Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La Aguada, ese equipo que se empeña en desmentir su corto handicap

El conjunto de los Novillo Astrada muestra un poderío superior respecto a los rivales que están en su nivel; lo mostró en el 13-10 sobre La Albertina, que tiene un gol más de valorización

Domingo 05 de noviembre de 2017
0
La Aguada Las Monjitas vs. La Albertina Abu Dhabi
La Aguada Las Monjitas vs. La Albertina Abu Dhabi. Foto: LA NACION / Sergio Llamera

Que faltaran dos minutos para el final y La Albertina, en plena remontada, estuviera amenazando con empatar era tan impensado un rato antes como inmerecido en el desarrollo global. La Aguada-Las Monjitas, ese conjunto golpeado por los handicaps a fines de 2016 y condicionado por la lesión de su motor, Eduardo Novillo Astrada (h.), en 2017, había dado hasta entonces otra muestra de un poderío superior -nada despampanante, pero superior- y por eso fue lógico su 13-10 definitivo por la zona A del Campeonato Argentino Abierto.

Lógico y, por otro lado, asombroso en cierto modo. La Aguada-LM tiene 31 goles de valorización; La Albertina, aunque en su primera temporada, suma 32. Los Novillo Astrada y Alfredo Bigatti llegaron a estar 9-3 (cuarto chukker) y 11-4 (sexto) arriba, con poca exageración en el tablero. "Ellos jugaron muy bien", admitiría Alfredo Cappella Barabucci, el back adversario.

Tenía razón el santafecino. Con Bigatti definitivamente asentado en la función que más le gusta, la de segundo delantero, los Novillo Astrada hacen valer su caballada de años de acumulación y perfeccionamiento, y su oficio de temporadas y temporadas de Triple Corona. Con una muy buena nueva: Alejandro está por fin adaptándose al puesto de primer delantero, que en 2016 hizo sufrir al back natural. "Este año estoy mucho mejor. En el anterior me costó bastante. Es todo un proceso ese cambio en el nivel más alto del mundo. Como para un arquero de fútbol pasar a jugar de delantero", graficó el hermano menor.

La Aguada cayó tres goles en la votación de handicaps de diciembre último, de 35 a 32. No pareció irrazonable en su momento, tras una temporada realmente pobre de su parte, coronada con un 10-14 en los cuartos de final de Palermo a manos del sorprendente Cría Yatay y sus 29 de valorización. Ahora, con Bigatti por Eduardo Novillo Astrada (h.), ese motor ausente por el desgarrado psoas que nunca termina de curarse, tiene 31 en las chapas, y eso hace pensar que su nivel es parecido a los de los varios conjuntos que merodean los 30. Es cierto que le ganó por poco a alguno de ellos (11-10 a Cría Yatay en el Abierto de Hurlingham), pero también que estuvo a un gol de tumbar a los Pieres a pocos minutos del cierre, hace un par de semanas.

Por caso, La Albertina, con sus 32 tantos, estuvo bien por debajo ayer en rendimiento y lo está a lo largo de la temporada. "Nunca pudimos hacer nuestro juego. Estuvimos lerdos en las marcas y en las vueltas y corrimos desde atrás", juzgó Cappella Barabucci. Que no se preocupa por los escasos 100 puntos que reúne el conjunto violeta en el ranking a esta altura de la Triple Corona. "Tenemos que ganar dos de los tres partidos que nos quedan", minimizó.

En cambio, Alejandro Novillo Astrada fue cauto. "Paso por paso. Hay que seguir sumando puntos. Hay que llegar al partido con La Dolfina con posibilidades de alcanzar la final", observó el delantero y encargado de los penales al arco.

Lo cierto es que a La Aguada no le da el potencial como para derribar a La Dolfina, salvo un batacazo aun mayor que el de Alegría contra Adolfo Cambiaso y compañía en Hurlingham (10-9). Pero, lejos de la lucha real por el título de campeón argentino, tampoco parece tener que preocuparse mucho por su permanencia en 2018. Es claramente más que sus vecinos de handicap. Al suyo, por lo pronto, lo hace parecer mentiroso.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas