Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Uber quiere conquistar el cielo

Presentó su proyecto de vehículos aéreos de transporte de pasajeros, que se estrenarán en 2020 en Los Ángeles

Miércoles 08 de noviembre de 2017 • 18:28
0

LISBOA.- Uber quiere conquistar el cielo. Los viajeros del futuro podrían salvarse de los embotellamientos si los planes de la empresa de ofrecer taxis aéreos dieran resultados.

La empresa presentó hoy el bosquejo de una elegante y futurista máquina que espera empezar a usar en vuelos de demostración en 2020 en Los Ángeles y poner en marcha para 2023, con vehículos que unan ciudades cercanas y que transporten hasta cuatro pasajeros con precios competitivos.

La imagen que mostró Uber en la presentación del proyecto
La imagen que mostró Uber en la presentación del proyecto. Foto: AP

El aparato, que funciona con batería, parece una cruza entre un avión pequeño y un helicóptero, con alas y rotores fijos. El UberAir fue presentado en una conferencia de tecnología en Lisboa, la capital portuguesa, y forma parte del proyecto Elevate,

El vehículo está destinado a evitar la congestión vehicular y reducir drásticamente los tiempos de traslado (operará a una velocidad máxima de 322 km/h). Uber espera que, tarde o temprano, este servicio le cueste menos a los viajeros que usar su propio auto.

Sin embargo, el esquema aún enfrenta muchos desafíos, incluida la certificación del nuevo vehículo por parte de las autoridades, la capacitación de pilotos y la concepción de sistemas de gestión del tránsito aéreo urbano.

Uber también firmó un acuerdo con la NASA para poner a punto un sistema de control de tránsito urbano.

"Pensamos que UberAir pueda efectuar actividades a gran escala. Hablamos de decenas de miles de vuelos cada día a través de la ciudad. Todo el tiempo ahorrado tendrá un impacto positivo en la economía de la región y sobre el ambiente. Creemos que para los Juegos Olímpicos de 2028 las personas que vivan en Los Ángeles serán pasajeros habituales, usufructuando uno de los sistemas de transporte más avanzados en el mundo", dijo Jeff Holden, director de producto de Uber, durante la Cumbre Web de Lisboa.

"Es el lugar perfecto para testear esta nueva tecnología y estoy impaciente de ver cómo se desarrollará en el curso de los próximos años", comentó el alcalde de la ciudad, Eric Garcetti. Son varias las empresas que están trabajando en el transporte urbano en los cielos.

Pero Uber parece decidida a una expansión: algunos meses atrás había señalado también Dallas y Dubai para las experimentaciones en los aerotaxis.

Uber estima que un viaje 100% eléctrica efectuada a más de 300 km/h en los cielos de Los Ángeles podrá competir, por precio, con el mismo tramo recorrido por UberX, el servicio de auto de bajo costo. Y podrá acortar los tiempos también en una hora.

En cuanto a la logística, Uber anunció haber sellado un acuerdo para desarrollar una infraestructura de helipuertos con Sandstone Properties: dispone de más de 20 locaciones ubicadas en zonas estratégicas de Los Ángeles, desde el aeropuerto internacional al centro de la ciudad, Santa Mónica y en zonas de Sherman Oaks. Sobre otro tema importante, la gestión del tránsito, Uber cerró además un trato con la NASA para desarrollar nuevos proyectos referidos a los traslados sin piloto "a emplear en operaciones seguras y eficientes a baja altura".

"Existe una realidad de que Uber creció mucho como compañía", comentó Holden en una entrevista antes de su discurso. "Ahora somos una empresa grande en la escena mundial y no se puede hacer las cosas de la misma manera que cuando eres una pequeña firma inicial", agregó.

Uber enfrentó decenas de batallas legales y de regulación en todo el mundo -entre otras grandes ciudades, en Buenos Aires- desde que lanzó sus servicios de transporte de pasajeros esta década, incluyendo una reciente disputa en Londres, donde lucha por retener su licencia después de que le fue despojada por reguladores de la ciudad por preocupaciones de seguridad.

En 1982, cuando Ridley Scott estrenó en cine Blade Runner, los autos voladores y conducción autónoma eran ciencia ficción que nadie imaginaba que se convertiría en realidad.

Hoy, 35 años más tarde, y mientras en el cine está la secuela Blade Runner 2049, la impresión es que el futuro no está tan lejos.

Agencias AP, Reuters y ANSA

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas