Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

De visita en Corea del Sur, Trump se mostró abierto a "un acuerdo" con Kim

Después de meses tensión, el presidente norteamericano exhortó al régimen norcoreano a sentarse en una mesa de diálogo

Miércoles 08 de noviembre de 2017
0
Brindis de Trump en Seúl, junto a su par surcoreano
Brindis de Trump en Seúl, junto a su par surcoreano. Foto: AP / Andrew Harmik

SEÚL.- En un nuevo giro en su conflictiva relación con Corea del Norte, el presidente norteamericano, Donald Trump, dijo ayer que está dispuesto a negociar con el régimen de Kim Jong-un, y exhortó a Pyongyang a sentarse "a la mesa" y "llegar a un acuerdo".

En su primera jornada en el sur de la península coreana, Trump desde Seúl presionó a Pyongyang para que abandone su plan armamentista nuclear, pero en tono optimista insinuó confiado, aunque vagamente, que "al final, todo se resolverá". Y si bien dijo que Estados Unidos podría utilizar la fuerza militar si fuera necesario, se mostró más partidario que nunca de gestionar las crecientes tensiones mediante la diplomacia.

"Tiene sentido que Corea del Norte se siente a la mesa y llegue a un acuerdo que sea bueno para la gente de Corea del Norte y para el mundo", dijo Trump durante una rueda de prensa junto con el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in. "Sí veo algo de movimiento".

Aunque no dio ninguna especificación, Trump aseguró que ve "mucho progreso" en relación a Corea del Norte. Al mismo tiempo destacó las opciones militares de su país, señalando que en la región se habían desplegado tres grupos de portaaviones y un submarino nuclear.

También anunció que Corea del Sur -un aliado clave en Asia donde están estacionados 28.500 soldados estadounidenses- adquirirá una gran cantidad de armas estadounidenses, "ya sean aviones, misiles o lo que sea".

"Corea del Sur pedirá miles de millones de ese material, lo que para ellos tiene mucho sentido y para nosotros significa empleos y la reducción de nuestro déficit comercial con Corea del Sur", afirmó Trump.

Moon, por su parte, calificó de "esencial" la compra de armas, y añadió que Seúl había acordado entablar negociaciones para adquirir material estadounidense estratégico con el fin de reforzar la capacidad de defensa de su país.

En los últimos meses debido al lanzamiento de cohetes norcoreanos y sus supuestos avances en el arsenal nuclear, Trump y Kim tuvieron una agresiva escalada retórica, desde la promesa de "una lluvia de fuego" que hizo el régimen norcoreano hasta las burlas al "hombre-cohete", del jefe de la Casa Blanca.

Aunque Trump utilizó ayer un tono diferente, recordó que el gobernante norcoreano "amenaza millones y millones de vidas de forma muy innecesaria".

La visita de Trump a Seúl estuvo acompañada de numerosas manifestaciones contra su política y otras proestadounidenses. Mientras que cientos de personas protestaban cerca del Palacio Presidencial en el centro de la ciudad, otro grupo saludaba la llegada del visitante y exigía mano dura con Pyongyang.

Visión surcoreana

Moon, que en los últimos meses se esforzó por consolidar una amistad con Trump, dijo que esperaba que la visita fuera un punto de inflexión en la pulseada con Pyongyang y dijo que los dos líderes habían "acordado resolver la cuestión nuclear de Corea del Norte de una forma pacífica" que "lleve paz permanente" a la península.

"Sé que usted puso este asunto en lo alto de su agenda de seguridad", dijo Moon. "De modo que confío en que su visita a Corea y a la región de Asia Pacífico sirva como una oportunidad para acabar con la ansiedad que siente el pueblo coreano debido a las provocaciones de Corea del Norte, y sirva también como un punto de inflexión para resolver la cuestión nuclear norcoreana".

Trump también llamó a China y a Rusia a hacer uso de su influencia sobre el régimen norcoreano. "Llamamos a toda nación responsable, incluyendo a China y Rusia, a que exijan al régimen de Corea del Norte que acabe con sus programas de armas nucleares y de misiles".

"El presidente chino, Xi Jinping, fue de gran, gran ayuda", subrayó el presidente estadounidense, que hoy llegará a Pekín en la siguiente escala de su gira.

En el probable encuentro entre Trump y el presidente ruso, Vladimir Putin, en el marco de la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) en Vietnam, el viernes y sábado próximos, ambos hablarán sobre Corea del Norte, aseguró ayer el vocero del Kremlin, Dimitri Peskov.

Concesiones comerciales de China a EE.UU.

China se comprometerá a comprar más soja de Estados Unidos durante la visita de esta semana a Pekín del presidente Donald Trump, dijo un líder de la industria estadounidense, destacando la importancia del comercio de productos agrícolas entre ambos países pese a las recientes tensiones comerciales entre ambas potencias. China es el mayor importador de soja del mundo y Estados Unidos es el segundo proveedor. Los compradores chinos de soja firmarán una declaración de intenciones con el Consejo de Exportadores de Soja de Estados Unidos para comprometerse a comprar un cierto volumen de soja en el futuro, anunció ayer Paul Burke, director del organismo para el norte de Asia. Burke se negó a revelar el volumen de la oleaginosa que se incluirá en el acuerdo, pero los importadores chinos dijeron en julio que podrían comprar 12,53 millones de toneladas de soja estadounidense. La ceremonia en la que se firmará el acuerdo se realizaría cuando Trump se reúna con el presidente chino, Xi Jinping, en Pekín.

Agencias AP y Reuters

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas