16%. Pedimos entre un 24% y un 26%". El dirigente estimó que unos 10.000 trabajadores podrían sumarse hoy al paro total de actividades.

El gobierno nacional y la compañía aérea criticaron la actitud de los gremios. En la Casa Rosada, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, afirmó que el Gobierno respalda "plenamente la gestión de Aerolíneas" y sostuvo que "va a ser descontado el día de paro" al personal aeronáutico que adhiera a la medida de fuerza.

El presidente de Aerolíneas Argentinas, Mario Dell'Acqua, cuestionó: "Es la primera vez en la historia de la compañía que tenemos que cancelar todos los vuelos internacionales. Un grupo de cuatro o cinco dirigentes gremiales le ocasiona a la empresa un perjuicio tremendo. Les ofrecimos un 16% de aumento con cláusula gatillo, lo que significa que se ajustará según la inflación, sobre la base del 42% que les dimos el año pasado, lo que representa de bolsillo un 20%".

El funcionario agregó a Télam: "A nivel cabotaje, más o menos hemos acomodado las operaciones para los días siguientes (un 70% fue reprogramado), pero a nivel internacional vamos a demorar varios días en regularizar la situación".

Según informó la empresa, se cancelaron los 330 vuelos previstos para hoy. Además, se anularon cerca de 70 viajes más, muchos de ellos porque estaban programados para despegar a partir de la tardede ayer y tenían como destino Roma, Miami, Barcelona, Río de Janeiro y Bariloche, entre otros. "Un paro que originalmente fue convocado por 24 horas tendrá un impacto real de 48 horas o más", denunció Aerolíneas en un comunicado.

El paro fue convocado por la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), la Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (UALA), la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA) y UPSA. La Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA), que agrupa a los tripulantes de cabina, no adhirió a la huelga, aunque continúa sus negociaciones con la empresa.

A las 17.30 de ayer, ya había 50 vuelos cancelados en todo el país y se estimaba que al menos unos 20 viajes adicionales serían afectados por la medida gremial en las primeras horas de mañana.

Desde Aerolíneas calculan que el viernes podrían terminar de reacomodar a los pasajeros de vuelos internacionales suspendidos. Algunos de los clientes, incluso, podrían viajar en otras compañías para agilizar el procedimiento, indicaron fuentes consultadas por LA NACION.

La compañía les ofreció a los pasajeros la reprogramación del vuelo hasta el próximo 30 de noviembre o la devolución del 100% del costo del ticket.

Desde las redes sociales, los pasajeros se mostraron perplejos por la medida, sobre todo porque la paralización de los servicios estaba prevista para hoy y no así para las últimas horas de ayer.

Una mujer llamada Nadia se quejaba a través de Twitter: "Juegan con la gente. Anunciaron el paro para mañana [por hoy] pero sorpresivamente hoy cancelaron vuelos. ¡¡No puedo ir a trabajar!!". Otra pasajera reclamaba: "Hoy [por ayer] a las 10 cancelaron mi vuelo de las 23 porque agarraba el paro en vuelo".

El clima de desconcierto también se vivía en el aeroparque Jorge Newbery. El día de paro tal como se había anunciado aún no había empezado y ya había personas varadas, desconcertadas ante la cancelación de su vuelo. Algunos pasajeros culpaban a la compañía; otros, a los sindicalistas.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas