Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Alquiler de auto: lo que hay que tener en cuenta antes de arrancar

Seguros con y sin franquicia, devoluciones en una ciudad diferente de donde se lo retiró, peajes, multas, categoría del vehículo y accesorios necesarios

Domingo 12 de noviembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

Aunque alquilar un auto durante un viaje no es una ciencia ni mucho menos, siempre es prudente estar atento a qué seguro elegir, posibles multas, procedimientos para devolución y esos extras que uno nunca sabe si convienen o no. Un repaso por los puntos que pueden generar dudas.

El dilema de la franquicia

Muchas rentadoras, principalmente en Estados Unidos, alquilan los autos directamente con seguros sin franquicia, esto significa que ante cualquier daño, la empresa se encarga de los arreglos sin costo para el viajero.

En Europa suelen ofrecer las dos opciones, con franquicias que pueden rondar entre los 600 y 800 euros. En caso de daños, el pasajero pagará la primera parte del arreglo hasta la suma acordada. Sin franquicia, los alquileres son más costosos, pero el viajero se desentiende del tema, en caso de choque.

"Lo más recomendable para los alquileres en Estados Unidos son los denominados all inclusive, que incluyen la cobertura básica, la extensión que da cobertura por un millón de dólares, son sin franquicia y dan la posibilidad de un conductor adicional sin cargo y a precios muy convenientes y sin complicarse por posibles inconvenientes", sugiere Cristina Mac Dougall, directora regional de Alamo.

"En Europa hay que tomar más decisiones", según explica Clara Furlong, responsable de Sixt Argentina, y estar atento si se quiere sumar cobertura extra, como de vidrios y cubiertas, de daños y robo, no incluidos. "También sugiero elegir sin franquicias, para ahorrarse un posible problema. La diferencia de tarifa resulta poco significativa en un viaje de esa magnitud".

Coberturas extra

En el mostrador, cuando se retira el auto, las rentadoras suelen ofrecer extras. Una de las más convenientes es la de tanque lleno prepago.

"La gente en general llega al aeropuerto con el tiempo justo y se olvida de cargar nafta (imprescindible para evitar cargos extra), entonces con este seguro se devuelve el auto con el tanque vacío. El precio de la nafta que les cobran con este sistema es igual al de las estaciones de servicio, si no resulta mucho más caro", explica Mac Dougall. También existen otras coberturas, como de carreteras, por cualquier problema que se puede tener, como quedarse sin nafta en un lugar inaccesible.

El momento de la devolución

Lo más sencillo y económico es devolver el auto en la misma ciudad que se tomó. Si se devuelve en las oficinas urbanas hay que estar atento a los horarios de atención, que no son de 24 horas como en los aeropuertos y hasta incluso podrían estar cerradas los domingos.

El drop off o devolución del vehículo en una ciudad diferente a la que se lo tomó, suele ser costoso, sobre todo si es internacional.

Sebastián Forneiro, encargado de ventas de Europcar aporta un ejemplo: "Tomar el auto en Madrid y entregarlo en París puede costar 700 euros extra. Aquí hay que hacer cuentas sobre qué conviene más. Una alternativa que eligen muchos viajeros que quieren hacer esta ruta es realizar un cambio de auto en la frontera. Devolver el auto en una ciudad fronteriza dentro de España, cruzar en ómnibus o tren y tomar otro vehículo en Francia. Por estos drop off nacionales no se pagará más de 150 euros entre los dos en Euopcar". Las ciudades pueden ser San Sebastían y Biarritz, separadas apenas por 50 kilómetros; el pasaje en un ómnibus cuesta 5 euros.

Incluso, según la época del año, la agencia, el país y las promociones del momento, hasta los drop off dentro del mismo territorio pueden estar bonificados. Dentro del estado de Florida y California suelen ser sin cargo.

"Croacia creció mucho en la última temporada, las rutas son muy buenas y, además, en Sixt, por ejemplo, no se cobra drop off si se toma el auto en Zagreb y se lo devuelve en Dubrovnik", explica Furlong.

