Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
ESPACIO PATROCINADO

El Ojo del Halcón, la nueva tecnología que llegó para cuidarnos

La tranquilidad de sentirse seguro en el hogar es esencial para tener una buena calidad de vida. Y contar con tecnología de avanzada para gestionarla, es lo que brinda este innovador sistema de seguridad invulnerable: El Ojo del Halcón, un desarrollo propio de Prosegur

Jueves 09 de noviembre de 2017 • 10:27
Prosegur brinda todos los servicios de seguridad que pueden demandar tanto particulares como comercios y empresas: alarmas monitoreadas, cámaras monitoreadas, cajas de seguridad monitoreadas, localización vehicular y Ojo del Halcón
Prosegur brinda todos los servicios de seguridad que pueden demandar tanto particulares como comercios y empresas: alarmas monitoreadas, cámaras monitoreadas, cajas de seguridad monitoreadas, localización vehicular y Ojo del Halcón.

La seguridad inteligente ya no es ciencia ficción. El Ojo del Halcón, que fue ideado en Argentina para resolver la problemática de entraderas y robos, y que se fundamenta en la investigación de las últimas modalidades delictivas, es un servicio pensado para edificios de viviendas, siendo una solución económica para poder dotar de protección a estos inmuebles y sus vecinos, las 24 horas del día los 365 días al año.

Tecnología para combatir el delito. El Ojo del Halcón se compone de un dispositivo de seguridad situado en el acceso principal del edificio que permite la comunicación de los vecinos con un vigilador que está ubicado en la Central Receptora de Alarmas de Prosegur. Desde allí, los profesionales encargados de la vigilancia de la propiedad controlan varias cámaras. De esta forma, se amplían las capacidades para verificar diferentes zonas y accesos de un edificio de forma constante y al mismo tiempo.

Los vigilantes permanecen visibles las 24 horas del día, lo que favorece una interacción constante con ellos. Otra de las características importantes de este servicio radica en la protección del vigilador, que al no estar expuesto a ningún tipo de ataque físico, puede presenciar sin ninguna demora cualquier acontecimiento inusual que suceda en el perímetro vigilado.

En caso de detectarse una posible incidencia, mediante una potente sirena y luces estroboscópicas, se disuade al sospechoso y se da alerta a los vecinos. Desde la Central de Monitoreo, se activa un operativo de respuesta enviando a las Fuerzas de Seguridad y avisando a los referentes del lugar.

No sólo alerta en casos de inseguridad, sino que también ha resultado efectivo ante emergencias médicas e incendios. Con cientos de dispositivos instalados en distintas partes del país, El Ojo del Halcón ya tiene probado su poderoso poder de disuasión.

"Hace ya dos años que tenemos este servicio en varios de nuestros edificios y es totalmente recomendable. No sólo porque cumple con todas las necesidades de vigilancia de este tipo de inmuebles, sino porque reduce el costo de las expensas, ya que es considerablemente más bajo que contar con el clásico vigilador. Por otra parte, al ser tan visible de alguna manera jerarquiza al edificio y agrega valor al mismo", dice Juan Justo, administrador de consorcios de Tornquist & Just.

Justo dice que desde que está instalado el servicio no han tenido ningún hecho delictivo debido a su alto poder disuasivo. "Los eventos que tuvimos en los distintos edificios fueron preventivos y de alerta, como por ejemplo si algún ocupante o visitante dejó la puerta abierta en el horario en el que no había encargado, mudanzas no autorizadas o alguna emergencia médica que detectó El Ojo del Halcón". Otro punto que destaca es la prevención de vandalismo, pintadas o robos de matafuegos o luces de emergencia. En estos casos, a partir de El Ojo del Halcón, se redujeron un 100%.

Te puede interesar