Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Fanáticos del polo: con 51 y 50 años, Eduardo y Alberto Heguy siguen ampliando su récord en Palermo

Los hermanos y jugadores de Chapaleufú, que iniciaron su 31er Argentino Abierto, piensan en clasificarse para la temporada de 2018

Lunes 06 de noviembre de 2017 • 23:10
0
Alberto y Eduardo Heguy iniciaron su 31er Argentino Abierto de polo
Alberto y Eduardo Heguy iniciaron su 31er Argentino Abierto de polo. Foto: Sergio Llamera

Es cierto que el esfuerzo físico mayor en el polo es del caballo, pero para una persona jugar en el más alto nivel de torneos una vez cumplido medio siglo de edad no deja de ser inusual. Tanto, que con sus 51 y 50 años, Eduardo y Alberto (h.) Heguy continúan extendiendo un récord: el de participaciones en el Campeonato Argentino Abierto.

Ruso y Pepe, cuatro veces campeones del Abierto de Palermo, agrandaron su leyenda al comenzar este domingo su 31ª participación en el mejor certamen del mundo. Les fue mal ese día, porque su Chapaleufú perdió por paliza, 18-8, contra Cría Yatay, un conjunto sólo un gol superior en handicap (31 contra 30). Pero a esta altura de la vida, el back y el delantero, aún competitivos, están más como para disfrutar el hecho de ser protagonistas de la elite que como para hacerse mala sangre por las derrotas.

"Es espectacular seguir compartiendo la cancha con los mejores jugadores del mundo, en el mejor torneo, el que mamamos desde tan chiquitos. Es un lujo", contó a la nacion Eduardo, aún dueño de 8 tantos de valorización. El back había visto cómo, por intentar engancharle su taco en un backhander, se había ido al piso un rival, Cristián Laprida (h.), de 32 años. Y reflexionó: "La verdad es que seguimos acá con mucha locura, porque uno ve las caídas que hay en este nivel y dice «más vale que no me toque a mí. Si me toca, que me entierren, que no me levanten». Pero bueno: es divertido ser parte de esto".

El número 4 es fanático de este deporte. Recuerda de todo: hechos, fechas, personas, caballos, números. Y su hermano vive también para esto. Alberto ama el polo, y ama el Abierto. "Siempre es divertido jugar Palermo, y es un orgullo seguir haciéndolo. Una lástima el resultado, porque arrancamos bien y hasta el cuarto chukker estuvimos un gol abajo. Estoy a las p... por cómo terminamos jugando. Es divertido jugar, pero también quiero ganar algún partido", afirmó Pepe, de 7 de handicap.

A pesar del mal comienzo en el certamen, tienen esperanza de conseguir lo que disputan los equipos de abajo: un lugar en Hurlingham y Palermo 2018. Lo obtendrán los siete primeros de los diez, y el octavo afrontará un repechaje frente al campeón de la copa Cámara de Diputados. Los Heguy ya hicieron cuentas. "Hay que jugar partido por partido. Si le ganamos a La Dolfina Polo Ranch, lo superamos. La Esquina, en la otra zona, quedaría más abajo, y jugaríamos contra el campeón de la Cámara. Pero todavía falta mucho", proyectó Ruso, que, de todos modos, no está seguro de que sea de la partida el año que viene. "Este Abierto es muy especial para mí, ya que quizás sea el último en el que tenga el lujo de jugarlo", alertó.

Pero así como su compañero de 31 temporadas deja abierto el final de 2017, Alberto está totalmente convencido de seguir en el ruedo. "En noviembre mi programa es jugar el Abierto; no hay nada más divertido que eso. El domingo nos mataron, pero fui, jugué, quedé contento con mis caballos, hice 4 goles. Sigo disfrutando esto como hace 30 años. Mientras tenga equipo me presentaré. Físicamente estoy impecable, caballos tengo cualquier cantidad y me divierto cuando juego. Algún día dejaré de jugar si no me clasifico", advirtió el delantero, que debutó en la Triple Corona en 1985.

A su papá, Alberto Pedro, se lo ve en cada fecha a sus 76 años, siempre entusiasta. A Pepe y Ruso, por su parte, se los divisa un día en la cancha y otro en las tribunas. El delantero del mítico Coronel Suárez tenía el récord de participaciones en Palermo, con 28. Los fanáticos de sus hijos ya lo dejaron claramente atrás con sus 31. Y nadie puede aseverar que no serán más.

El próximo fin de semana debutarán La Dolfina y Ellerstina.

Tras el primer fin de semana del Argentino Abierto quedó la expectativa por ver en acción a los dos más grandes, La Dolfina y Ellerstina, que tuvieron fechas libres. El defensor del cetro se presentará el sábado, a las 14 y en la cancha 2, contra La Esquina-Los Machitos, que viene de caer por 14-11 ante La Irenita. Éste se medirá con La Aguada-Las Monjitas a las 16.30 y en la 1, siempre por la zona A. No tendrá acción La Albertina, que cayó a manos de los Novillo Astrada por 13 a 10.

En el grupo B Ellerstina tendrá su estreno contra Chapaleufú el domingo, en el primer turno y en la cancha 2. Luego se enfrentarán dos ganadores de la jornada anterior, Alegría y Cría Yatay. Quedará libre La Dolfina PR, que fue superado por Alegría con un 17-12.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas