Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

¿Cuánto costará veranear en las playas de Chile?

Un recorrido por la costa del Pacífico en busca de tarifas, opciones de alojamiento y oferta gastronómica desde los destinos tradicionales hasta los todavía poco conocidos

Domingo 05 de noviembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Papudo, dos horas al norte de Santiago, con perfil familiar y muchos condominios a pasos del mar
Papudo, dos horas al norte de Santiago, con perfil familiar y muchos condominios a pasos del mar.

Si la fiebre por comprar barato se mantiene y Lonely Planet acertó al elegir a Chile como el mejor destino en el mundo para 2018, la proyección histórica de 2.027.679 argentinos veraneando al otro lado de la cordillera debería cumplirse sin problemas.

Hay que agregar además tres factores que pueden influir: el Papa estará tres días por allá, justo en la mitad de enero, los precios de alquiler están prácticamente iguales que en la última temporada y la industria local apostó por combinar su oferta de shopping con playa, campo, comida y entretenimiento.

De esta manera, se presenta algo nuevo al que ya estuvo antes por un viaje de compras y se agrega valor a destinos que compiten con la Costa Atlántica argentina y las arenas de Brasil.

En Chile el turishopping se concentra en Santiago y Viña del Mar. El panorama playero es un buen complemento para las compras y en esta temporada hay siete lugares a pocas horas de la capital que tienen algo nuevo que ofrecer: Papudo, Concón y Viña del Mar, en la Región de Valparaíso; y Matanzas y Pichilemu, en la Región de O' Higgins, además de La Serena, en la Región de Coquimbo. Los puntos más lejanos son La Serena por el norte (a 471 kilómetros, cinco horas en coche por una carretera impecable; una hora en avión) y Pichilemu por el sur (a 215 kilómetros, tres horas en coche, dos opciones de ruta).

Para tener una referencia de costos, podemos considerar que 5000 pesos chilenos son 140 pesos argentinos. Con eso en Chile una persona puede almorzar o se puede comprar un buen vino en el supermercado.

La Serena: con los mismos precios

El precio promedio de alojamiento en hotel o cabaña (para cuatro personas) en La Serena es de 190 dólares por noche para el sector Avenida del Mar, junto a la playa, y 93 dólares una habitación en el centro de la ciudad para la misma cantidad de personas. En la Municipalidad informan que una noche en el Apart Hotel Sendero del Sol, habitación para cuatro pasajeros y desayuno incluido, estará entre los 130 y los 160 dólares., mientras que en el Hotel Club La Serena la noche en un departamento costará 330 dólares.

Pichilemu: playas de arenas grises y mucho viento en verano, pero las mejores olas para el surf
Pichilemu: playas de arenas grises y mucho viento en verano, pero las mejores olas para el surf.

Una noche en Cabañas 4 Esquinas, para cinco pasajeros y sin desayuno, estará en 103 dólares. En Cabañas Vegas Sur el alojamiento para seis pasajeros con desayuno llegará a los 204 dólares. Mar de Ensueño, que tiene hotel y cabañas, tendrá como tarifa 275 dólares la noche, para cuatro a seis pasajeros, con desayuno, entre el 15 de enero y el 28 de febrero.

En el centro, una departamento para cuatro personas en el Hostal Balmaceda estará en 77 dólares con desayuno, mientras que el Hostal Valle Mistral tendrá habitación para seis pasajeros, con desayuno, en 126 dólares. Todas las opciones de alquiler formal, sus teléfonos, emails y sitios web, están en www.visitalaserena.cl. También se encuentran ahí los operadores turísticos de la zona. Fuera de esa página, están los particulares que ofrecen sus viviendas en webs específicas.

En La Serena los lugares más baratos para comer están en el centro. En el restaurante La Morada, por ejemplo, una colación con gaseosa cuesta 3000 pesos chilenos (83 pesos argentinos) y un menú llega a los 110 pesos argentinos (4000 chilenos). Un desayuno contundente va entre los 40 y 55 pesos argentinos. En el Pasta e Brazza el menú cuesta hasta 5000 pesos chilenos (140 pesos argentinos), por una lasaña a la carta se pagan 6900 pesos chilenos.

Papudo: recargado

Desde Santiago, yendo hacia el norte por la Ruta 5, a 170 kilómetros y dos horas en auto está Papudo. Es una playa tranquila, con perfil familiar y muchos condominios a media cuadra del mar. Arenas amarillas, el agua a 15 grados y flanqueada por bosques de pinos, tiene la Playa Grande y la Playa Chica. Para llegar a ellas hay que levantarse, caminar cinco minutos y simplemente disfrutar el sol.

María José Pavez tiene en ese balneario departamentos en alquiler y mantendrá la tarifa del último verano. Esta será de 55.000 pesos chilenos el de dos dormitorios y 70.000 el de tres, la noche sin hora de entrada ni de salida, un formato que resultó muy conveniente para los turistas argentinos que descubrieron esa playa. El condominio se llama Lomas de Papudo 2, tiene estacionamiento, dos piscinas y 12 quinchos. Los departamentos son para seis y siete personas y dice Pavez que los argentinos que llegan lo hacen en familia. La mantención de los precios se debe a un factor local, pues aumentó la oferta durante el año, pero no tanto la demanda. Los edificios cercanos a la playa comenzaron a expandirse, agregándose unos 300 departamentos en 24 nuevas torres, calcula María José Pavez. Eso incluso hizo bajar los precios. En el sector donde ella alquila, la ventaja está en que se puede ir a pie a la Playa Grande y a Punta Pullay, que son mucho más tranquilas que Playa Chica.

En Chile se esperan más de dos millones de turistas argentinos durante el verano
En Chile se esperan más de dos millones de turistas argentinos durante el verano.

Para comer, la recomendación es la plaza central, donde los menús parten en 5000 pesos chilenos. Ahí está la Residencial La Plaza, que además tiene restorán, y muy cerca se ubican los tradicionales Casa de César, que está remodelado, o La Mare, de pizzas a la piedra, bordeando el consumo los 13.000 pesos chilenos por persona. Novedad para esta temporada: el sushi, la pizza a domicilio y los foodtrucks con comida rápida, maíz (que se puso de moda), granizados, helados y jugos naturales.

Hay una sola línea de buses que conecta a Papudo con Santiago (www.turbus.cl), por lo que conviene ir en coche. Eso además permite moverse al campo o a playas cercanas (trayectos de unos 15 minutos), como Zapallar, Cachagua o Maitencillo. Este último fue uno de los balnearios preferidos por los veraneantes argentinos el año pasado.

Viña: una pequeña alza

Viña del Mar es el balneario más popular del verano chileno, con playas para todos los bolsillos. Aunque aún no establece sus precios de temporada alta, en el verano no deberían subir más del 5% comparados con los últimos fines de semana largos. Las residenciales, que son hospedajes más pequeños que los hoteles, parten en 35.000 pesos chilenos por noche la habitación para dos personas. Un precio intermedio son 50.000, mientras que un hotel como el Montecarlo estará desde 70.000 pesos chilenos en promedio por noche, dependiendo de si la suite es con vista al mar y del mes, porque en febrero son las vacaciones de los chilenos y Viña del Mar revienta de gente. Aunque aún no se han completado las reservas, en la Municipalidad recomiendan hacerlo pronto. En caso de haber mucha demanda, Concón y Valparaíso, las ciudades costeras vecinas, aportan una buena cantidad de camas. Además, en Viña se está inaugurando un nuevo hotel, el Atton San Martín, que tendrá descuentos por apertura.

Algo importante es que se recomienda evitar reservas que no se puedan chequear o no estén en el listado oficial, para evitar estafas. Los sitios con toda la información y contactos son www.visitevinadelmar.cl y www.serviciosturisticosvina.cl

Para comer, en la calle San Martín, cerca del casino Enjoy, se concentran las pizzerías, los restoranes internacionales y las parrilladas argentinas. Una parrillada para cuatro en promedio cuesta 25.000 pesos chilenos (unos 700 pesos argentinos). En restoranes más pequeños se puede comer por 6000 pesos y hay una buena variedad.

Algunos locales que vale la pena probar son La Flor de Chile (8 Norte 601), el histórico Chez Gerald (Av. Perú 496) o el Tierra del Fuego (8 Norte 65), que tiene una terraza y una vista impresionante hacia el mar. En los locales más caros de la ciudad se puede cenar excelente desde 20.000 pesos chilenos por persona.

Para moverse en Viña, si uno no anda en coche, es preferible el transporte público, que llega a todas partes. Los ómnibus, además, cubren con varias frecuencias en el día la ruta hacia Santiago, que está a una hora y media, desde 12.600 pesos chilenos. La opción de alquilar un vehículo en la capital también es conveniente para grupos de cuatro personas o más. Dos de las más conocidas, Hertz y Rosselot, tienen oficinas en ambas ciudades.

Concón y Reñaca

En Reñaca se concentra la mayor cantidad de argentinos cada verano. Es ahí donde se vive de fiesta día y noche, entre el agua templada del Pacífico y hoteles con forma de escalera que suben hasta donde antes había bosque y dunas. Desde este epicentro playero hacia el norte está Concón, más pequeño y familiar, y por el borde costero hacia el sur hay hoteles cinco estrellas que están sobre las rocas donde revientan las olas.

De Viña hacia el norte, por la Avenida Borgoño, está el Radisson Acqua Hotel & Spa de Concón, muy cerca de Reñaca, es uno de los lugares favoritos de los argentinos. Su gerenta de marketing, Angélica Pumpin, dice que "son clientes fieles, vienen todos los veranos y son de largas estadías, especialmente los de Mendoza, aunque el año que pasó ha crecido mucho la presencia de Buenos Aires, prácticamente hemos doblado la cantidad, de 400 a 800 noches".

En el verano, caso el 35% de los turistas que llegan a este hotel, que está cayendo al mar y que tiene la mejor primera fila a la puesta de sol, son argentinos. El hotel tiene 66 habitaciones, spa, tres terrazas, una de ellas en el quinto piso, y piscinas. Los restaurantes y bares en su interior están al acceso de cualquier persona, no es necesario alojarse en el hotel para disfrutar de comida de primer nivel. "Lo que les gusta a nuestros huéspedes es que todo lo tienen aquí. Hay muchos que dejan el coche en el parking y no lo sacan en 15 días. Tienen un reposo real", explica Pumpin.

Desde el hotel se puede ir en bicicleta por el borde costero hasta Viña o Reñaca, también se puede hacer el recorrido a pie y este año el Radisson está pensando ofrecer paseos en kayak, en yate, tours de pesca por la rada y programas con circuitos de golf, entre otras novedades.

Pablo Farías, encargado de la Oficina de Turismo de Concón, estima que los precios se mantendrán iguales que en el verano pasado y que la comuna recibe cada vez más visitantes argentinos que ingresan en plan de shopping por el Paso Los Libertadores desde Mendoza.

En Concón, una cabaña para cuatro personas, por ejemplo, parte en 40.000 pesos chilenos la noche, y almorzar cuesta entre 5000 y 12.000 pesos chilenos por persona (menú completo). Hay restoranes más caros, pero los tradicionales y las famosas picadas andan en ese rango.

El sitio web www.concon.cl tiene toda la información de alquileres, gastronomía y actividades, especialmente las náuticas, que se concentran en la playa La Boca.

El alquiler formal no es tan abundante como el que se ofrece en redes sociales o Airbnb. Lo mismo ocurre en los sectores de Reñaca y Jardín del Mar. Mauricio Ávila tiene un departamento para alquiler frente a la playa Los Lilenes de Concón mediante este último sistema y Facebook (se busca por Departamento en Concón). Está muy cerca de Reñaca, caben hasta seis personas, el edificio tiene dos piscinas, jacuzzi, sauna gimnasio y un restorán. En enero lo tendrá a 70.000 pesos chilenos la noche y en febrero a 80.000. El precio está en el promedio de la zona.

Matanzas: el emergente

En la región de O'Higgins, a dos horas y media en auto y 160 kilómetros de Santiago, el nuevo destino emergente es Matanzas, comuna de Navidad. Son 22 kilómetros de playas interrumpidas por acantilados y bosques. Ivonne Morales, presidenta de la Cámara de Turismo de Navidad, explica que es un destino turístico algo más caro que el resto del litoral, pero que los precios no están a la suba.

Matanzas tiene una de las mejores playas para el deporte náutico y el público es adulto joven. "No es una playa para ir a tomar el sol", aclara Morales. Entre la arena gris y el campo hay un par de cuadras. Los paisajes son grandiosos y la desconexión casi total. No hay malls, una sola discoteca y las cabañas se alquilan por día, partiendo de los 30.000 pesos chilenos las del sector La Boca (de cuatro a seis personas) y desde 80.000 pesos en otras localidades muy cercanas.

En el sector La Boca está la mayor cantidad de restoranes, uno al lado del otro, en una sola avenida. Un plato parte en los 7000 pesos chilenos. La comida local se caracteriza por tener productos del lugar, tanto las hortalizas y vegetales como el robalo, la lisa y el pejerrey, los pescados estrella.

Francisco González tiene el hostal Pupuya Surf House (en Facebook, Booking.com o WhatsApp: +56 9 8599 5109). Son cuatro habitaciones independientes, todas con baño privado, más área común de cocina, living y comedor. Se puede preparar desayunos o hacer asados, da igual. El lugar tiene vista al mar y cada pieza tiene dos camas, una matrimonial y un camarote. Para dos personas el precio es de 45.000 pesos chilenos y para cuatro, un valor promedio es de 55.000 pesos chilenos.

González explica que la gente llega a Matanzas y Pupuya buscando el kitesurf, el windsurf y el surf, los deportes náuticos y la playa, y que gracias a la mezcla campo mar se puede combinar con bicicleta, trekking, avistamiento de aves y pesca. Recomienda los restoranes Márola y La Lobera en Pupuya (desde 15.000 pesos chilenos el consumo por persona), frente a su alojamiento, y Surazo, OMZ y Alba en Matanzas. Los últimos tres son además hoteles, que parten en los 70.000 pesos chilenos por noche en habitación para dos. También se pueden arrendar casas en primera línea ("abres la ventana y ya estás en la playa", dice González), partiendo en los 150.000 pesos chilenos por noche.

Para recorridos, un buen touroperador es www.senderosnavidad.cl.

Pichilemu: surf y más

Pichilemu es sin discusión la capital del surf en Chile. Sin embargo, es Punta de Lobos, un poco más al sur, donde están las olas que la han hecho famosa. La consolidación de la ciudad como destino turístico va por la gastronomía y la mezcla playa-campo. Viven 18.000 personas, pero en verano suman más de 200.000.

Danilo Robles preside la Cámara de Turismo local dice que el lugar "es un diamante en bruto". Está a casi tres horas de Santiago al sur y se puede llegar en ómnibus, pero es preferible el auto.

Para comer está muy recomendado el restorán Casa Robles, del mismo Danilo (es chef), donde destaca el cordero al palo. Un plato de cordero al romero cuesta 7900 pesos chilenos. Están también las picadas, donde hay menús de almuerzo desde 3500 pesos por persona (pescado frito con arroz o cazuela), y hay locales gourmet con platos que parten en los 8000 pesos. Recomendados: El Mirador, Cavala, Masala, Donde Esaú y Café Cardumen.

Para dormir hay bastante oferta. Están los hoteles clásicos, como el Chile España, el Quintero o el Rex, que parten en 35.000 pesos chilenos por noche, la habitación para dos personas, y también hay cabañas familiares para cuatro personas que van entre los 20.000 y 150.000 pesos chilenos por día, como las Santa Irene o Cabañas Lobos. La página para chequear la información turística es www.camaraturismopichilemu.cl.

Según la guía Lonely Planet el tiempo de permanencia promedio de un turista extranjero en Chile es de siete días. Con un presupuesto conservador y considerando Santiago como punto de partida, un grupo de cuatro personas puede pasar esos siete días en Viña o Concón con auto propio por 1.286.400 pesos chilenos (incluye alquiler, tres comidas diarias por persona y nafta), aproximadamente. Esos son casi 36.000 pesos argentinos. Alquilar un vehículo por esa semana, en Hertz Santiago costará desde 221.770 pesos chilenos (Toyota Corolla 1.8), mientras que en Rosselot son 215.900 (Kia Rio 1.6), sin contar peajes.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas