Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Trump pidió la pena de muerte para el jihadista que atacó en Nueva York

El uzbeko compareció en silla de ruedas frente a una jueza, que presentó contra él cargos de terrorismo

Viernes 03 de noviembre de 2017
0

NUEVA YORK.- El presidente estadounidense, Donald Trump , pidió ayer la pena de muerte para el uzbeko que atropelló peatones y ciclistas -entre ellos, cinco argentinos- con una camioneta en Manhattan, un ataque que cometió en nombre de Estado Islámico (EI) y que había planeado durante un año.

Aunque aclaró que su deseo sería que el terrorista Sayfullo Saipov, de 29 años, fuera encarcelado en la prisión militar para sospechosos de terrorismo en Guantánamo, Cuba, Trump reclamó la pena capital.

"Me encantaría mandar al terrorista de NYC a Guantánamo, pero estadísticamente ese proceso lleva mucho más tiempo que pasar por el sistema federal", escribió Trump ayer en su cuenta Twitter.

"También hay algo apropiado en mantenerlo en el hogar del horrible crimen que cometió. Hay que avanzar rápido. ¡PENA DE MUERTE!", añadió el presidente, que tachó a Saipov de "animal".

El atentado dejó ocho muertos: cinco argentinos que celebraban junto con amigos su graduación de la secundaria, hace 30 años; una belga de 31 años, madre de un bebe y un chico pequeño, y dos estadounidenses. Otras 12 personas resultaron heridas y varias están hospitalizadas en estado grave en el peor atentado cometido en Nueva York desde que Al-Qaeda derribó las Torres Gemelas, el 11 de septiembre de 2001.

Saipov fue presentado anteanoche frente a una jueza en silla de ruedas tras recibir el alta del hospital donde fue operado luego de haber sido baleado en el estómago por un policía durante su arresto.

La jueza presentó en su contra cargos de terrorismo.

Dijo a los investigadores que había estado planificando el atentado desde hacía un año, que se había inspirado en el grupo jihadista EI para cometerlo el día de Halloween, que buscó "causar el máximo de víctimas" y que estaba "satisfecho" de lo que había hecho.

En su bolso y en la camioneta se hallaron cuchillos y celulares con miles de imágenes de propaganda y unos 90 videos con combatientes de EI arrollando prisioneros con un tanque, decapitándolos y disparándoles en la cara.

En su habitación de hospital, el atacante pidió desplegar la bandera negra de EI.

Saipov nunca había sido investigado por el FBI, que buscaba y halló el miércoles a un segundo uzbeko en relación con el atentado, Mukhammadzoir Kadirov, de 32 años.

Agencias AFP y AP

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas