Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Jóvenes argentinos sumaron varias medallas en las Olimpíadas Latinoamericanas de Astronomía

Se preparan fuera de las horas de clase; le dedican mucho tiempo a entrenarse para competir

Viernes 03 de noviembre de 2017 • 19:23
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Los argentinos premiados
Los argentinos premiados.

CORDOBA. Tres medallas de oro, una de plata, una de bronce y mejor prueba grupal fueron los resultados de la delegación argentina en las IX Olimpíadas Latinoamericanas de Astronomía y Astronáutica realizadas en Antofagasta (Chile). Los premiados son estudiantes secundarios de distintas escuelas del país que participaron en la Olimpíada Argentina y quedaron seleccionados para la otra instancia.

El equipo argentino es coordinado por los docentes e investigadores del Observatorio Astronómico de la Universidad Nacional de Córdoba Mónica Oddone y Martín Leiva y Luis Gómez y Andrés Cesanelli de Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas de la Plata. Como la tarea es extracurricular, los estudiantes secundarios que -voluntariamente- deciden participar estudian por su cuenta, con la ayuda de tutores que son, en general, docentes.

La próxima semana, en Córdoba, será el examen final de la Olimpíada Argentina en la que, este año, participarán 24 estudiantes de 14 provincias. A lo largo del año estos jóvenes se prepararon en base a un programa que incluye astronomía de posición (coordenadas, movimientos, definiciones de tiempo); astronomía dinámica (movimiento de los planetas, órbitas, tiempos); astrofísica (brillo de las estrellas, propiedades físicas de las galaxias, universos y sus unidades estructurales) y observación astronómica.

Leiva explica a LA NACION que esta competencia es la base para la participación posterior en la latinoamericana. La nacional, sumó en el 2011 la modalidad "especial" abierta para instituciones que trabajan con discapacitados mentales. "Les proponemos un tema de investigación y ellos los resuelven con cuentos ilustrados; el de esta edición fue 'Cometas, viajeros del espacio'".

En Antofagasta los ganadores del oro fueron Andrés Boasso de la escuela de Educación Técnico Profesional 343 de El Trébol, Santa Fe; Gonzalo Ciaffone del Colegio Nacional de Buenos Aires y Lucas Díaz del Instituto Politécnico Superior General San Martín de Rosario. La plata fue para Franco Caviglia Romano también del Nacional Buenos Aires y el bronce para Brenda Castelli Trucco, estudiante de la escuela José Manuel Estrada de Bigand, Santa Fe.

"Me acerqué a la astronomía un poco de casualidad -cuenta Ciaffone-; hace tres años me anoté en en el curso de iniciación de mi colegio y me enganché muchtuo. Es un una seguidilla, después de eso se empieza a descubrir todo".

A los 18 años, asegura que el entrenamiento es "duro" pero que el programa está "bien distribuido" aunque requiere de horas de dedicación. "Para las latinoamericanos no sólo hay que aprender mucho sino decidir qué hacer rápido porque para las pruebas asignan dos horas; no hay oportunidad de trabarse". La tutora de Ciaffone es Araceli Barrera, estudiante de Ingeniería Mecánica, ganadora de la medalla de plata en las Olimpíadas Nacionales de 2010 y de la de oro en 2011.

INTERCAMBIO Y APRENDIZAJE

Leiva enfatiza la modalidad de la competencia latinoamericana, donde cada país lleva un grupo con un máximo de cinco representantes que rinden cuatro módulos; hay pruebas individuales teórico- prácticas y de reconocimiento del cielo y, además, dos grupales "en las que se mezclan los países".

"Es la muestra de que la ciencia se hace en conjunto, de la necesidad de trabajar en equipo", define. Otra prueba es de astronáutica y consiste en el lanzamiento de cohetes de agua; los estudiantes deben armar las plataformas y los cohetes.

Castelli Trucco tiene 17 años y conversa con este diario mientras participa en las Olimpíadas Nacionales de Química en Villa Giardino (Córdoba). En el 2006 hizo su primer taller de astronomía con Sergio Galarza, "un aficionado que sembró la inquietud y el interés".

Proyecta convertirse en bioquímica y define su apego a la astronomía porque "te traslada y hace ver que somos una partícula en el universo; es la manera romántica de verla, después se le pone números y todo empieza a tener sentido".

Para Ciaffone, quien seguirá Ingeniería Mecánica en la universidad, la astronomía es "un lindo hobby; permite descubrir cosas y eso es lo que la separa de otras ciencias.".

"Lo interesante es que la comunicación y la divulgación nos acerca a la gente, demostramos que estamos vivos y que en los observatorios no hay fósiles de astronómos. Es la oportunidad de formar en ciencias, de generar dinámica", subraya Leiva.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas