Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Tiroteo en una iglesia de Texas: hay al menos 26 muertos y varios heridos

El atacante abrió fuego durante la celebración de la misa; fue hallado sin vida

Domingo 05 de noviembre de 2017 • 17:42
0
Personal de emergencia trabaja en la Iglesia
Personal de emergencia trabaja en la Iglesia. Foto: AP

TEXAS.- Al menos 26 personas fallecieron y otras 24 resultaron heridas tras un tiroteo en una iglesia bautista en Texas, Estados Unidos, iniciado por una persona a la que la policía reportó como muerta pero no identificó.

El tiroteo ocurrió en la Primera Iglesia Bautista de Sutherland Springs, una pequeña comunidad a unos 50 km al sureste de la ciudad texana de San Antonio.

El atacante ingresó a la iglesia poco antes del mediodía y abrió fuego durante el servicio religioso dominical, al que asisten usualmente unas 50 personas. Un niño de dos años figura entre los heridos, indicó el sitio web del diario Dallas Morning News.

Un cajero de una estación de servicio ubicada frente al templo señaló a la televisora CNN que escuchó unos 20 disparos "en rápida sucesión mientras se realizaba un servicio religioso".

cerrar

Una portavoz del Centro Médico Connally Memorial en el cercano pueblo de Floresville dijo a la cadena Fox News que habían "aceptado numerosos pacientes después del tiroteo", pero no dio cifras. Helicópteros y personal de emergencia acudieron a la iglesia, y agentes de la agencia federal de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF) se dirigían a la escena, indicó la institución.

El tiroteo ocurrió un mes después de que un hombre armado disparara desde una habitación de un hotel de Las Vegas, Nevada, matando a 58 personas e hiriendo a centenares de personas que asistían a un concierto al aire libre.

El incidente ocurrió además dos años después de que un supremacista blanco, Dylann Roof, entrara a una iglesia negra de Charleston, Carolina del Sur, y matara a tiros a nueve personas.

El presidente Donald Trump, desde Japón, se solidarizó con las víctimas y dijo que las fuerzas de seguridad de su país están trabajando en el lugar del hecho. "Que Dios bendiga a la gente de Texas. El FBI está trabajando en el lugar. Yo estoy monitoreando la situación desde Japón", publicó.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, condenó los hechos en su cuenta de Twitter: "Nuestras oraciones están con todos los que fueron perjudicados por este acto malvado. Nuestro agradecimiento a las autoridades por su respuesta", dijo.

Con información de Télam y AFP

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas