Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Acuerdan construir una nueva planta de celulosa en Uruguay

El gobierno de Tabaré Vázquez y la ex Botnia firmaron un contrato de inversión para desarrollar la tercera fábrica de este tipo en el país

Miércoles 08 de noviembre de 2017 • 00:08
SEGUIR
Corresponsal en Uruguay
0
Uruguay y UPM firmaron un contrato de inversión para desarrollar la tercera fábrica de celulosa en el país
Uruguay y UPM firmaron un contrato de inversión para desarrollar la tercera fábrica de celulosa en el país. Foto: Archivo

MONTEVIDEO.- El gobierno de Tabaré Vázquez y la empresa finlandesa UPM firmaron un contrato de inversión para la instalación de la tercera planta de celulosa en este país. Uruguay ya tiene una planta en Fray Bentos -frente a la ciudad argentina de Gualeguaychú- que es de UPM (la ex Botnia) y otra en Colonia -frente a Buenos Aires- que es de Montes del Plata: un consorcio entre la sueco-finlandesa Stora Enso y la chilena Arauco.

Esta tercera planta está proyectada para el centro del país por lo que se construirá en el departamento de Durazno, sobre el Río Negro que atraviesa el país y desemboca en el Río Uruguay.

El director de Planeamiento y Presupuesto del gobierno uruguayo, Álvaro García, dijo que la instalación de la planta implicará 8000 empleos y que aportará US$ 200 millones anuales en salarios. El gobierno estima que la puesta en marcha generará un aumento de dos puntos del Producto Interno Bruto (PIB).

UPM informó que llevará a cabo estudios de preingeniería y procesos de autorización para esta planta que tendrá una capacidad anual de alrededor de dos millones de toneladas de celulosa de eucalyptus de mercado. El costo preliminar de inversión en el sitio para su construcción es de aproximadamente 2000 millones de euros.

Como contrapartida, el gobierno desarrollarará la red ferroviaria y de carreteras mediante una licitación a largo plazo para la obra y mantenimiento de la red. Esa inversión es de unos USD 1000 millones.

Jaakko Sarantola, el vicepresidente senior del área de Desarrollo de Negocios de UPM en Uruguay, dijo: "Una infraestructura robusta es esencial para el desarrollo industrial". "Una fábrica de celulosa competitiva y de última generación, debe tener un sólido suministro de madera, una infraestructura logística adecuada y una alta eficiencia en las operaciones industriales", agregó el representante finés quien, luego, destacó que "el desempeño ambiental de la fábrica estaría asegurado con personal altamente capacitado y comprometido y por la aplicación de las mejores tecnologías disponibles".

Pasada esta etapa de largas negociaciones, Uruguay se aboca a las licitaciones para las obras de infraestructura.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas