Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Dos policías y un ladrón murieron en un tiroteo en la Ciudad

Los agentes intentaron evitar un asalto en Liniers

Miércoles 01 de noviembre de 2017

Un sargento y un cabo de la Policía de la Ciudad fueron asesinados ayer cuando intentaron impedir que dos ladrones robaran un Renault Clío, con tres menores, uno de ellos un bebe que estaba en el asiento trasero, estacionado frente a un supermercado chino en Liniers. El sargento falleció en el lugar del enfrentamiento, mientras que su compañero murió anoche mientras era operado en el Hospital Santojanni. Uno de los ladrones fue abatido durante el tiroteo, en el que hubo 20 disparos.

Según fuentes policiales, el violento episodio ocurrió ayer, minutos después de las 18, cuando dos efectivos de la Policía de la Ciudad, a bordo de un móvil de la comisaría 54», intentaron interceptar a los dos ocupantes de un Peugeot 207 que tenía pedido de secuestro debido a que había sido robado 48 horas antes.

En ese momento, los sospechosos intentaron escapar de los policías. Pero la persecución terminó cuando los delincuentes perdieron el control del vehículo y chocaron en Lisandro de la Torre y Tuyutí. Entonces, los sospechosos abandonaron el automóvil y siguieron a pie.

Al llegar a Lisandro de la Torre al 400, los delincuentes intentaron robar un Renault Clío que estaba estacionado en frente a un supermercado chino. Dentro del vehículo había tres menores, uno de ellos era un bebe, que esperaban a su madre, quien estaba en el comercio haciendo compras.

Al advertir que los delincuentes pretendían llevarse el Renault Clío con el bebe y sus hermanos a bordo, uno de los policías del móvil 254 se arrojó sobre uno de los asaltantes. La pelea terminó cuando al policía se le cayó el arma. El delincuente aprovechó la situación, tomó la pistola del policía y mató de un balazo en la cabeza al sargento.

Con el arma en su poder, el asaltante abrió fuego contra el compañero del sargento, un cabo de la seccional 54». A raíz del enfrentamiento, el suboficial resultó herido de gravedad de un balazo en el pecho y falleció algunas horas después, mientras que el delincuente cayó muerto en la vereda del supermercado chino. Ninguno de los menores sufrió heridas a pesar de los 20 balazos que se dispararon. Los policías asesinados fueron identificados como el sargento Cristian Lezcano y el cabo Julio Gómez.

Hasta el momento suman 13 los efectivos asesinados este año en el área metropolitana.

En esta nota:
Te puede interesar