Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Broadcom quiere comprar Qualcomm por US$ 130 mil millones para crear un gigante de los chips

Ambas compañías tienen una enorme presencia en el mercado de los chips para dispositivos móviles

Martes 07 de noviembre de 2017 • 10:04
0
Broadcom mudó esta semana sus oficinas centrales de Singapur a Estados Unidos
Broadcom mudó esta semana sus oficinas centrales de Singapur a Estados Unidos. Foto: Archivo

Broadcom hizo el lunes una oferta no solicitada de 130.000 millones de dólares por Qualcomm, fijando el escenario para una gran batalla en momentos en que el fabricante de chips busca dominar el pujante mercado de los semiconductores, usados en los dispositivos móviles.

Qualcomm, cuyos chips dan vida a buena parte de los smartphones con Android, y cuyos módems dominan el mercado, aseguró que revisará la propuesta, aunque se inclina por rechazarla, por ser muy baja y porque corre un gran riesgo de que los reguladores la rechacen o tarden mucho en aprobarla, dijeron a Reuters personas conocedoras del asunto.

Broadcom también tiene una presencia extendida en todo el mercado de dispositivos móviles, pero con otro tipo de chips especializados de Bluetooth, Wi-Fi y sensores varios (aunque también hace CPUs, como el que está en el corazón de la Raspberry Pi).

Un acuerdo Broadcom-Qualcomm crearía una compañía dominante en el mercado que provee chips para los cerca de 1500 millones de teléfonos inteligentes que se espera sean vendidos en el mundo este año.

Hoy ambas compañías están en el pelotón que compite por el tercer puesto entre los fabricantes de semiconductores, detrás de Samsung, que superó a Intel a mediados de este año, después de un cuarto de siglo de liderazgo (midiendo las posiciones por facturación, no por volumen de chips fabricados).

En rojo, cómo quedaría ubicada en el mercado la nueva compañía, según Broadcom
En rojo, cómo quedaría ubicada en el mercado la nueva compañía, según Broadcom. Foto: Broadcom

También elevaría la apuesta para Intel, que se ha estado diversificando hacia la tecnología de los teléfonos inteligentes desde el sector de las computadoras, despachando chips de módems a Apple. Hasta este año, Apple era el principal cliente de los módems de Qualcomm, pero hoy ambas compañías están cruzadas en un pleito por el pago de regalías por mil millones de dólares. Qualcomm también está en el proceso de adquirir a NXP, un fabricante de microchips para la industria automotriz, por 38 mil millones de dólares (el monto original anunciado era 47 mil millones).

Los accionistas de Qualcomm recibirían 60 dólares en efectivo y 10 dólares por acción en papeles de Broadcom. Incluida la deuda que tiene Qualcomm de 25 mil millones, la oferta de Broadcom valora la transacción en 130.000 millones de dólares.

Daniel Ives, analista de GBH Insight, dijo que los inversores más optimistas esperaban entre 75 y 80 dólares por acción. "Ahora es un juego de póker con altas apuestas por ambas partes", señaló.

Las acciones de Qualcomm cotizaron por encima de los 70 dólares en diciembre de 2016 tras llegar a su máximo de 80 dólares en 2014.

Cualquier acuerdo entre ambas firmas enfrentaría un intenso escrutinio regulatorio. Un gran obstáculo sería lograr la aprobación de China, país del que dependen mucho Qualcomm y Broadcom en cuanto a ingresos.

Agencias Reuters y AP

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas