Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
CONTENT LAB PARA McDonald´s

Tu primera carrera y la magia de la experiencia compartida

McDonald's organizó la 8va edición de la carrera femenina de 5K y muchas mujeres aprovecharon para dejar las excusas a un lado y salir a correr

Viernes 03 de noviembre de 2017 • 12:05

No es ninguna noticia que hacer ejercicio es fundamental para llevar una vida saludable en donde el cuerpo y la mente se ven estimulados. Y aunque el running está cada vez más de moda, también es verdad que son muchas las veces que resulta difícil mantener la constancia en el entrenamiento.

Es por esto que tener un objetivo a mediano plazo, siempre ayuda a dejar las excusas de lado y estar motivado. En este contexto carreras como "Las Mujeres Corremos" de McDonald's, quien organiza el evento desde hace ocho años, se presentan como el plan perfecto porque, si bien se trata de un desafío para quienes participamos, es una carrera que no tiene mayores dificultades y que invita a todas las mujeres a sumarse.

Animarte a este tipo de eventos, significa ser partícipe de una experiencia colectiva que te llena de energía positiva y estimula a dar lo mejor de vos. Es que, más allá de que correr parezca un ejercicio muy individual, también te permite sentirte parte de un todo que, en este caso, estaba conformado por un grupo muy heterogéneo de mujeres que nos reuníamos bajo un mismo mismo objetivo: llegar a la meta sabiendo que estábamos ayudando a la Asociación La Casa de Ronald McDonald.

cerrar

Participar y animarte a correr

No importa la cantidad de consejos sobre cómo hacerle frente a tus primeros 5K, las recomendaciones de los expertos o los tips de aquellas amigas que lo hicieron antes que vos, estar ahí significa ponerte un poco nerviosa al mismo tiempo de maravillarte por ver cómo Puerto Madero se teñía del rosa característico de la remera oficial de la carrera de mujeres de McDonald's.

Después de veinte minutos de un precalentamiento en donde, todas juntas, seguimos la coreografía de Marcelo Linck, toda ese energía se hizo aún más presente cuando la carrera arrancó. Fue imposible no sentirse movilizada cuando el público nos alentaba constantemente a lo largo de todo el recorrido o cuando mirábamos a nuestro alrededor y veíamos mujeres tan diversas corriendo con una meta común.

Después del segundo kilómetro y ya alejadas de la zona de largada, solo se escuchaba el sonido de los pasos del trote contra el cemento y respiraciones agitadas. Momento en el que todas empezábamos a sentir la necesidad de hidratarnos y, con un timming perfecto, se empezaban a escuchar los gritos que te alertaban que más adelante había agua. Decenas de personas nos esperaban listas para entregar botellas con agua, que tomamos con fervor a modo de combustible para continuar con la carrera.

Cuando alcanzamos el cuarto kilómetro una sensación de euforia invadió el ambiente. El canto del público anunciaba que cada vez faltaba menos y era el momento en que, muchas de nosotras, buscamos dejarlo todo porque empezábamos a escuchar los festejos de aquellas que ya habían llegado a la meta y eso nos motivó.

En la llegada nos esperaba Gonzalito Rodríguez y Nati Franzoni, la dupla que condujo el evento, quienes no paraban de alentar y festejar a cada mujer que llegaba a los 5K y 3K. Todo era una fiesta en la que, aquella sensación de ser parte de una experiencia grupal, no dejaba de crecer.

La alegría del ambiente era inmensa: música, selfies, abrazos, aplausos y las caras sonrientes de miles de mujeres revelaban por qué este evento cada año es un éxito. Dejando en claro el compromiso de McDonald's de promocionar un estilo de vida saludable y de calidad. Además de promover el bienestar social, ya que parte de lo recaudado será destinado a La Asociación La Casa de Ronald McDonald, encargada de crear, encontrar y dar soporte a programas para la salud y el bienestar de los chicos.

Terminar una carrera trae consigo una satisfacción enorme, la felicidad de superar un desafío de estas características hace bien al alma y al autoestima. Ahora solo con la meta cumplida, entendés por qué dicen que el running alarga la vida.

Te puede interesar