Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Show, cambios fuertes y una nueva generación: el tenis busca innovar para tener mayores audiencias

En Milan se juega un torneo Sub 21 con variantes reglamentarias que muchos apoyan

Miércoles 08 de noviembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
El court de Milán donde se juega el Masters Sub 21
El court de Milán donde se juega el Masters Sub 21. Foto: AP

El tenis es un deporte que, por lo general, se abraza a sus tradiciones y que observa con cierta desconfianza los grandes cambios. El tie-break, a comienzos de los '70, y el Ojo de Halcón, en 2006, fueron, probablemente, las últimas "innovaciones" fuertes. Sin embargo, aquellos que en la actualidad tienen funciones importantes en la organización y la promoción del arte de las raquetas coinciden en que hay modificaciones muy necesarias, con el objetivo de "potenciar el producto" y contagiar a las nuevas audiencias. Esta semana, en Milán, se disputa la primera edición del Masters "Next Gen", un torneo en el que actúan los ocho mejores jugadores Sub 21 de la temporada y que no reparte puntos para el ranking mundial, pero que servirá para ensayar distintas modificaciones de reglamento.

Chris Kermode , mandamás de la Asociación de Tenistas Profesionales ( ATP ), asevera que el tenis masculino "es el mejor producto de entretenimiento deportivo del mundo" y así quiere "venderlo" y defenderlo en el mercado. "El mundo del deporte y el entretenimiento está cambiando rápidamente, así como el en que los aficionados consumen deporte (...) El evento en Milán trata de la nueva generación de jugadores y también de la nueva generación de fans", explicó Kermode.

El torneo tiene un formato similar al Masters de Londres (comenzará el domingo próximo), con dos grupos de cuatro jugadores cada uno. Aunque las reglas son muy distintas, claro. Visualmente, una de las primeras innovaciones está en la cancha, sin las paralelas del dobles, y con un moderno y amplio reloj en el fondo para aplicar en forma estricta la regla de los 25 segundos entre saque y saque. Además, los partidos son al mejor de cinco sets en vez de los tres habituales en la Copa de Maestros, aunque cada parcial será al mejor de seis games y, en caso de igualdad 3-3, se jugará un tie-break. Otras novedades: las ventajas están eliminadas (en el 40-40, ganará el game el que obtenga el siguiente punto), se suprimieron los lets (el punto continúa aunque la pelota del saque haya dado en la faja, tal como en el voleibol), en lugar de jueces de línea se utiliza un sistema electrónico que determina si la pelota fue buena o mala, y el público puede moverse con libertad por el estadio. Todo ello con el propósito de agilizar el juego y que el público tenga nuevas atracciones.

"Lo que pasa en Milán es un show y está buenísimo. Son cambios que favorecen a la visión del espectáculo. Genera que haya más momentos de adrenalina y de momentos importantes. Es la primera vez que se ven tantos cambios juntos y veremos qué balance hacen los que compiten allí. En parte, parece otro deporte al tradicional. Tiene que haber cambios, sobre todo por la duración de los partidos, porque no se sabe cuándo terminan y eso afecta a la televisión", le dijo Diego Schwartzman, el 26º del ranking, a LA NACION. Martín Jaite, director del ATP de Buenos Aires, aportó: "Me parece bien que se intente innovar, como se hizo en la mayoría de los deportes. En los últimos 20 años hubo pocos cambios en el tenis".

Miguel Nido, uno de los propietarios del Argentina Open, añadió: "Cuando se incorporó el tie-break los jugadores pensaron que era revolucionario y, sin embargo, pasó a ser algo muy beneficioso para el espectáculo y la TV. Creo que hoy en el tenis tenemos que evolucionar como ya lo hicieron otros deportes. Y esta semana es importante para ver cuál es la reacción del fanático, de la prensa y de los jugadores. Personalmente, apoyo los cambios".

La Copa Davis se despidió del país

La permanencia de la Copa Davis en la Argentina llegó a su final, luego de visitar 36 clubes y recorrer más de 6200 kilómetros en el marco de 'La Copa de Todos', el programa con el que la Asociación Argentina de Tenis promocionó la práctica del deporte. El trofeo, que llegó a Buenos Aires luego del histórico título de 2016, en Croacia, regresó ayer a Londres para ser acondicionado y luego trasladado a Lille, para la final entre Francia y Bélgica (24 al 26 del actual). El camino de la Davis en el país se inició el 5 de mayo en Neuquén y terminó el 28 del mes pasado en el club Independiente de Tandil.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas