Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Caso Pomar: condenan a dos policías

Para la Justicia, los uniformados falsearon actas en la búsqueda de la familia

Sábado 04 de noviembre de 2017
0

La Justicia condenó a penas de entre 12 y 14 meses de prisión en suspenso a dos policías bonaerenses por la "desidia" en la que incurrieron al haber falsificado actas del rastrillaje para localizar a los cuatro integrantes de la familia Pomar, fallecidos en un accidente cerca de la ciudad de Salto y que fueron hallados tras 24 días de búsqueda.

La sentencia fue dictada por el juez en lo correccional de Pergamino, Carlos Picco, quien en los fundamentos del fallo destacó que "la familia Pomar no fue buscada como se debía. Los rastrillajes fueron deficientes".

Según informó la agencia Télam, el magistrado condenó a un año y dos meses de prisión en suspenso al ex comisario Daniel Arruvito y a un año de prisión en suspenso al ex teniente Luis Quiroga por el delito de "falsedad ideológica de instrumento público", en tanto que fue absuelto el ex teniente Benito Barcos.

En el momento de los hechos, los tres se desempañaban en la Patrulla Rural de Pergamino y en el destacamento de Gahan.

"Estamos conformes con las condenas, si bien no son los montos que habíamos pedido; estamos evaluando no apelar esas penas, pero sí por la absolución de Barcos", dijo a Télam Aquilino Giacomelli, abogado de la familia Pomar.

La querella había pedido penas de hasta cuatro años y la fiscalía de un año y seis meses, en tanto que había solicitado que se absolviese a Quiroga. María Cristina Robert -madre de Gabriela Viagrán- consideró que estos tres policías "son unos perejiles". Y agregó que "en el juicio no estuvieron todos los que tenían que haber estado".

Es que este debate se centró sólo en la falsedad ideológica de las actas de rastrillaje que confeccionaron los policías que participaron en la búsqueda de la familia Pomar, donde aseguraron que habían buscado en la ruta, en las alcantarillas y en los puentes rastros del accidente, lo cual resultó falso.

En cambio prescribió la causa contra otros efectivos imputados por omisión y violación de los deberes de funcionario público.

Luis Fernando Pomar, de 40 años; su esposa, Gabriela Viagrán, de 36, y sus hijas, de 3 y 6, fueron vistos por última vez el 14 de noviembre de 2009 cuando se trasladaban de José Mármol, donde vivían, rumbo a Pergamino para visitar a unos familiares.

Como nunca llegaron a esa ciudad, sus allegados denunciaron la desaparición al día siguiente, pero la policía demoró hasta el 8 de diciembre para encontrar los cuerpos en los alrededores del automóvil volcado a un costado de la ruta.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas