Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Se resuelve el misterio de la periodista sueca descuartizada: confesó el dueño del submarino

La Policía investiga si el inventor Peter Madsen la violó antes de asesinarla

Martes 31 de octubre de 2017 • 09:42
0
El detenido por el crimen de la periodista sueca admitió que la descuartizó
El detenido por el crimen de la periodista sueca admitió que la descuartizó. Foto: Reuters

ESTOCOLMO.- Peter Madsen, sospechoso del asesinato de la periodista sueca Kim Wall a bordo de su submarino en agosto, admitió ayer haberla matado y descuartizado.

El inventor de 46 años, quien hasta ahora negaba haber mutilado el cadáver y aseguraba que la periodista murió por accidente, después de que le cayera sobre la cabeza una escotilla de 70 kilogramos, reconoció haberla "descuartizado y dispersado las partes de su cuerpo en la bahía de Køge ", a 50 kilómetros al sur de Copenhague, declararon las autoridades.

El 10 de agosto, Madsen embarcó a Wall a bordo del "UC3 Nautilus", un submarino que él mismo había diseñado y construido. La periodista independiente, de 30 años, quería escribir el perfil de este ingeniero autodidacta obsesionado por la conquista del mar y del espacio.

Madsen fue socorrido el día 11 por la mañana, antes del naufragio de su embarcación, que reconoció haber hundido.

Al día siguiente, las autoridades reflotaron el "Nautilus", que fue remolcado hasta Copenhague, Suecia , para realizar investigaciones en su interior.

El detenido por el crimen de la periodista sueca admitió que la descuartizó
El detenido por el crimen de la periodista sueca admitió que la descuartizó. Foto: AFP

Después de una intensa búsqueda en el mar, el tronco decapitado y amputado de Kim Wall fue hallado el 21 de agosto por un ciclista en la bahía. A principios de octubre la policía anunció haber encontrado también la cabeza y las piernas de la periodista.

Ayer las autoridades declararon que los buzos continúan la búsqueda de sus brazos, así como de los teléfonos móviles de Wall y Madsen.

Fantasías sexuales

La acusación sostiene además desde comienzos de octubre que Madsen mató a Kim Wall con la finalidad de satisfacer una fantasía sexual, para luego mutilar su cadáver.

En el disco duro de la computadora en su taller fueron encontrados filmes "fetichistas" en los que mujeres "reales" son torturadas, decapitadas y quemadas. "Ese disco duro no me pertenece", se había defendido Madsen.

Al respecto, las autoridades sospechan que el inventor tuvo "relaciones sexuales (...) en circunstancias particularmente agravantes, sobre la base de 14 heridas infligidas en y alrededor de las partes genitales de Kim Wall".

Esto se habría producido poco después de su muerte.

Madsen, encarcelado desde el 11 de agosto, será acusado de homicidio y atentado contra la integridad de un cadáver, pero esta acusación formal se concretará una vez finalizada la investigación, de acuerdo al sistema jurídico danés.

Hoy comparecerá en una audiencia cuyo objetivo es prolongar su detención provisional.

Agencia AFP

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas