Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un llamado a consenso que incluya a la educación

Viernes 03 de noviembre de 2017 • 18:53
0

El lunes 30 de octubre nos encontró con la expectativa puesta en el discurso presidencial. Luego de las elecciones del domingo 22, en las que el oficialismo obtuvo un innegable apoyo de una parte importante de la ciudadanía, la espera del anuncio oficial cobraba un valor particular. Implicaba conocer de la voz del Presidente, las principales líneas de acción que marcarían la política de gobierno para los próximos dos años.

Cambios, reformas, consensos, fueron palabras que resonaron en la previa. Palabras que se esperaba escuchar. Y se escucharon. En su discurso el Presidente convocó a “lograr entre todos consensos básicos” a reformar el país porque “es darle las alas que necesita para volar en el mundo de hoy” y remarcó que esta generación es la que “está cambiando la Argentina para siempre".

Se refirió también a varias líneas estratégicas más, conceptuales y a su vez específicas: responsabilidad fiscal, sistema previsional, generación de empleo y calidad institucional. Pero lo que no resonó, ni en lo general ni en lo específico, es la educación.

Y esa fue una omisión inesperada, al menos para los que día a día trabajamos por la educación, por ese derecho humano que muchos hoy no pueden alcanzar plenamente.

Debemos señalar que para desarrollar las líneas estratégicas mencionados, especialmente la generación de empleo, es imprescindible promover la mejora de la educación en cada uno de sus ciclos. Conocemos el diagnóstico: los bajos niveles en los aprendizajes de nuestros jóvenes, la repitencia y el abandono, son el reflejo de un modelo de escuela que muestra signos de agotamiento. Frente a esta situación, entre las líneas propuestas por el señor presidente, está ausente el tema de la reforma educativa como base y sustento para acompañar la reforma de las demás líneas señaladas.

“Si no hay consensos básicos sobre el rumbo y los objetivos que compartimos para el desarrollo del país no habrá sustentabilidad pública ni inversiones, ni productividad, ni seguridad jurídica o competencia empresaria, no habrá equidad social ni una verdadera salida de la pobreza y la desigualdad", sostuvo el Presidente, pero dicho objetivo no es posible alcanzarlo si la educación no media como eje estructurador.

Construyamos gobiernos nacionales, provinciales y municipales, comunidad escolar, gremios, sector público y privado y sociedad civil, los consensos básicos para el desarrollo de la principal herramienta de desarrollo futuro de Argentina, la educación. Démosle el lugar que se merece.

Educar 2050

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas