Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El fenómeno de Los Displicentes, los amigos que se graban mirando a Boca y a River bajo el lema "Rivales, no enemigos"

Mati, Facu, Kai y Tincho se volvieron populares en YouTube a través del sistema video-reacción; hoy tienen más de 570 mil suscriptores, sus videos suman más de 115 millones de reproducciones y varias empresas ya pusieron el ojo en ellos

Viernes 03 de noviembre de 2017 • 23:59
0
Mati, Facu, Kai y Tincho, los protagonistas de Los Displicentes
Mati, Facu, Kai y Tincho, los protagonistas de Los Displicentes. Foto: LA NACION / Ignacio Sánchez

"Un abrazo grande para Los Displicentes, que la rompen en YouTube". Quizá, el comentario del relator Rodolfo De Paoli en el medio de la transmisión de TyC Sports del partido que la Argentina le ganó 1-0 a Chile en las últimas Eliminatorias Sudamericanas pasó desapercibido para una gran parte del público. Pero no para cuatro jóvenes hinchas de Boca y River y sus más de 570 mil suscriptores en YouTube que los siguen partido a partido.

Mati, Facu, Kai y Tincho componen Los Displicentes, un grupo de amigos que graba sus reacciones de los encuentros que disputan semana a semana tanto el Xeneize como el Millonario y levanta la bandera: "Somos rivales, no enemigos". Así, llevan más de dos años y medio siendo un rotundo éxito en la red social y ahora tienen un solo objetivo: ir al Mundial de Rusia 2018, aunque la campaña todavía no empezó.

El video del último Superclásico está cerca de llegar a las dos millones de reproducciones
El video del último Superclásico está cerca de llegar a las dos millones de reproducciones. Foto: LA NACION / Ignacio Sánchez

Cada vez que hay un partido definitorio o de trascendencia -también incluye los de la Selección Argentina y clásicos con Independiente, San Lorenzo y Racing, con otros amigos incluidos-, los cuatro se concentran en un cuarto especialmente amoblado en la casa de Mati como escenario principal y se filman durante las dos horas que dura el partido. Si alguno va a la cancha, también se filma allí. Para la mañana siguiente, el video ya circula en YouTube y suele ser tendencia. Por ejemplo, la reacción del Lanús-River por Copa Libertadores, se metió entre los 10 videos del momento durante toda la semana y ya suma más de 600 mil reproducciones.

Facundo Alessandri (Facu) y Martín Duella (Tincho) son los hinchas de River, mientras que Matías Castillo (Mati) y Carlos Molineli (Kai) son los fanáticos de Boca. Todos tienen 25 años, salvo Kai, quien tiene 24 y se sumó al grupo en un cumpleaños a través de Facu. El resto se conoce desde el secundario y ya comparte más de la mitad de su vida juntos. ¿Cómo comenzó todo? Sin buscarlo, ya que ninguno era usuario activo de YouTube. "Viajamos a la costa en enero de 2015 y dijimos que estaría bueno grabar todo lo que hacíamos. Y un video que que grabamos fue viendo el 5-0 del Boca-River. Cuando llegamos, Mati lo editó y lo subió a YouTube para tenerlo nosotros de recuerdo en un futuro. Pero se viralizó rápido y al día llegó al medio millón de visualizaciones", cuenta Kai, en una entrevista exclusiva con LA NACION, a días del Superclásico.

"No fue esperado. Nosotros lo grabamos especialmente para vernos. Pero lo que pasó fue una locura. No teníamos redes sociales, yo no tenía ni Twitter ni Instagram, por ejemplo", explica Tincho. Ahora, Los Displicentes apuestan a llegar a 700 mil suscriptores para fin de año, tienen más de 100 mil seguidores en Instagram, 40 mil en Twitter y casi 50 mil en Facebook.

"Nos fuimos dando cuenta que gustaba. La gente nos decía en el primer video que éramos espontáneos y originales, y nos pedían que siguiéramos. Pero lo dejamos hasta mayo del 2015 con los tres Superclásicos en 15 días. Decidimos intentarlo, hicimos tres partidos de PES -el videojuego de fútbol Pro Evolution Soccer- antes de cada partido y después hicimos video reacciones. Ahí nos dimos cuenta que gustaba de verdad. Nosotros teníamos solo 2 mil suscriptores y los videos ya llegaban a más de 100 mil", agrega Facu, quien se anima a decir que son "pioneros en la Argentina y en el mundo" y asegura que a partir de ahora, muchos intentan copiar lo que ellos iniciaron.


Los Displicentes acumulan 296 videos y tienen más de 115 millones de visualizaciones, con un promedio de 450 mil visitas por video. Además, suman 570 mil suscriptores.

Con un promedio de 450 mil visitas por video y más de 115 millones de visualizaciones en los 296 videos que acumula el canal, con el correr del tiempo todo se profesionalizó. A pesar de que la cámara sigue siendo la misma, incorporaron un micrófono, un trípode y cambiaron las luces de la habitación. Pese a que todos tienen su propio trabajo, el canal de YouTube es un importante ingreso extra y, además, ya trabajan para Konami -empresa de videojuegos, dueña de PES- y también tienen contacto con Adidas o Panini, entre otras marcas que los han convocado.

"Si el canal fuera de uno solo, hoy quizá podría estar viviendo únicamente de esto. Pero como nosotros somos cuatro, no nos alcanza y seguimos con nuestros trabajos", dice Kai, y luego, Mati, quien estudió producción audiovisual y es el encargado de editar los videos, agrega: "Mejoramos mucho, hay una diferencia clara y la gente te lo hace saber. Siempre buscamos que el video siempre esté subido al toque porque todos van a ir a buscarlo después del partido. La grabación dura solo las dos horas de juego y después la edición me lleva tres o cuatro horas si es un partido normal. Después, otros videos especiales como juegos o desafíos, ocupan mucho más tiempo, los trabajamos casi una semana. El resto sale en caliente"

.

¿Cómo viven el fútbol ahora que también trabajan con él? Kai y Mati, hinchas de Boca, consideran que lo viven aún con más intensidad. "Ahora si perdés te cargan tus amigos y, además, toda la gente. Todo el país nos carga si Boca pierde", cuenta Mati. "Yo lo vivo más apasionado todavía. Lo que pasa es que, por ejemplo, ahora se viene el Superclásico en el Monumental, y si gana River, ellos me van a cargar hasta el próximo. Ahora quiero ganar si o si, lo vivo con más pasión", explica Kai.

Debido a los contactos con las marcas deportivas, han tenido la oportunidad de charlar y de cruzarse con jugadores. Por ejemplo, Ignacio Scocco, en la presentación de la camiseta de River, contó que mira los videos junto a su hijo y hasta pidió que no lo insulten tanto, entre risas.

"Yo soy igual que en la cancha. Soy calentón, te puteo por la jugada, no estoy pensando en toda tu carrera. Si la hacés mal, te grito en caliente y si la hacés bien, quizá te digo que sos un maestro. Es algo del fútbol, son las emociones que me genera. Cuando termina, no tengo bronca con nadie. Pero al principio pensaba cómo se lo iban a tomar los jugadores si lo veían. Por ejemplo, con Mora. Yo me la agarraba con él, y hay partidos que tal vez no tenía tantas ganas, pero alguna le tiraba porque también a la gente le gusta. Queremos que entiendan que esto es humor. Por suerte, siempre que hemos cruzado a los jugadores y se lo toman bien".

"Somos rivales, no enemigos", el mensaje que dejan en los videos

Los Displicentes, unidos por un fútbol sin violencia
Los Displicentes, unidos por un fútbol sin violencia. Foto: LA NACION / Ignacio Sánchez

En cada video, los cuatro amigos intentan dejar en claro que pueden convivir pese a tener la rivalidad de los colores. Y lo intentan expandir a todo el país con el lema "Somos rivales, no enemigos", frase que ya se hizo una bandera del canal. "El mensaje surgió, se fue dando. Somos dos de Boca y dos de River, y todos los partidos los vemos juntos y termina todo bien, por más que sea un Superclásico. La gente se sorprende, nos dicen que es una locura ver un partido con un hincha de Boca. Y quizá tienen razón, a mucha gente le pasa. Por eso cuando el canal fue creciendo, decidimos imponer el mensaje", dice Tincho.

Así, lograron hacer una juntada en el Planetario el año pasado a la que asistieron más de 300 personas, cada uno con la camiseta de su equipo. "Ahí te das cuenta que la gente que tira mala onda no existe. En ese momento comprobamos que el mensaje se entiende: hinchas de distintos clubes, con sus camisetas, abrazados, cantando canciones, respetándonos. En un país donde no tenemos visitantes, poder juntar tanta gente, y que hasta un hincha de Boca te pide que le firmes la camiseta, es importante", señala Facu.

El video más visto y su furor en Chile: grabaron una publicidad

Con más de 8 millones de reproducciones, la final entre la Argentina y Chile de la Copa América Centenario 2016 es el video más visto del canal. De ellas, más de 6 millones son reproducciones que llegaron desde Chile, el país en el que más furor han logrado, al punto tal de que fueron convocados a grabar una publicidad de una reconocida cerveza.

"Es impresionante lo que pasó con Chile. Si te ponés a pensar, tienen 17 millones de habitantes. Es más de un tercio del país viéndote. Nunca imaginábamos nada de esto. Poder viajar con mis amigos por esto... quizá recién caí cuando estaba en el set de grabación y el director me decía para dónde moverme, y tampoco entendía nada. Son momentos donde vas cayendo de todo lo que pasa", rememora Tincho, y Mati explica el contacto con la gente: "No pudimos avisar que íbamos, pero subimos una historia a Instagram diciendo que íbamos a estar en tal lugar, y la gente fue. Había más de 30 personas esperándonos y encima llegamos dos horas tarde porque nos atrasamos, por lo que mucha gente se fue. Pero también fuimos al shopping y la gente nos paraba, en la calle también y hasta en el boliche nos reconocían y nos pedían una foto".

"En el video de la final del 2015, nos buscaban para cargarnos. En el segundo, también nos cargaron pero ya se habían suscripto al canal. Entendieron el mensaje, que nos cargábamos y estaba todo bien. Ahora, cuando quedaron afuera del Mundial, tomaron muy bien las bromas y seguimos saliendo en la tele de Chile", dice Kai, y luego Facu sentencia: "Acá también nos pasa, pero a diez niveles menos que allá, donde caminábamos por la calle y te reconocían. Acá, a mí la semana pasada me pasó que el colectivero me conoció y me dijo: "pasá, displicente'. Es todo una locura".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas