Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

De la polémica por las entradas a los antecedentes

Habrá unos 500 efectivos en el Sur; se buscará evitar que ingresen simpatizantes de River

Martes 31 de octubre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
La última vez, en marzo pasado, hubo hinchas de River en el Sur
La última vez, en marzo pasado, hubo hinchas de River en el Sur.

Más allá de las vueltas peligrosas en el rubro venta de entradas en los últimos días, en el desquite en la Fortaleza, hay dos antecedentes que provocan, al menos, un llamado de atención. Un cuidado mayúsculo.

El 21 de marzo pasado, por la 16» fecha del torneo anterior, River se impuso por 3 a 1; el equipo millonario tuvo el respaldo del público visitante; allí se produjeron serios incidentes entre los hinchas y la Policía, lo que derivó en heridos y detenidos.

"Hubo forcejeos con la policía en uno de los cacheos de ingreso al estadio y hay algunos policías heridos, y también algunos hinchas, pero todos leves, y ocho hinchas detenidos porque querían ingresar sin su respectiva entrada", contó Juan Manuel Lugones, el polémico titular de Aprevide. El 4 de febrero, por la Supercopa Argentina, que logró Lanús por 3 a 0, un hincha granate falleció cerca del estadio Ciudad de La Plata. La policía identificó a Leonardo Fabián Yanis, de 49 años, que fue atropellado por un colectivo en la intersección de las calles 19 y 526; llegó sin vida al Hospital San Roque De Gonnet.

Según testigos, todo sucedió en el marco de un enfrentamiento entre un centenar de hinchas de Lanús -quienes se trasladaban en cuatro colectivos-, y vecinos del lugar, que arrojaron piedras. Más allá de que el contexto es otro -semifinales de la Copa Libertadores, sólo con público local-, las desventuras de los últimos días provocó un clima de tensión en la antesala del choque, creada por Lugones y, en cierta medida, por los dirigentes granates y millonarios.

En un principio, los dos encuentros iban a tener público visitante. Luego, la medida fue desestimada por los organismos de seguridad. Tiempo después, el club granate decidió la venta de entradas para no socios vía online. Y los fanáticos millonarios habrían comprado rápidamente unas 5000 entradas -de las 8000 previstas-, para ser ubicados en un supuesto escenario neutral. Ante la gravedad de la situación, se pidió que devolvieran los tickets; hasta anoche, apenas fueron 200.

"Que la gente de River no vaya a Lanús porque la va a pasar mal. No hay sector para público visitante ni para neutrales. No vamos a permitir avivadas", comentó Lugones. Tanto revuelo provocó que, hasta Cristian Ritondo, el ministro de Seguridad de la provincia, amenazara con clausurar el estadio. Nicolás Russo, el presidente de Lanús, dejó un mensaje: "Los hinchas de River sabían que no podían comprar esas entradas. Al que cometió el error, Lanús le va a devolver la plata". ¿Hay un plan para evitar conflictos mayúsculos?

Hubo una reunión en el estadio, de la que participaron Lugones, funcionarios policiales y dirigentes de ambos clubes. Se confirmó que el operativo constará de 500 policías; habrá trabajos de prevención para evitar enfrentamientos entre los hinchas de Lanús, y los de River, que pretendan estar. No habrá división de ingresos entre socios y no socios, pero los controles serán más extensos y puntillosos.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas