Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Marcelo Gallardo: "Lo mejor que nos puede pasar es jugar con Boca, para poder aliviar el alma"

El técnico de River habló del Superclásico que jugarán el domingo en el Monumental

Viernes 03 de noviembre de 2017 • 13:53
0
Marcelo Gallardo, antes del superclásico
Marcelo Gallardo, antes del superclásico.

A menos de 72 horas del golpe que significó la Copa Libertadores, Marcelo Gallardo, el entrenador de River, dejó en claro que el Superclásico ante Boca del domingo en el Monumental no es un problema en el calendario, sino todo lo contrario: la oportunidad de levantarse rápidamente.

"La prioridad y la ilusión estaba depositada en esta Copa Libertadores y hasta sentimos que teníamos la clasificación en nuestras manos y se nos escapó. La desilusión es muy grande porque era el objetivo directo. Fue duro el proceso de estas 48 horas y esta derrota dolió más por la manera, se sufre de lleno en el corazón", describió Gallardo, y agregó: "Pero ahora podemos jugar un partido que representa muchísimo para los hinchas y para nosotros. A partir de hoy, nos focalizamos en eso, en que el domingo jugamos un partido que nos puede permitir aliviarnos nuestra alma y también la del hincha. Es lo mejor que nos puede pasar hoy en día jugar el partido con Boca. Vamos a intentar aferrarnos a eso".

"Bajamos la guardia y está claro que en este episodio en particular no solamente lo aprovechó Lanús, sino los demás que tomaron malas decisiones. Todo este circo y esta parodia arbitral, que vinieron a hacernos creer que venía una revolución de justicia y claridad y honestidad. Y al final fue todo lo contrario", analizó el DT.

¿Cómo atravesó River los días posteriores a la derrota con Lanús? "Dejé pasar estas 48 horas para vivir el dolor y que vaya cicatrizando de a poco, algo que no va a ser fácil hasta que finalice esta Libertadores y se renueven las expectativas. Pero ahora necesitamos tener la determinación para poder devolverle un poquito al hincha de todo el entusiasmo que tenía en el equipo y en nosotros en esta Copa. Es la única manera. Hubiese sido diferente si nos tocaba un partido de menos atractivo, ahora tenemos el más atractivo".

Remarcando una y otra vez que la presencia de Boca en el calendario tiene que ser el gran incentivo, el Muñeco sentenció: "Debemos reaccionar bien. Y estoy seguro que lo vamos a hacer. El domingo tenemos que estar presentes, por una cuestión de espíritu, de hidalguía y de coraje".

Eso sí, el DT dejó en claro que dar vuelta rápido la página es una obligación y recordó cuando perdió a su madre en medio de la definición de la Copa Sudamericana 2014. "No estoy golpeado, lo estuve. La derrotas duelen, pero yo estuve golpeado cuando hace tres años murió mi mamá a los 55 años de un cáncer terminal y yo tenía que enfrentar un grupo de jugadores para ganarle a Boca a los días. Y sin embargo tuve el coraje y la voluntad para seguir. Y esto para mí es un dolor deportivo, no tiene nada que ver con lo otro. El dolor lo viví en carne propia. Esto es un resultado. ¿Duele? Sí, pero hasta ahí nomás".

Acerca del equipo, la única duda pasa por la presencia de Enzo Pérez, quién será exigido mañana. "Voy a esperar un día más, ya que tenemos la posibilidad de tener el día de mañana para ver cómo se recuperan, sobre todo Enzo Pérez que terminó con una molestia. En base a eso, voy a analizar cuáles son los jugadores que mejor lleguen para armar el equipo. Veremos con el correr de las horas si Enzo puede entrenarse y llegar", destacó Gallardo.

¿Cómo cree que se dará el clásico? "Siempre salen partidos muy atractivos. Nosotros tenemos que tomar nuestras precauciones ante un equipo que viene ganando y juega bien como Boca. Pero siempre pudimos sobreponernos ante traspiés dolorosos. El mensaje es Boca, no hay mejor mensaje que ese. No debería haber mucho más estímulo que ese, en nuestra cancha y con nuestra gente. Está a nuestro alcance".

Gallardo apuntó a la "parodia" del VAR y criticó al presidente de Lanús

A la hora de referirse a la eliminación de la Libertadores, el entrenador señaló: "Volví a analizarlo y no hay que despojarnos de nuestras responsabilidades porque hicieron que le diéramos la posibilidad a Lanús de que se metiera en el partido y que se viera con chances. Después, separo las incidencias con el tema arbitral, y por eso aclaro para que después ningún oportunista diga que le echo la culpa a los siete árbitros o al VAR. Esos señores que vinieron a darnos una cátedra de transparencia y justicia con esta nueva tecnología y que al final estuvo mal utilizada, o por lo menos mostraron mucha incapacidad para resolver situaciones. No vamos ni espero escuchar aclaraciones de estos señores ahora que se equivocaron, de qué forma van a explicar y disfrazarse".

Además, destacó que "Lanús tuvo sus méritos porque nunca bajó los brazos y nosotros bajamos la guardia", y agregó que después pasó "todo lo que han visto con las injusticias que sufrimos". En tanto, sobre las declaraciones de Nicolás Russo, presidente de Lanús, quien declaró que River debía "ir a llorar a la Iglesia", el Muñeco fue contundente: "Debería estar un poquito por encima. ¿Es el presidente de Lanús, no? Y también está en AFA. Tenemos lo que nos merecemos".

Para finalizar, apuntó al desgaste de tener que mantener siempre la guardia alta y disparó contra los oportunistas: "Nosotros siempre hemos estado con la guardia alta y lo hemos sostenido en estos tres años. Porque sabíamos que en algún momento, si la bajábamos, podía pasarnos lo que pasó. Y nunca le dimos posibilidades a aquellos que podían interferir en un resultado de tanta importancia. Pero esto nos deja una enseñanza, porque la derrota, por más que duela, siempre te deja un mensaje: no podés bajar los brazos ni la guardia nunca, porque le das posibilidades al rival y a todos los que interfieren de alguna manera u otra para verte claudicar. Y es nuestra responsabilidad haberlo hecho".

Luego, concluyó: "A nosotros nos ha tenido siempre alerta. Oportunistas siempre hubo y va a haber, para aprovechar situaciones. Hoy nos toca a nosotros. Pero acá van a estar lejos de desestabilizar porque no se puede con una gestión deportiva de tres años y medio. Podrán hacerlo en un resultado, pero no van a poder aprovechar esta oportunidad para borrar una gestión deportiva".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas