Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El sandwich cubano, un bocado de tradición en Ybor City

Iván de Pineda

SEGUIR
LA NACION
Domingo 05 de noviembre de 2017
0

Ybor City es un barrio de la ciudad de Tampa, Estados Unidos, que fue conocido como la Capital Mundial de los Cigarros, llegando a producirse aquí cientos de millones de cigarros al año listos para ser consumidos por el mercado local e internacional.

Fue fundada como ciudad por un empresario y entrepreneur cubano nacido en Valencia, España, y casi septuagenario llamado Vicente Martínez Ybor, en 1885. Principalmente, fue poblada por cubanos, españoles (la mayoría provenientes de Asturias), italianos (sicilianos muchos de ellos) y alemanes. Esta vibrante sociedad multicultural, basada en la ayuda mutua y en sociedades de benevolencia, prosperó tanto que se transformó en uno de los motores económicos del país hacia el final del siglo XIX.

Recorrer sus calles es transportarse a otra época, donde las influencias de cada una de las culturas es visible en las construcciones que flanquean la calle principal de Ybor City, la importante Séptima Avenida, con sus fachadas y balcones sostenidas por finas columnas de hierro y ancianos carteles que anunciaban a los locales y visitantes la localización de diferentes clubes, como el Español, el primero en abrir sus puertas en 1891; el Círculo Cubano; la Deutscher-Americaner, o el mayor de todos, el Centro Asturiano, o de las diferentes factorías de cigarros, como la famosa Arturo Fuente.

Los idiomas y los diferentes acentos les dan un color especial a los cientos de metros de trayecto de esta arteria tan peculiar como histórica, del centro de Florida.

Ybor también cuenta con la peculiar historia de una saga familiar que terminó convirtiéndose en parte indeleble de esta comunidad. Propietarios de uno de los landmark (lugar de interés o punto de referencia) más conocidos de este estado y también de todo el país: el Columbia, abierto en 1905, uno de los restaurantes españoles más grandes del mundo y el más antiguo de Florida todavía en operaciones, que ha sentando a 1700 personas en sus 15 salones en un mismo encuentro.

Parado enfrente del restaurante, miraba asombrado los miles de mosaicos que cubren la fachada de cien metros de longitud, que cuentan las historias mas variadas. Una de ellas es la llegada de Colón al continente americano. Con su pórtico de claro estilo colonial, las puertas me invitaban a entrar para encontrarme con Andrea, quinta generación de propietarios y tataranieta del creador de este lugar que fue la encargada de mostrarme por qué significa tanto en la comunidad local.

Me impresionaron especialmente dos salas. La del Quijote, llamada así en homenaje al famoso hidalgo Alonso Quijano, creación del genial Cervantes con su gran araña llena de luces, paneles de madera y su cava a la vista con una de las colecciones de vinos españoles más importantes del mundo, y el impatiquísimo Patio, réplica fiel de un patio andaluz con su fuente de agua fresca incluida.

Pero nuestro destino era la tremenda cocina de casi quinientos metros cuadrados para crear con nuestras manos una de las especialidades de la casa: el Sandwich Cubano.

Y es que más alla del gran menú que tiene lleno de los grandes platos de la cocina española y decenas de delicatessen, este emparedado es muy especial aquí… Porque encima de una mesa se encontraban todos los ingredientes que representan a cada una de las culturas que hicieron de Ybor City su lugar en el mundo.

Con mucha paciencia y una gran sonrisa, Andrea me fue guiando en el orden específico en el cual iban el jamón, el cerdo rostizado, el salame, el queso, la mostaza y los pickles, representado a Espana, Cuba, Italia y Alemania, que formaban más de 30 centímetros del mas exquisito bocadillo que se transformó, una vez tostado, en un canto a la tradición local.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas