Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En un Camp Nou combativo, faltó el gol de Lionel Messi para festejar su partido N° 600

Barcelona venció 2-1 a Sevilla en medio de reclamos por los independentistas presos; Leo, 3° en presencias, detrás de Xavi e Iniesta

Sábado 04 de noviembre de 2017 • 18:35
SEGUIR
PARA LA NACION
  |  
BarcelonaBarcelona

-

P
SevillaSevilla

-

P
0

El festejo de Paco Alcacer
El festejo de Paco Alcacer. Foto: AP / Manu Fernandez

BARCELONA.- Ni Lionel Messi ni Javier Mascherano hubieran podido estar presentes anoche en el Camp Nou, en la sufrida victoria del Barcelona frente al Sevilla de Eduardo Berizzo (2-1), si el seleccionado argentino no hubiese comprado el billete directo para Rusia 2018 ante Ecuador. El repechaje frente a Nueva Zelanda hubiese sido este próximo fin de semana.

A Mascherano poco le hubiese cambiado; Messi, en cambio, no hubiese podido festejar junto a su gente sus 600 partidos con la camiseta del Barça. Está tercero en el ranking de presencias, detrás de Xavi (767 encuentros) e Iniesta (642).

Al equipo de Ernesto Valverde le faltó juego, y a Messi, el gol. No le importó a la hinchada azulgrana, satisfecha con la racha de sus jugadores en la Liga (10 triunfos y un empate), preocupada por la tensa situación política en Cataluña.

La Grada de Animación, el sector más radical de la hinchada azulgrana, realizó una serie de actos como símbolo de protesta frente al encarcelamiento de los ex miembros del gobierno de Cataluña, destituido la semana pasada por el Gobierno Español, tras haber declarado unilateralmente la independencia. "Free all political prisioners" y "Europe shame on you ", fueron las dos pancartas que enseñaron, repartieron 70.000 cartulinas con la leyenda "libertad a los presos políticos" y no ocuparon su lugar en la tribuna hasta el minuto 10 del partido.

"El Camp Nou siempre ha sido un sitio donde la gente se ha manifestado pacíficamente. Pero la gente, cuando viene al estadio, lo que quiere es ver ganar a su equipo", resolvió el técnico Valverde, que ya no disimula su cansancio cada vez que se le pregunte por el tema político en Cataluña.

El DT azulgrana tiene tantas ganas de que le pregunten por la pelota que ni siquiera le molesta que le cuestionen el fútbol de su equipo, líder en La Liga (con cuatro puntos de ventaja sobre Valencia y 11 arriba de Real Madrid, que hoy recibe a las Palmas) y en el Grupo D de la Champions, en la que tiene un pie y medio en los octavos de final.

"¿Si nuestro juego está a la altura de los resultados?", sostuvo Valverde; "los resultados son consecuencia del juego de todo tipo, defensivo, ofensivo.". En la misma línea que su entrenador opinó Rakitic: "Ojalá pudiéramos ganar todos los partidos 5-0, pero el nivel de la Liga española es muy fuerte". El Barcelona necesitaba refrescar su imagen ante su gente, sobre todo después del pobre empate ante el débil Olympiacos el pasado martes, en Atenas. El problema, para el Barça, fue el revitalizado Sevilla de Berizzo. Arrancó medio dormido el equipo del Toto en el Camp Nou: mal negocio contra el conjunto de Messi. Sin embargo, después del entretiempo, el Sevilla puso contra la cuerdas al líder de la Liga.

El Sevilla maniató al Barça, Guido Pizarro anuló a Messi, mientras Luis Suárez sigue peleado con el gol: acumula 442 minutos sin marcar. Pero lo que no resolvieron ni el Nº10 ni el Nº9 lo hizo Paco Alcácer, autor de un doblete. "Me voy con la sensación de haberle jugado un partido de igual a igual al Barcelona", analizó el DT argentino, que ya le había ganado en tres ocasiones al Barcelona cuando dirigía al Celta. "Nos adueñamos del balón, pero nos faltó la jugada vertical y final. Creo que hemos dado, aún en la derrota, un gran paso adelante en el juego", concluyó Berizzo.

La fiesta no fue completa para nadie en Barcelona. Ni Berizzo se llevó su premio, ni Messi pudo celebrar con un gol su partido 600 con el Barça. Ahora, al Nº10 le toca pensar en la selección. Un poco de trabajo junto Jorge Sampaoli y Sebastián Beccacece, ayer presentes en el Camp Nou.

Los números de Leo. Messi jugó 393 partidos por la Liga (361 goles); 62 por la Copa del Rey (44); 17 por la Supercopa de España (13); 119 por la Liga de Campeones de Europa (97); 4 Supercopa de Europa (3); y 5 por el Mundial de Clubes (5). Un total de 599 encuentros y 523 tantos.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas