Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Surf o relax: qué isla elegir en Hawái dependiendo del plan

Destino de luna de miel por excelencia, paraíso del snorkel y el surf, Hawái también es sinónimo de tradición y aventura que explota en los lugares menos conocidos de las islas

Viernes 03 de noviembre de 2017 • 15:59
0

En el Pacífico, y literalmente a mitad de camino entre Estados Unidos y Japón, se ubica este magnífico archipiélago, al que una y otra vez el cine eligió como escenario y del que nos fuimos formando una idea bastante clara, asociada a la naturaleza, las playas, el surf, las leyendas, los volcanes activos, los bailes típicos como el hula y los collares de flores que dan la bienvenida. Las islas hawaianas son todo esto y muchísimo más. Un inmenso paraíso para los amantes del mar y las montañas, pero también un sitio donde la historia dejó sus huellas, como demuestra la base estadounidense de Pearl Harbor, hoy convertida en un interesante museo, en la isla de Oahu.

Hawái es el más multicultural de los cincuenta estados que forman parte de Estados Unidos. Las influencias de las distintas étnias se ven en la gastronomía, las tradiciones, el lenguaje (hay dos idiomas oficiales: inglés y hawaiano), pero también en las calles, porque el 50 por ciento de la población y de los turistas son asiáticos, en especial japoneses.

El archipiélago de Hawái está formado por cientos de islas que ocupan 2400 km y pertenecen geográficamente a Oceanía. Ocho son las principales, pero los fanáticos de la naturaleza, los que tienen más tiempo o los que fueron muchas veces suelen visitar seis.Los aventureros recorren cuatro de ellas y los que van en busca de playa, sol y mar no salen de las dos más clásicas, donde se concentran los lujosísimos resorts y las atracciones principales.

Por sus increíbles olas, hAwÁi es un paraíso para los surfistas.
Por sus increíbles olas, hAwÁi es un paraíso para los surfistas..

Oahu

Esta isla es la más visitada de todas, aquí está uno de los dos aeropuertos internacionales; también Honolulu, la capital y la única ciudad grande del estado; y una de las playas más emblemáticas: Waikiki.

Oahu es una mezcla perfecta entre la cultura hawaiana y las comodidades turísticas del siglo XXI, donde los grandes hoteles se encargan de brindar la experiencia hawaiana perfecta, que incluye descansar sobre playas de arena blanca y agua turquesa, alternar con alguna excursión y por supuesto presenciar un buen show nocturno de hula, malabares con fuego o melodías pegadizas al ritmo de tambores y ukelele. También es el paraíso del surf por las descomunales olas de la Costa Norte, de las más grandes del planeta; un lugar de referencia para los fanáticos de Lost, porque aquí se filmó gran parte de la serie; y donde se encuentra la base de Pearl Harbour que fue bombardeada por los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial. La mañana entera se pasa entre barcos acorazados y cañones, la visita al lugar es gratis, pero para entrar a los diferentes barcos y al museo hay que pagar. Lo que más vale la pena es el USS Arizona Battleship Memorial, un monumento construido sobre el agua y arriba del barco hundido el día del ataque, que se puede ver debajo de nuestros pies.

En Oahu el sistema público de transporte es excelente y es la mejor manera de llegar a los diferentes puntos de la isla, como el centro de Honolulu o el Diamond Head (o Le'ahí en hawaiano), un cráter volcánico cerca de Waikiki. Es una de las postales más fotografiadas de Hawái y el parque se puede visitar de 6 de la mañana a 18 horas, pero el acceso caminando cierra a las 16.30. Otro sitio imperdible es Chinatown, un barrio ideal para comer y recorrer los templos japoneses y budistas.

Camino a hana se puede visitar el parque Wai'anapanapa.
Camino a hana se puede visitar el parque Wai'anapanapa..

Maui

Mucho más tranquila que Oahu, esta isla, la segunda más visitada, es el sitio preferido por los surfistas debido a sus bellísimas playas; por los amantes del yoga que tienen su propio pueblo, Paia, donde se vive de manera sana, bajo una doctrina orgánica; y también por muchas celebrities como Oprah Winfred o Clint Eastwood, que tienen sus casas en este lugar apartado del turismo de masas y el consumo.

Aunque no faltan los lujosos resorts, Maui es un sitio ideal para conectarse con la historia hawaiana, en especial en Lahaiana, un pueblo de pescadores que fue la capital del antiguo reino, con diferentes puntos para conocer. Desde aquí se pueden hacer avistajes de ballenas francas y delfines. Además, tiene uno de los volcanes activos más importantes del mundo: el Haleakala ("casa del sol"), que ocupa el 75 por ciento de la superficie de la isla, llega a los 3300 metros, alberga un observatorio astronómico, aves en peligro de extinción y se puede encontrar la fabulosa Silversword, una planta que vive 90 años y florece solo una vez.

En Maui es una buena idea alquilar una 4x4 y manejar por Road to Hana, un camino espectacular que va regalando una gran variedad de paisajes en los que vale la pena detenerse. Por algo la llaman la "isla mágica"; porque tiene tanto que ofrecer y tan diverso que el tiempo nunca alcanza. El recorrido hasta Hana es de 100 km y lleva todo un día. Entre curvas pronunciadas y puentes, van apareciendo fantásticas cascadas, túneles de lava y playas de arena roja.

Hawái o Big Island

Es la isla más grande de todas y la que le da nombre al estado, pero no suele formar parte del itinerario clásico. Las principales atracciones requieren largas caminatas, el sistema de transporte no es tan frecuente como en Maui y las distancias son grandes, no hay tanta infraestructura hotelera y las playas suelen ser más pequeñas y con poca arena. Sin embargo, tiene dos ciudades sumamente interesantes como Hilo y Kona (donde están los dos aeropuertos locales, son solo 30 minutos de vuelo desde Maui), rarísimas playas de arena verde o de arena negra, y el impresionante Hawaii Volcanoes National Park, lugar donde se halla el volcán Kilauea, uno de los más activos del planeta y en el que es posible ver los ríos de lava fluir y acercarse bastante a ellos. Mucho más rústica y natural, esta es la isla indiscutida para aquellos interesados en ver volcanes y para los amantes del trekking.

Ver ballenas y delfines en su hábitat natural es una experiencia increíble.
Ver ballenas y delfines en su hábitat natural es una experiencia increíble..

Kauai, Molokai y Lanai

Kauai es la isla más antigua de todas y la que está más al norte. Para muchos, es la más bella y se la conoce como "isla jardín", por sus paisajes exuberantes. Tiene playas de arena blanca enormes con poca gente y dos sitios de otro planeta: la Costa de Napalí, donde se puede navegar entre los acantilados como los primeros viajeros polinesios o sobrevolar el lugar en helicóptero; y el Waimea o Gran Cañón del Pacífico, con una profundidad de 1100 metros por 22 km, similar al Gran Cañón del Colorado, pero más pequeño, donde se rodaron varias escenas de la saga Jurassic Park. También se puede conocer la Costa Coconut cerca de Lihue (donde está el aeropuerto), el río Wailua, el único navegable de Hawái; y la playa Poipu, rankeada como una de las mejores de Estados Unidos, en la que se pueden ver ballenas jorobadas y focas que toman sol sobre la arena entre diciembre y mayo. Aquí es posible entrar en contacto con la vida real de los hawaianos y su principal fuente de sustento: la agricultura. Cultivos de piña, azúcar, café y frutas tropicales se extienden por toda la isla.

Molokai y Lanai son las dos más chicas, conocidas porque sus habitantes son en su mayoría hawaianos y porque reina la privacidad y la tranquilidad. Si bien son lugares más solitarios, en Lanai hay importantes complejos hoteleros, campos de golf y paisajes lunares como Keahiakawelo ("jardín de los dioses") y la icónica Puu Pehe o Roca del Amor. Es famosa por ser de los sitios más románticos de Hawái, y eso no es poco en uno de los destinos por excelencia para celebrar una boda o pasar la luna de miel.

Valle de Kalalau en el parque estatal de la costa de NaPalí.
Valle de Kalalau en el parque estatal de la costa de NaPalí..

Las otras dos islas de las ocho principales son Niihau, que es privada y solo se puede entrar con permiso de la familia o con tours exclusivos; y Kahoolawe, que forma parte del distrito de Maui, es diminuta pero tiene una atracción de otro mundo: el cráter de Lua Makika, en la cima del Puu Moaulanui.

Dónde dormir

Four Seasons Resort Hualalai: en Big Island, con spa y un escenario natural único (desde AR$ 16.000 la noche para dos).

Hotel Wailea: un castillo en Maui, diseñado para parejas (AR$8900 la habitación doble). .The Royal Hawaiian: ubicado en Honolulu, un resort histórico (AR$6200 para dos).

Koloa Landing: en Kauai, rodeado de montañas (AR$4500 la habitación por noche).

Datos útiles

La mejor manera de ir de una isla a otra es en avión, aunque también existen cruceros que las recorren.

Todo el año es una buena época para visitar Hawái, porque se vive una especie de "primavera constante" (25° promedio).

La multiplicidad de microclimas (tropical, seco, de alta montaña) es producto de los efectos de los volcanes, que provocaron diferentes alturas en el terreno.

Hay playas de arena blanca, verde, negra y roja; selváticas, rocosas y más despojadas.

Como forma parte de Estados Unidos, es necesario tener visa y la moneda oficial es el dólar.

Como si fuera la primera vez, Moana, Lilo y Stitch, De aquí a la eternidad, Los descendientes y Pearl Harbor son algunas de las películas que muestran la vida en Hawái.

Hay playas de arena blanca, roja o negra; solitarias o más concurridas, todas son fabulosas.
Hay playas de arena blanca, roja o negra; solitarias o más concurridas, todas son fabulosas..
En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas