Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Lewis Hamilton: el festejo en la disco, el deseo de ser nombrado Sir y el próximo desafío

El inglés celebró en Miami el cuarto título mundial, recordó un almuerzo con la Reina Isabel y anticipó que va por la marca de Fangio

Martes 31 de octubre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Hamilton se enfoca en sus próximos objetivos
Hamilton se enfoca en sus próximos objetivos.

Con dos Grandes Premios por delante para la finalización de la temporada 2017 de la Fórmula 1 , Mercedes, de momento, no ofrecerá ningún festejo. No hay tiempo para los enormes espectáculos, más allá de los que el equipo ofrece en las pistas, aunque el campeón Lewis Hamilton celebró su cuarta corona, que logró anteayer en el autódromo Hermanos Rodríguez, de México, junto con amigos y familiares en una discoteca de Miami, donde arribó en un jet privado. Ahora, camino a la anteúltima carrera del año, en Interlagos, el 12 de noviembre, visitará las ruinas de Machu Picchu, en Perú. Un manera de despejar la mente, energizarse, luego de una temporada en la que el piloto inglés recuperó la voracidad bajo una estructura que le respondió con un auto contundente. No es una casualidad que el tetracampeón lanzara el desafío: "Cuatro es un número fantástico, pero ¡ahora quiero el quinto!", remarcó quien igualó en cantidad de títulos al alemán Sebastian Vettel y al francés Alain Prost, y que va por la marca de Juan Manuel Fangio.

"Creo que hay más en mí, que hay cosas por llegar, más retos. Eso me gusta, porque me gustan los desafíos. Quiero que mejoremos. El desafío con Ferrari y Red Bull será más grande, la F.1 no duerme", aseveró quien ostenta el record de 72 pole positions y que, con ese discurso, alimenta los que se sostiene en el paddock, acerca de que en Brasil anunciará la extensión del contrato con Mercedes, que termina en diciembre. "Seguiré corriendo mientras ame las carreras y este año lo disfruté más que nunca", señaló el inglés, que firmaría una renovación por tres años y así dejará sin aliento a aquellos que se atrevían a comentar que aplicaría la misma receta de Nico Rosberg -lo felicitó a través de un mensaje en YouTube-, que luego de ser campeón en 2016 anunció su retiro. "Podría hacer lo fácil, pararme y retirarme; sé que vendrán tiempos duros, pero amo eso", replicó.

En medio del fervor por la conquista y después del llanto solitario en el autódromo mexicano, Hamilton afirmó que se sentiría honrado de recibir el título de Caballero de la corona británica. "Desde que almorcé con ella, cuando me invitó al Palacio de Buckingham, extraño a la Reina [Isabel]. Siempre quise volver, sería el honor más grande. Intenté representar a Inglaterra del mejor modo y si eso es reconocido por la Reina sería increíble. Tengo amigos que son Sir y es único, así que ¿por qué no disfrutarlo?". Hamilton fue distinguido con la Orden del Imperio Británico en 2009, al año siguiente de ganar el primer título mundial de F.1. Pilotos como Jack Brabham o Jackie Stewart, Frank Williams, fundador de su propia escudería, y Patrick Head, cofundador, algunos británicos relacionados con el automovilismo que fueron distinguidos por la Reina Isabel II de Inglaterra con la Orden de Caballeros.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas