Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ordenan la captura internacional de Puigdemont y cuatro de sus ex ministros

El presidente catalán destituido está en Bélgica, a donde huyó para evitar ir a la cárcel en España; ahora pretende litigar contra la extradición y advierte que analiza ser candidato en diciembre

Jueves 02 de noviembre de 2017 • 13:40
0
Puigdemont, en Bruselas, donde esperó la decisión de la Justicia española
Puigdemont, en Bruselas, donde esperó la decisión de la Justicia española. Foto: Archivo / Nicolas Maeterlinck/DPA

MADRID.- La Justicia española libró esta mañana una orden europea de busca y captura contra el ex presidente catalán Carles Puigdemont, que se refugia desde el lunes en Bélgica con la intención de denunciar una persecución política en su contra.

Justo una semana después de haber impulsado la proclamación de una república independiente, Puigdemont se enfrenta a un litigio transnacional para evitar el ingreso a una cárcel en Madrid, el destino que sufren desde ayer su ex número dos, Oriol Junqueras, y otros siete integrantes de lo que fue su gabinete.

El dirigente separatista faltó el jueves a la cita que tenía en la Audiencia Nacional ante la jueza Carmen Lamela, que instruye la querella por rebelión, sedición y malversación que interpuso la Fiscalía General del Estado contra todos los miembros del gobierno de la Generalitat depuesto el viernes pasado por un decreto del presidente Mariano Rajoy.

Lamela ordenó también la detención de los ex consellers (ministros) Lluís Puig (Cultura), Antoni Comín (Salud), Meritxell Serret (Agricultura) y Clara Ponsatí (Educación), que acompañaron al líder separatista en su exilio voluntario en Bruselas. Les sumó otros dos delitos por su rebeldía de los últimos días: prevaricación y desobediencia de la autoridad.

Puigdemont, según dijo en una entrevista que grabó por la mañana con la televisión pública belga RTBF, tiene previsto entregarse ante un juez en Bruselas "No voy a escapar. Voy a ir a la verdadera justicia, no a la justicia española. En España no hay garantías para un juicio justo e independiente", denunció.

La orden europea de captura habilita un mecanismo abreviado para la extradición entre Estados miembros de la UE. El proceso se extenderá durante al menos dos meses mientras los magistrados belgas analizan las razones de sus pares españoles.

El líder separatista contrató al abogado flamenco Paul Bekaerts, un experto en litigar en casos de extradición que en el pasado ya consiguió impedir el envío a España de terroristas de ETA refugiados en Bélgica.

Los delitos que les achacan a todos los ex funcionarios catalanes tienen penas gravísimas: la rebelión, de 15 a 30 años, la sedición, de 8 a 15, y la malversación, de 2 a 8. Pero los dos primeros no tienen equivalencia en el sistema penal de Bélgica. Por eso, a diferencia de lo que ocurre con Junqueras, Puigdemont se ilusiona con permanecer en libertad vigilada mientras dure el proceso en Bruselas.

Si lo logra, tendría un mayor margen de maniobra para influir en las elecciones que se celebrarán en Cataluña el 21 de diciembre. "Estoy dispuesto a ser candidato. Estamos en un mundo globalizado y mi campaña se puede seguir desde todas partes", dijo en su entrevista con la RTBF.

Poco antes de que se emitiera la orden de captura de los huidos a Bélgica, quedaba en libertad en Madrid el ex conseller Santi Vila después de depositar una fianza de 50.000 euros. Es el único de los acusados que se opuso a último momento a la proclamación de la república y renunció a su cargo antes de la votación parlamentaria. La jueza lo tuvo en cuenta y fue menos severa con este dirigente que ahora pretende ser candidato a presidente con un programa "nacionalista moderado".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas