Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Prefiere encontrarle un sentido a lo que hace antes que ganar plata

Inés Sanguinetti: "Me angustiaba preguntarme para quién y por qué bailaba"

Lunes 06 de noviembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

cerrar

Para Inés Sanguinetti, el arte es una herramienta clave para generar una verdadera transformación social.

Tiene 61 años, es socióloga, bailarina, coreógrafa y cofundadora de Crear Vale la Pena, una organización social que nació en 1997 a dos cuadras de La Cava, en San Isidro. Allí, desarrolla un programa de integración para jóvenes, uniendo la educación en artes, la producción artística y la organización social, para la promoción y el desarrollo comunitario e individual.

"Este proyecto nace de la necesidad de encontrar una pertenencia como artista a un mundo más grande que aquel del que yo formaba parte. Como bailarina de danza contemporánea fui muy feliz, pero siempre me angustió un poco preguntarme para quién, por qué y para qué bailaba", confiesa Inés.

Empezó bailando a escondidas, en el living de su casa. Muchos años después, cuando hizo un dúo con Julio Bocca en el Luna Park, en el momento de salir al escenario recordó "ese living y ese lugar inventando sola mundos con la danza".

Pero ser una bailarina exitosa no la llenaba. Trabajar "artesanalmente y con tanto amor" durante meses una obra para que luego se agotara en algunas funciones, le provocaba "una especie de desesperación". "Pensaba que en este país hay muchas personas que no tienen la oportunidad de ver danza contemporánea. Entonces, quien era mi marido me invitó a acercarme a La Cava a dar talleres de baile", dice.

Hoy, asisten al centro cultural comunitario de Crear Vale la Pena más de 400 jóvenes por mes, que participan de programas de danza, teatro, canto, música, entre otros.

"El gran impulso para poder, como profesional del arte, generar oportunidades para muchas otras personas me lo dio tener muy presente esa enorme intensidad e inseguridad que sentía cuando era niña de si alguna vez iba a poder ser bailarina", asegura Inés. "Por eso, acá decimos que el arte es un derecho, todos somos artistas. Hay una política de accesibilidad, entendiendo que el arte potencia nuestras emociones y capacidad expresiva, y eso nos sirve para todas las cosas de la vida".

Sostiene que su vida tiene sentido porque ya no está pensando en su proyecto o historia: "Sino porque siento que soy parte de algo mucho más importante que yo".

Ver el centro cultural repleto para ella es como "haber hecho un repertorio que sigue vivo: una coreografía que varias compañías bailan al mismo tiempo".

¿Qué cambios ve en los jóvenes? "Las transformaciones que veo en ellos no son muy diferentes de las personales mías: juntan coraje y valor para ser, para soñar con lo que quieran", afirma.

Para saber más

Crear vale la pena

En su centro cultural comunitario de La Cava, desarrolla un programa de integración social para jóvenes en contextos de pobreza, integrando la educación en artes, la producción artística y la organización social, como medios para la promoción y el desarrollo comunitario e individual. Además, cuenta con un Programa de Educación mediante el cual se realizan capacitaciones en escuelas públicas. crearvalelapena.org.ar

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas