Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Fabián Maidana: la inmadurez y la victoria prestigiosa

Viernes 03 de noviembre de 2017
PARA LA NACION
0
Fabián Maidana
Fabián Maidana.

La vieja plaza de Toros “La Macarena”, de Medellín, Colombia, atesora en su diseño colonial un viejo adagio que se renueva cada vez que asoma por ahí una promesa del espectáculo deportivo: “ Debes estar bien preparado para triunfar en este patio”.

El santafecino Fabián Maidana (64,500 kg) recogió tal desafío sin mirar las desventuras que debería afrontar ante un oponente de quilates muy superiores a los suyos. Las mismas adversidades, que décadas atrás atravesó allí mismo Manuel Benítez, “ El Cordobés”, tras evitar la corneada de un toro negro del que ni se recuerda su nombre. Al igual que el torero sevillano, el boxeador de Margarita salvó su invicto, pero evidenció una experiencia llamativa, reflexiva y aleccionadora para graduar el ritimo vertiginoso que pretendieron darle a su carrera.

Su victoria por puntos en 10 rounds sobre el venezolano Johan Pérez (67,700 kg), ex campeón mundial interino de los welters jrs de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), le acopló la 14a victoria consecutiva a su récord y la más valiosa desde que debutó profesionalmente en 2013. Sin embargo, su desempeño, prudente y productivo en el primer segmento e inestable y dubitativo en el tramo final, abrió un sinfín de interrogantes sobre su grado de madurez y el nivel de adversarios que merece tener en estos momentos.

El holgado triunfo dictaminado por los jurados (97-93, en dos tarjetas, y 96-94) a favor del hermano menor del inolvidable Marcos “Chino” Maidana, debe valorarse por la riqueza estadística que ello le dará a su historial. Pérez, de 34 años y un pasado de campeón mundial, de 22 éxitos, 5 reveses y dos empates, con peleas ante primerísimas figuras como Paul Spadafora,Mauricio Herrera y Pablo Cano, resultó un peldaño tan o mas difícil de lo que se esperaba. La tarjeta de la nacion señaló empate en 95 puntos.

Maidana debió otorgar más de tres kilos de ventaja al venezolano, quien subió al ring con 69 kg, tras un “acuerdo de palabra”, luego de excederse del límite acordado en el pesaje oficial. Decidió no bajar un gramo más y tal sobrepeso le quitó al argentino muchas posibilidades. Su actitud fue repudiable.

Fabián es aún “ Maidanita”. Paradójicamente, y más allá de haber logrado su mejor resultado, sus imprecisiones fueron preocupantes. Estuvo lento, no tuvo ejecución cuando pudo hacerlo y terminó sufriendo. Esta cerca de bajar a los welter jr (63,500 kg), pero no lo consigue. Debería esforzarce y probar en una nueva categoría. Sería propicio y necesario. Es chico para peso welter, su físico no prevalece y pierde potencia.

El vértigo que le da a este momento, el 14° puesto en el ranking (AMB), requieren de una pausa inteligente y de mucha paciencia para llegar a la cima. El tiempo y el añejamiento es también una muy buena receta para concebir a un buen boxeador.

Curioso: en la noche de su mejor victoria, hay más objecciones que elogios para Fabián Maidana, que sigue siendo una promesa sólida del boxeo nacional. Todos lo estaban viendo en el ring-side: Roberto “Mano de Piedra” Durán, Oscar de la Hoya, Bernard Hopkins y su propio hermano. Todos quisieron verlo ganar. Probablemente, de otra forma. Habrá que esperar. Fabián Maidana, hoy por hoy, tiene más futuro que presente.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas