Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Alejandra Martínez: "Hay cosas mucho más importantes que cuánto vamos a facturar en un juicio"

Lunes 06 de noviembre de 2017 • 09:16
SEGUIR
LA NACION
0

"Tenemos una herramienta que sabemos que, compartiéndola y brindándola a los que menos tienen, vamos a logar una sociedad mucho más justa y equitativa para todos", dice la abogada Alejandra Martínez, de 38 años. Esa herramienta, es el conocimiento del Derecho.

Ella es la directora ejecutiva de la Fundación Microjusticia Argentina, que busca empoderar legalmente a personas en situación de vulnerabilidad jurídica y social, para garantizarles un real acceso a la Justicia.

"En el 2010, Microjusticia (que forma parte de un movimiento mundial) llega a la Argentina de la mano de un grupo de abogados recién recibidos que colaboraban en distintas organizaciones sociales, pero querían ayudar desde su profesión, entendiendo que el Derecho es una ciencia social para todos y no solo para quienes pueden pagarlo", cuenta Alejandra.

Los abogados de la organización se proponen educar y concientizar sobre derechos y obligaciones; brindando asesoramiento y patrocinio jurídico gratuito, y capacitando a personas que viven en villas, asentamientos informales y otros barrios vulnerables. Para eso, trabajan con un enfoque territorial, articulando con organizaciones que les ceden sus espacios, donde atienden a sus beneficiarios.

Alejandra se sumó a Microjusticia como voluntaria en 2011; en 2013, empezó a coordinar voluntarios; y, en 2014, a dirigir la fundación. "Me enteré de la fundación porque leí una entrevista en un diario a uno de sus fundadores. Me súper interesó porque podía ayudar desde lo que yo sé y no desde lo que me sobraba", recuerda. "Tratamos de tener siempre esa concepción no asistencialista".

Nunca se va a olvidar de casos como el Pedro Oviedo, de Ingeniero Budge, que fue el primero que atendió. "No se podía jubilar porque no sabía cómo pararse delante del empleado de Anses. Fue tan simple como explicarle cómo era el trámite y acompañarlo", detalla Alejandra. "Que a fin de año ese hombre pudiera estar cobrando la jubilación y que eso le permitiera tener techo en su casa, no lo voy a olvidar nunca más en mi vida. Son acciones chiquitas que te cambian el eje: a partir de ahí uno entiende que hay cosas mucho más importantes que cuánto vamos a facturar en un juicio. Ése es nuestro pequeño aporte".

Subraya que la falta de un documento de identidad, de una residencia legal, o el desconocimiento de la ley de familia o discapacidad, pueden impedir que las personas accedan a derechos y servicios tan elementales como la educación, la salud o el trabajo.

"Alguien sin documento no puede ni siquiera darse una vacuna, denunciar un delito, alquilar una propiedad, trabajar legalmente o reclamar beneficios de jubilación o sociales", ejemplifica.

Aunque nacieron bajo la bandera del derecho a la identidad (hay cerca de 400 mil argentinos que no fueron inscriptos al nacer), clave para poder acceder al resto de los derechos, sus beneficiarios los consultan sobre cuestiones vinculadas a la familia, la violencia de género, la regularización de migrantes y el derecho tributario, entre otras cuestiones.

Hasta el momento, llevan atendidas más de 6000 consultas y son 3800 los casos resueltos. Tienen presencia en todas las villas de la Capital Federal, en el conurbano bonaerense, en Salta, Jujuy y, a partir de diciembre, estarán también en Tucumán. El equipo está compuesto por 13 personas rentadas y 52 voluntarios.

"Muchas veces las poblaciones vulnerables se quedan en el camino de los trámites burocráticos, por eso los acompañamos para que el proceso se termine y sus causas no queden varadas y archivadas por cosas como que no firmaron un papel", sostiene Alejandra.

Está orgullosa de poder ser parte del equipo de Microjusticia. "Lo que uno siente es que, al mismo tiempo que aprendés un montón de cosas, le mejoras la vida a alguien, que a su vez mejora la vida en general", confiesa. "Es un ida y vuelta súper interesante que nos fortalece como profesionales, pero también como personas: el combo es completo".

Tiene una hija de 11 años y dice que la hace sentir bien poder contarle que "los abogados no son los caranchos que muchas veces aparecen en la tele". "La Justicia tiene que ver con todos. Si todos los abogados pusiéramos un par de horitas a la semana, no habría diferencias antes la Justicia, seríamos iguales porque tendríamos el mismo acceso". Y concluye: "Decirle a mi hija que puse mi granito de arena en hacer un mundo un poco más justo y equitativo, a mí me alcanza".

Reconocida por su trabajo solidario

El 27 de octubre Alejandra Martínez recibió el Premio Mujeres Solidarias de Fundación AVON que, desde 2007, reconoce y apoyar el trabajo comunitario y social de muchas mujeres en la Argentina.

El reconocimiento -además de otorgar una asignación económica de $100.000 para la ejecución de los proyectos-, brinda visibilidad a los programas y fomenta la posibilidad de acceder a nuevos contactos e información. Alejandra impulsa el proyecto "Derecho a la identidad y empoderamiento legal de la mujer", y junto al equipo de Microjusticia busca empoderar legalmente y promover el acceso a la justicia de mujeres en situación de vulnerabilidad social en el conurbano bonaerense y Ciudad de Buenos Aires, a través de la capacitación y el asesoramiento legal.

Microjusticia Argentina

Tiene como misión empoderar legalmente a personas en situación de vulnerabilidad social y jurídica, educando y concientizando sobre derechos y obligaciones. Desde su creación en 2010, llevan atendidas más de 6000 consultas y son 3800 los casos resueltos. Tienen presencia en todas las villas de la Capital Federal, en el conurbano bonaerense, en Salta, Jujuy y próximamente en Tucumán. microjusticia.org.ar

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas