Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La Irenita logró el primer objetivo, pero quiere más

Venció 14-11 a La Esquina-Los Machitos y prácticamente se ganó un lugar entre los 8 mejores de 2018; ahora va por La Aguada

Domingo 05 de noviembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
La Irenita venció 14-11 a La Esquina-Los Machitos
La Irenita venció 14-11 a La Esquina-Los Machitos. Foto: Sergio Llamera

Matemáticamente, todavía no puede festejar, pero por lógica y sentido común, vale afirmar que La Irenita logró su primer objetivo. La victoria 14-11 ante La Esquina-Los Machitos en el estreno del 124° Campeonato Argentino Abierto lo deja virtualmente entre los ocho mejores, a un paso de la clasificación para 2018. Con esa tranquilidad y la confianza que le dan los buenos rendimientos, ahora se ilusiona con repetir una actuación como la del año pasado.

Con 350 puntos acumulados, La Irenita le sacó ventaja suficiente a su vencido y a Chapaleufú, que todavía no sumaron y quedaron obligados a ganar tres partidos para superarlo. Es decir, deberían derrotar a uno de los grandes de sus zonas. Así, el duelo ante La Albertina Abu Dhabi en la última fecha será decisivo para quedar entre los seis primeros. Pero antes, tiene razones para soñar con un triunfo ante La Aguada, el próximo sábado en la cancha 1.

La Irenita jugó un gran partido, con mucha dinámica y goles de gran factura. Tuvo en Juan Ruiz Guiñazú a su figura y goleador, bien secundado por Juan Gris Zavaleta, que lo asistió en varios de los siete goles que anotó. Clemente Zavaleta aportó su acostumbrada entrega y circulación y Guillermo Willington, que volvió a jugar el Abierto luego de ocho años de ausencia (su última aparición había sido con la camiseta de El Paraíso en 2008), orden y distribución.

"Le metimos mucho ritmo, dando vuelta rápido, jugando backhanders, pases largos, intentando jugar rápido", dijo Tito Ruiz Guiñazú. "Tenemos que ganar estos partidos que son clave. Eso nos da la posibilidad de llegar al partido con La Aguada sin presión. Vamos de a poco, pero se sueña con ganar dos o tres partidos más".

La Irenita no había empezado la temporada de la mejor forma. Cayó mal en los dos partidos de Tortugas y en pleno Hurlingham sufrió la severa lesión de su jugador emblemático, Matías Mac Donough. Pero ganó los partidos que tenía que ganar y de a poco fue encontrando el funcionamiento que lo llevó a ser una de las sorpresas de la temporada pasada, cuando dejó en el camino a El Paraíso y se ganó el pase a la Triple Corona 2017.

"Año a año la expectativa sube un poco más", agregó Ruiz Guiñazú. "El año pasado éramos un equipo con tres debutantes; es increíble la diferencia que sentimos con una temporada más de experiencia".

La Irenita cumple con su deber, crece en el juego y se anima a más. Ya logró su primer objetivo, ahora le apunta a La Aguada. Ya demostró que tiene con qué.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas