Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Tiene cáncer y denuncia que la obra social le traba el acceso a la quimioterapia

María Pontín tiene 72 años y difundió una carta en las redes sociales para pedirle al PAMI que deje a un lado los trámites burocráticos para agilizar el acceso al tratamiento; la respuesta del organismo

Jueves 02 de noviembre de 2017 • 17:53
SEGUIR
PARA LA NACION
0
María Giglio tiene 72 años y padece cáncer de pulmón; pide a la obra social que no le obstaculicen el acceso a la quimioterapia
María Giglio tiene 72 años y padece cáncer de pulmón; pide a la obra social que no le obstaculicen el acceso a la quimioterapia. Foto: Marisa Giglio

A María Pontín, de 72 años, le diagnosticaron cáncer de pulmón hace un año y nueve meses. Es beneficiaria del PAMI y se atendió en el hospital Néstor Kirchner de Florencio Varela donde, según su hija Marisa, "siempre mostraron absoluta predisposición".

A pesar de que debía ser operada de urgencia, la obra social de los jubilados tardó ocho meses en proveer los insumos solicitados por el médico cirujano a cargo de la intervención. "La operación fue reprogramada cuatro veces por falta de insumos del PAMI. Ante semejante negativa después de presentarme en reiteradas ocasiones en la delegación y de innumerables llamadas telefónicas y denuncias, finalmente se llevó adelante la operación", relata Marisa en una carta dirigida al Director del PAMI.

María fue operada en enero de este año, pero el tumor ya había avanzado: tenía metástasis en los pulmones y los médicos le indicaron seis sesiones de quimioterapia, una cada 21 días. "Debemos enfrentar la burocracia día a día para poder lograr que el tratamiento se realice en tiempo y forma", continúa Marisa, y agrega que ya pasaron 75 días desde la última sesión y 134 desde la primera, lo que da un promedio de una sesión cada 67 días.

La imagen que difundió María en las redes sociales
La imagen que difundió María en las redes sociales. Foto: Marisa Giglio

"Aún estamos haciendo trámites para acceder a la tercera sesión y ante tanta negativa siento un abandono total y absoluto por la demora en el cumplimiento de sus obligaciones médicas", denuncia Marisa en su carta. "La salud de mi madre desmejora día a día", asegura.

Según cuenta Marisa Giglio a LA NACION, el oncólogo de la clínica Santa Clara, que es el responsable de realizar las recetas con los medicamentos para el tratamiento, no les da una respuesta. "La hizo mal muchas veces y el médico de cabecera de mi mamá no las entiende", dice. "Si el médico no hace bien las cosas, la responsabilidad es del PAMI. El martes estuvimos cuatro horas para que nos renueven la receta que habían hecho mal, y cuando fuimos a la farmacia para ingresarla nos volvieron a decir que no estaba bien", se lamenta.

Mientras esperan una respuesta favorable, difundieron el caso en las redes sociales para conseguir una asistencia en el corto plazo. En la imagen que publicaron, María sostiene un cartel en el que ruega que la ayuden a realizar el tratamiento "para que mi voz no se apague".

¿Qué dice el PAMI?

LA NACION se contactó con el área de prensa de PAMI y explican que "todos los pacientes tienen que presentar estudios respaldatorios en la obra social para acceder a un tratamiento por una cuestión de control y para corroborar que esos medicamentos no les hagan mal. Desde marzo la paciente no presentaba los estudios".

"Si no presenta los estudios no se le puede administrar el medicamento. Con la situación planteada, se le dio tiempo para que se ponga al día con los estudios comparativos que debe presentar para continuar con el tratamiento", afirman.

Comunicado completo de PAMI:

El 31/10 fuimos notificados del caso, que fue derivado en forma inmediata a auditoria médica. Por la particularidad del caso, el área decidió otorgar una prórroga de 2 ciclos de medicamentos en forma excepcional hasta que la paciente presentara los estudios necesarios para aprobar la continuación del tratamiento. Con ese fin, la paciente debía presentar una tomografía computada actualizada para poder corroborar su evolución.

El estudio ya había sido solicitado en una evaluación y autorización previa realizada en marzo de 2017. Sin embargo, los estudios no fueron presentados desde entonces.

Esa misma tarde se notificó a la afiliada y luego a su hija sobre la gestión realizada. Desde PAMI continuamos realizando el seguimiento del caso, ya que el próximo 8 de noviembre, la afiliada debería asistir a su médico para que le rectifique las recetas que posee actualmente.

El caso de la afiliada tendrá prioridad máxima en la dispensa de las drogas solicitadas. La paciente y la hija ya fueron notificadas que deben presentar el estudio mencionado (TAC) como condición para su respectiva renovación.

Marisa responde al comunicado de PAMI y dice: "Nosotros necesitamos órdenes para hacer los estudios y recetas para los medicamentos oncológicos. El médico hace mal las órdenes o se pide licencia y no va porque está enfermo, entonces no podemos acceder a las órdenes". Cuenta, además, que un familiar fue a un consultorio de Avellaneda, donde trabaja el médico y no le pudo hacer las órdenes "porque se olvidó el sello".

"En PAMI me dijeron que tenemos que esperar al martes para ver si el médico nos hace la receta como corresponde. Son 15 días desde que nos dan la orden y otros 15 hasta que nos dan los medicamentos y después tenemos que esperar un turno para el tratamiento", agrega. "No se ocupan de los abuelos", afirma.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas