Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Darío Benedetto aprovecha el bajón: "No hay nada más lindo que ganarle a River"

Puntaje ideal y un rival aturdido, la mejor ecuación para Boca rumbo al gran duelo

Jueves 02 de noviembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Extendida la rivalidad, incluso muchas veces desbordada, la derrota de uno se vuelve ganancia para el otro. Pleno en su juego, Boca de todas maneras no estaba completo en su bienestar. Algo lo incomodaba. Es que aun con el arrollador arranque en la Superliga, la escalada continental de River le resultaba una urticante picazón. Pero ese efecto desapareció por completo con la sonora eliminación del conjunto de Marcelo Gallardo frente a Lanús. El buen clima que acompaña a Boca desde el inicio de la temporada se volvió más diáfano a partir de una circunstancia que lo tuvo sólo como espectador. Y lo regocijó.

Si la preparación futbolística y la fortaleza mental son el mejor camino para arribar con firmeza al superclásico, entonces Boca parte mejor perfilado para el encuentro del domingo en el Monumental. En el primer aspecto, porque sin desgaste de entresemana sumará cinco entrenamientos desde la victoria ante Belgrano, su última actuación, hace cuatro días; y, en el segundo, por el factor psicológico que lo encuentra pleno de confianza en su juego y los resultados.

El rictus de frustración en los rostros de los protagonistas de River al dejar el estadio de Lanús contrastó con la tranquilidad de los semblantes xeneizes. Esa soltura quedó evidenciada en lo distendido que se lo vio a Guillermo Barros Schelotto, que tras la práctica de ayer en el complejo Pedro Pompilio se mostró sonriente y receptivo. Después de haber dirigido durante más de tres años a Lanús, el entrenador recibió anteanoche varios mensajes de dirigentes del club granate.

Por su parte, Darío Bendetto se refirió en conferencia de prensa a las posibles implicancias de la caída de River de cara al domingo. "Obviamente que deben estar muy golpeados por haber quedado afuera de la Copa, pero no nos podemos confiar en creer que vamos tomar ventaja de eso. Van a querer levantar la cabeza contra nosotros". Igualmente, el goleador aseguró que estaban al margen de lo que sucediese porque ninguna circunstancia iba a modificar la planificación: "El resultado que consiguiesen no nos importaba; nosotros tenemos un objetivo claro, que es ir a ganar al Monumental. No hay nada más lindo que ganarle a River".

Liderazgo con puntaje ideal en siete partidos; 19 goles a favor y apenas uno en contra y la eliminación de River, cifras y situaciones que afirman la bonanza. El domingo Boca no visitará al finalista de la Copa Libertadores, sino a un equipo que al que espera encontrar con la visión nublada por el histórico golpe que le asestaron.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas