Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

A los saltos: historias ecuestres de sueños y esfuerzos

El Gran Premio Internacional de Salto Hípico, celebrado el fin de semana en Los Polvorines, fue una fiesta para los amantes de la equitación

Lunes 06 de noviembre de 2017 • 18:29
SEGUIR
LA NACION
0

Carita angelical, altura más que considerable y un entusiasmo a flor de piel por la equitación, la chica observa la competencia desde las gradas en el Country Club San Jorge Village. Habla con paciencia y explica cada situación. "Empecé a montar a los ocho años, en el campo", cuenta Ema Born, que ahora tiene 18. "Mi sueño es ir a estudiar a Estados Unidos Administración de Empresas y seguir montando allá. Estados Unidos y Europa son los lugares más importantes en este deporte. Argentina está en buen nivel en jinetes y si bien la infraestructura no es de la mejor, este campo de San Jorge está entre los tres primeros de Latinoamérica".

Ema compitió con su caballo Aromos Denver en el Gran Premio Internacional de Salto Hípico, segundo eslabón de la Triple Corona de la Federación Ecuestre Argentina, que incluyó jinetes de Chile, Brasil, Uruguay y Bolivia. Fue la 21ª edición del certamen, en el que junto a ella compitieron más de 500 jinetes en tres jornadas, repartiéndose más de 700 mil pesos en premios. "Entreno con Martín Mallo y en la actualidad estoy saltando 1,30m en segunda categoría", señala la joven amazona.

Fueron quince los jinetes y 17 caballos y yeguas que compitieron durante la última jornada, el domingo, en la primera prueba donde en 79 segundos se debían sortear diecisiete vallas, de una altura de entre 1,50m y 1,55m, en un circuito diseñado por el armador italiano Elio Travagliati.

Antes de ellos hubo un espectáculo de adiestramiento, una de las tres disciplinas hípicas olímpicas. Una especie de baile con el caballo al ritmo de una milonga, en este caso "El Firulete".

Allí, Florencia Manfredi, de 34 años, ocasionó un enorme aplauso. La coordinación del binomio hizo emocionar a más de uno. La Caballeriza, como le dicen muchos, es llamada así porque es ella misma quien se ocupa del cuidado de su caballo Bandurria Kacero, nacido, criado y entrenado en Argentina.

Manfredi fue la primera argentina en llegar a la copa del Mundo en el 2016 y terminó entre las diez primeras. Representó al país en los Panamericanos 2015 y logró clasificar al próximo mundial a disputarse en Tryon (Estados Unidos), en septiembre del 2018. "Esta disciplina es poco conocida pero es inspiradora. Lamentablemente al no clasificar para Río, el ENARD me quitó la beca que venía percibiendo, hasta los próximos Juegos Odesur no podré contar con este apoyo. Tampoco tengo un Sponsor para ayudar con los gastos. Un caballo lleva mucho cuidado y trabajo".

Fueron cinco los finalistas que pasaron a la ronda del desempate, instancia donde se premia al más veloz en un circuito más acotado y con menos vallas (ocho). Parecía que la primera en salir, la jinete Camila Dragher y su caballo Quitender iba a hacerse del torneo, con un tiempo de 45s06. Pero faltaba el último en salir. Santiago Orifici, con Bugatti V/D Nortside y saltando sin tocar nada, llegó al tiempo de 42s59 para ganar la competencia. El podio lo completó Lucas Mesa, con Wilcard Z.

"Siempre prefiero entrar a definir, cosa que el resultado dependa únicamente de mí", dijo Orifici a LA NACION. "No estuve tan presionado porque el caballo viene haciendo las cosas muy bien". El muchacho de Olavarría monta desde chico y también opinó de la actualidad de la equitación en el país: "Hay una evolución muy grande en Argentina en cuanto a jinetes. Hace poco se insertaron en la categoría y están teniendo buenos resultados. Hay caballos nuevos. Al mío lo conocí hace poco, lo trajimos de Europa hace dos meses pero está en óptimas condiciones".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas