Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Por qué todos hablan de la "cheta de Nordelta" en las redes sociales

Se difundió un audio de Whatsapp en el que una mujer llama a su agente inmobiliario para plantear su enojo por los vecinos de un selecto barrio privado de Tigre

Miércoles 08 de noviembre de 2017 • 14:06
0

Aunque remarca, en más de una oportunidad, que sus nuevos vecinos "no parecen malas personas", las quejas de una mujer, a través de un audio de whatsapp , por los modales y costumbre de sus cohabitantes se volvió viral en las últimas horas. El motivo: el trato peyorativo hacia el consumo del mate, la utilización de reposeras, la referencia a una playa de Mar del Plata y los perros con "sus gritos".

En el mensaje, que dura 5.34 minutos, la mujer que dice ser cirujana plástica, vivir en Palermo Chico y haber comprado el departamento en Tigre para su hija de 15 años, dice: ""Te cuento Michelle, yo soy una cirujana, una mujer normal, pero tengo determinados códigos de estética visual y de estética moral. Te lo digo a vos porque me caíste genial, porque sos una divina".

Luego llegan las quejas: "No me divierte estar en Nordelta , mirando el lago, viendo gente en una reposera de Mar del Plata en el muelle tomando mate. Para eso, no invertía 200.000 dólares y me quedaba en mi propio campo o me compraba una casa".

"La gente no se ve mala, pero se ve que es gente que viene de barrios visualmente no muy buenos. Me molesta ver un grupo de gente que lleva al perro a la pileta como si estuviéramos en la Bristol de Mar del Plata", vuelve a repetir en el audio, en tono peyorativo sobre la popular playa bonaerense.

cerrar

Luego llegó el pedido a la agente inmobiliaria: "Quiero descansar visualmente, me molesta que estas bestias, porque son bestias, no tienen educación, toman mate, tiran la yerba, estaban reunidos con el perro que gritaba cerca de la pileta. Una cosa de cuarta categoría, de la Bristol de Mar del Plata. Quiero decirte que no soy Máxima Zorraquieta (Zorreguieta) la reina de Holanda, soy una mina normal".

"La gente es de décima categoría, yo no sé si los departamentos salen súper regalados, yo lo pagué 200 mil dólares, vivo en Palermo Chico y el metro cuadrado está lo mismo. Yo creía que había otra onda más cool, relajada en el edificio. Tienen modales de décima categoría. Propuse poner un pase electrónico y dicen que sale muy caro. Son unos grasas. Creeme Michelle que yo no desprecio a la gente", cerró el extenso mensaje.

Los planteos de la mujer rápidamente se volvieron tema de conversación en las redes sociales y tanto la palabra "Nordelta " como "Cheta de Nordelta " se volvieron tendencia en Twitter, donde la mayoría de los usuarios se mofó de la postura y la caricaturizó. Incluso convocaron a una "mateada masiva" frente al exclusivo barrio privado.

Algunos de los mensajes más compartidos

En respuesta, el barrio organizó una mateada

Tras la difusión del audio y las críticas a la vecina, desde uno de los complejos de Nordelta se organizó una mateada.

"Porque trabajamos día a día por una Bahía cada vez más verde, te convocamos este sábado con tu manta, tu mascota, tu termo y tu mate a compartir una mateadaen Bahía Grande Nordelta Río. Porque nosotros también somos de Nordelta Río y nos encanta el mate, te invitamos a que te acerques, compartamos un mate y compartas tus fotos con el hashtag #nordeltatomamate", dice el mensaje de la convocatoria para el sábado 11 de noviembre y que se subió a la cuenta de Facebook del barrio.

También le respondieron los productores yerbateros a través de su cuenta de Twitter.

En el video aparece Jorge Butiuk, el presidente de la filial Misiones de Federación Agraria y le habla a la mujer que cuestiona el mate.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas