Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las polémicas de Néstor Pitana en el superclásico: la jugada que hizo olvidar el 'no fue córner', la confesión de Ponzio a Cardona y lo que dijo el árbitro

El árbitro, que no tuvo una buena tarde, fue cuestionado por los dos equipos; de las más importantes, acertó una y falló dos

Lunes 06 de noviembre de 2017 • 09:28
SEGUIR
LA NACION
0
Gallardo le reclama reiteradas equivocaciones a Pitana
Gallardo le reclama reiteradas equivocaciones a Pitana.

"Del 'no fue córner' al no se fue", se descarga un cronista radial, hincha de River, a pocos metros del vestuario millonario, en el anillo del Monumental. Boca acaba de ganar el superclásicopor 2-1 y, como muchos, tiene un reclamo concreto (como hincha) contra Néstor Pitana, el árbitro del partido, que volvía a dirigir un cruce oficial entre los dos equipos más grandes del fútbol argentino tres años después del recordado triunfo del equipo de Ramón Díaz. Pero las quejas contra el referí, en este caso, no entienden de colores. Las hicieron jugadores, técnicos, hinchas y periodistas. Sin banderas, aunque con diferentes focos de atención.

"Fue un lindo partido para jugarlo. Ahora a descansar, a estar con los compañeros y a repasar un poco el partido con la cabeza más tranquila"
Pitana

Ante tantas críticas, y mientras se iba del Monumental, Pitana se detuvo un instante y dio sus primeras impresiones del superclásico en diálogo con Radio Mitre. "Fue un lindo partido para jugarlo. Ahora a descansar, a estar con los compañeros y a repasar un poco el partido con la cabeza más tranquila". Pero claro: no quiso indagar en jugadas puntuales. ¿La expulsión de Cardona por supuesto codazo? "Esa es la sensación que tuve en el campo de juego, pero como te digo: ahora vamos a repasar el partido". ¿La jugada que termina con gol de River y que fue anulada porque la pelota, supuestamente, había salido? "Tranquilo, ahora la repasamos".

Sin embargo, esas no fueron las únicas polémicas del partido. Todo comenzó a los 37 minutos del primer tiempo, cuando el árbitro expulsó a Nacho Fernández por una fuerte entrada sobre Cardona. Pese a que Pitana, bien ubicado, acertó en su decisión, en ese momento comenzó a irse el partido de sus manos. Los jugadores de River explotaron. Germán Lux fue el primero en hacer un efusivo reclamo, que le hizo ver la tarjeta amarilla. Enzo Pérez y Leo Ponzio siguieron con las quejas antes de ir al vestuario, en el entretiempo. "Es muy fácil así. Mirá que nos sacaron de la Copa igual. Así nos sacaron de la Copa. Nos sacaron igual de la Copa. Inventaron el VAR", se quejó el mendocino, a los gritos, mientras las cámaras de la transmisión lo captaban de cerca.

Pero, ¿por qué el reclamo si estuvo bien expulsado? Leo Ponzio lo explicó luego en zona mixta: "Era la calentura del partido. Ahí adentro vimos que no era expulsión. Además, con algunas actitudes y algunos gestos de otros jugadores, por ahí, no se manifestaba igual, y nada más", se limitó a decir el capitán millonario.

La pelota no salió
La pelota no salió.

La otra jugada que quedó bajo la lupa, y en la que Pitana sí se equivocó, fue la de la expulsión de Cardona. El colombiano se sacó la marca de Enzo Pérez de encima y, cuando comenzó a correr, tocó el rostro del jugador de River. Si bien el árbitro primero hizo un gesto como si no había sido nada, rápidamente cobró falta y le mostró la roja al jugador de Boca.

El colombiano se fue con un sabor agridulce, ya que no pudo disfrutar del todo su golazo. "Siento mucha impotencia. Quiera Dios que se pueda apelar. Más allá de eso, el juego estuvo muy bueno y creo que merecíamos ser ganadores. Practico mucho y al verme mis compañeros me decían que guarde los goles para el partido, así que me pone muy contento haber marcado en mi primer clásico", dijo en rueda de prensa. Además, reconoció: "Ponzio me quiso tranquilizar diciendo que la expulsión fue para compensar".

La última polémica fue la del "no se fue", que parece haber llegado apra compensar el "no fue córner". Sucedió en los últimos minutos del partido, cuando Boca ya ganaba 2-1 y River estaba volcado en ataque. Enzo Pérez le ganó la pelota a Fabra y metió un pase atrás, que Scocco cambió por gol. Sin embargo, Pitana había anulado la acción antes de la definición porque el línea había marcado córner.

Apenas terminó el partido, mientras los jugadores de Boca festejaban en la mitad de la cancha y desde los cuatro costados del Monumental se escuchaba 'muñeco, muñeco', Gallardo increpó a Pitana. ¿Le reclamó alguna jugada puntual? No. Se quejó porque el árbitro le había dicho "pendejo" a Montiel. "Nunca más le digas pendejo a un jugador, respetá a los jugadores", le dijo.

En conferencia de prensa, el Muñeco habló del arbitraje a cuentagotas, aunque volvió a referirse al partido contra Lanús, de la Copa Libertadores. "Se equivocó para los dos, por suerte hoy se equivocó un árbitro solo y no siete", apuntó. Guillermo Barros Schelotto, por su parte, tampoco quiso profundizar en la actuación arbitral: "Y en cuanto a la expulsión de (Edwin) Cardona y del arbitraje de (Néstor) Pitana no quiero opinar. El partido se jugó como todo superclásico, dejando todo".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas