Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Tiene 98 años y se mudó a un geriátrico para cuidar de su hijo de 80

Lunes 06 de noviembre de 2017 • 17:38
0
Ada y Tom son inseparables
Ada y Tom son inseparables.

No hay nada más fuerte que el amor entre una madre y su hijo y esta historia es el perfecto ejemplo de lo fuerte que es este vínculo. Ada Keating, de 98 años, se fue con su hijo Tom, de 80 años, al asilo Moss View de Liverpool, Inglaterra, para cuidarlo.

Ada y su marido Harry, ya fallecido, tuvieron 4 hijos: Tom, Barbara, Margi y Janet, quien murió a los 13 años. Antes de retirarse, Tom trabajaba como pintor y decorador, pero en 2016 tuvo que irse a un asilo porque necesitaba más ayuda.

Ada se mudó con Tom en el asilo
Ada se mudó con Tom en el asilo.

Ada y su hijo son inseparables y les encanta pasar tiempo juntos. "Todas las noches le doy las buenas noches a Tom en su habitación y voy a darle los buenos días también," dijo Ada, que solía ser enfermera auxiliar. "Cuando voy a la peluquería el me espera a que vuelva y me da un abrazo", comenta.

"Acá son todos muy buenos y me alegra ver más a mi madre ahora que vive aquí. Se le da muy bien cuidar de mí. A veces hasta me dice que me porte bien", cuenta Tom.

De la mano siempre
De la mano siempre.

"Es conmovedor ver la cercana relación que comparten Tom y Ada, y nos encanta poder ayudar en las necesidades de ambos," dijo Philip Daniels, gerente del asilo. "Es muy raro ver a madres e hijos juntos en el mismo asilo y queremos hacer de su tiempo juntos lo más especial posible."

Como dice Ada: "Nunca dejás de ser madre".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas