Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Baleó a un policía en Ituzaingó y apareció muerto en Lugano

Había sido herido en un tiroteo frente a un banco; sus cómplices robaron tres autos para escapar y lo abandonaron

Jueves 02 de noviembre de 2017
SEGUIR
LA NACION

A los vecinos de la esquina de Barros Pazos y Montiel les llamó la atención que el hombre que estaba dentro del Citroën Xsara Picasso estacionado en esa intersección de Villa Lugano no se moviera bajo el fuerte influjo del sol que pegaba en los vidrios del auto. Cuando se acercaron al vehículo vieron que el hombre estaba volcado hacia la ventanilla, del lado del acompañante. Muerto. Ahí sí, llamaron al número de emergencias 911.

A los policías de la comisaría 52» comisionados al lugar les llevó una hora establecer que el muerto era uno de los tres asaltantes que habían mantenido un enfrentamiento armado con uno de los custodios de un banco de Ituzaingó que intentó impedir que le robaran a un cliente que llegaba a esa entidad.

El sospechoso fallecido fue identificado por fuentes policiales como Jorge Alberto Laiguera, de 45 años, que tenía antecedentes como presunto integrante de una banda de piratas del asfalto que operaba en la zona de Avellaneda.

Cuando los policías de la seccional 52» verificaron si aquel coche tenía pedido de secuestro establecieron que había sido robado dos horas antes en Hurlingham. A medida que continuaron hacia atrás en la pesquisa, los investigadores lograron determinar que los asaltantes que habían interceptado al dueño del Citroën habían llegado hasta aquella localidad en un Fiat Siena.

Los detectives porteños supieron, entonces, que dentro de ese vehículo sus colegas de la policía bonaerense habían hallado dos pistolas calibre 9 mm y camperas con la inscripción de la Policía Federal Argentina (PFA).

El Fiat Siena había sido robado del espacio de estacionamiento de una estación de servicio situada cerca de la avenida Vergara y el Acceso Oeste. Quienes lo sustrajeron habían abandonado ahí un Ford Focus nuevo, patente AB-100-WO, inutilizado por los choques y con varios impactos de bala encima.

Este auto fue grabado por las cámaras de seguridad de la estación de servicio ubicadas en la intersección de Del Prado y la colectora del Acceso Oeste, en Ituzaingó.

En ese rodado huyeron los tres sospechosos que minutos después de las 13.30 habían intentado asaltar a un cliente de la sucursal del Banco Santander. Un suboficial de la policía bonaerense que custodiaba la entidad se enfrentó a tiros con los asaltantes. El uniformado, identificado como Aníbal Sebastián Sánchez, recibió un impacto de bala en la rodilla derecha. Fue trasladado de urgencia al hospital Posadas, de Haedo, donde quedó internado, ya fuera de peligro.

Al revisar las imágenes de las cámaras de seguridad, los investigadores descubrieron al sospechoso del muerto en el Citroën. Se lo veía armado y en actitud de disparo contra el policía Sánchez. Así lograron completar la secuencia entre Hurlingham y Villa Lugano.

Antecedentes por homicidio

El asaltante que anteayer mató a los policías Julio Gómez y Cristian Lezcano en Liniers, hecho en el que fue abatido, había sido condenado por un homicidio. Alberto Alejandro Alegre, de 33 años, vivía en la zona de la villa Cildáñez. Antes de matar a los policías, había robado un auto en Villa Lugano, según confiaron a LA NACION fuentes de la investigación.

Te puede interesar