Wi-Fi a bordo

Hasta hace unos años, uno de los extra fundamentales eran los GPS, que poco a poco perdieron importancia porque se reemplazan fácilmente con los celulares. Ahora, el extra de moda es alquilar el dispositivo de Wi-Fi portátil, que permite acceder además del GPS del teléfono a Internet, WhastsApp, redes sociales. "Los más modernos son como una tablet, que permiten conectar hasta cinco dispositivos e incluso se pueden usar cuando uno se baja del auto. Desde algunos hasta se pueden hacer llamadas telefónicas internacionales incluidas en el plan", explica Forneiro. Como referencia, en Estados Unidos el alquiler de un GPS ronda los 70 dólares la semana y el nuevo Travel Tab Adventure, US$ 110.

"En Europa no todo los países los ofrecen, pero es un servicio muy pedido que está creciendo rápidamente", cuenta Clara Furlong, responsable de Sixt Argentina. Por ejemplo, una semana de un dispositivo que da Wi-Fi en Croacia cuesta 60 euros. "Yo lo utilicé en un viaje, donde conectamos cuatro dispositivos durante una semana y alcanzó perfectamente el plan de datos. Es realmente cómodo tenerlo, reemplaza al GPS y hasta puede ser más económico, según el país".

Peajes en Estados Unidos

Florida, uno de los estados donde más alquilan autos los argentinos, cobra peajes en casi todas las rutas. Hay que asegurarse que el auto tenga chip de telepeaje, porque casi no quedan ventanillas para pagar en efectivo.

Mac Dougall aporta: "El sistema se activa automáticamente cuando se pasa por un peaje y los cargos van a la tarjeta de crédito. Además la utilización del servicio tiene un costo, que se cobra sólo cuando se activa". Si se va a utilizar un peaje una sola vez y se puede pagar en efectivo conviene esta opción para no pagar por el servicio, si todas las cabinas son automáticas, no hay alternativas.

El servicio de Toll Pass tiene una tarifa de US$ 3,95 más impuestos por día de uso y un máximo por el total del alquiler de US$ 19,75 más impuestos. El importe de cada peaje llegará a la tarjeta de crédito. En California, por ejemplo, las rutas no tienen peajes.

Italia, el más complicado

Entre los países de Europa los expertos coinciden en que Italia es uno de los más complicados y más caros para alquilar un coche.

Es muy común, después de varios meses de haber vuelto de un viaje por Italia, empezar a recibir avisos de multas, que pueden costar entre 100 y 150 euros, porque se labran muchas infracciones. Por circular por vías exclusivas para ómnibus, por entrar en zonas restringidas en los cascos históricos, por mal estacionamiento... difícil zafar de alguna. Además, las calles y caminos suelen ser muy angostos y no es raro hacerle toquecitos al auto.

España, en cambio, es de los más económicos y sencillos para manejar. Otro tanto ocurre con Francia. En Gran Bretaña, por supuesto, hay que recordar que se maneja con el volante sobre la derecha del auto.

Para menores de 25, más caro

Las reglamentaciones de cada empresa varían en los alquileres a menores de 25 años. Algunas permiten retirar el coche a partir de los 18, otras a partir de los 21 años, y hasta a partir de los 23, e incluso hay diferencia según el país. Pero todos los jóvenes conductores, indefectiblemente tienen que pagar extra si todavía no soplaron las 25 velitas. Y es muy costoso, casi al punto de pensarlo dos veces: según el caso hay que sumarle 25 dólares por día, como mínimo, par un auto compacto. También hay restricción para acceder a autos de alta gama.

Pensar en las valijas

Para elegir el auto indicado, no sólo hay que tener en cuenta la cantidad de pasajeros que viajarán, sino cuánto equipaje se pretende transportar.

En los autos económicos una familia con dos chicos viajan cómodos, pero las valijas definitivamente se quedan abajo, sobre todo en Estados Unidos, de donde muchos vuelven con compras. En estos casos hay que pensar en un modelo intermedio o en una minivan. Hacer el cambio a una categoría superior ya en el destino es más caro que contratarlo directamente antes de viajar.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas