Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Plomero, electricista, gasista, mecánico: cuánto deberías pagar por cada servicio

Los costos van desde $ 399 para cambiar una canilla, hasta $ 12.500 para un arreglo en el auto, pasando por los $ 3000 de instalación de un aire acondicionado

Jueves 09 de noviembre de 2017 • 13:39
SEGUIR
LA NACION
0
Foto: Archivo

Pocos se lo preguntan a la hora de llamar a un especialista para arreglar algo en el hogar, pero, en el producto bruto interno los servicios representan 53%. Es que el foco de quien se ve necesitado de gasistas, plomeros, electricistas, instaladores de aires acondicionados, chapistas para el auto, pintores y reparadores en general (de heladeras, de televisores y otros aparatos) está puesto en dos aspectos: concretar la visita y cuánto va a costar. Sobre este segundo ítem se busca echar un poco de luz.

Si se pone la lupa en los destinados al auto, se puede ver que el servicio promedio es de $ 12.500. ¿Remodelaciones en la casa? $ 9000. Mientras que la pintura hogareña tiene un promedio de $ 5400 (por ejemplo, para pintar un baño). La instalación de un aire acondicionado, uno de los más demandados, parte de $ 3000, mientras que colocar una lavarropas ronda los $ 699. El cambio o instalación de canillas, $ 399; instalación de rejillas de ventilación gas, $ 900; y cambio/instalación de disyuntor, $ 599.

Estos valores surgen de un estudio de IguanaFix, la plataforma de servicios on-demand para hogar, empresas y autos en América latina, que registra en la Argentina 17.000 trabajos por mes. El análisis de precios y costos fue elaborado por más de 25.000 profesionales que forman parte de esta empresa.

En tanto, el top cinco de servicios más usados es: 1) servicio de aire acondicionado 2) plomero, 3) gasista, 4) chapa y pintura de autos y 5) pintura hogareña. ¿Cuál es la ganancia promedio de todos estos servicios? $ 1360 (en 2016 era de $ 1200). La ganancia promedio mensual, por su parte, es de $ 45.000 (ponderando servicios como chapa y pintura, que son muy altos).

"En principio lo que se ve es que hay mucha dispersión en la cotización de los servicios en el país, lo que genera, en muchos casos, competencia desleal, porque la calidad del servicio respecto del arreglo no es congruente con el presupuesto", explica Damián Di Pace, director de la consultora Focus Market, quien también participó del relevamiento.

Según Di Pace, hoy, a diferencia de otras épocas, donde el prestador de servicio circulaba boca a boca o a través de volantes dejados debajo de la puerta del hogar, la transmisibilidad de su prestación es valorada y compartida en redes sociales, lo que genera una legitimación de ese prestador.

Matías Recchia, cofundador y CEO de IguanaFix, comenta que los oficios para el hogar son categorías que no paran de crecer y que se están potenciando mucho con el boom de real estate. "La gente que se muda a una casa o departamento recién construido tiene que poner pisos, pintar, instalar electrodomésticos y lo mismo la gente que remodela su casa", explica el ejecutivo.

Según IguanaFix, las principales plazas que requirieron servicios en 2017 son: Ciudad de Buenos Aires, GBA Norte, GBA Oeste, Córdoba y Rosario. En tanto, el top 5 de barrios porteños donde se hacen trabajos y sus principales categorías: Palermo (plomería, instalación de aire acondicionado, gas, pintura), Belgrano (instalación de aire acondicionado, plomería, gas, mudanzas), Recoleta (instalación de aire acondicionado, pintura, plomería, gas) y Núñez (electricidad, instalación de aire acondicionado, pintura)

Escasez de especialistas

Por otra parte, en la Argentina hacen falta escuelas de estos oficios. Antes era algo que se transmitía de padre a hijo, pero en la actualidad muchos hijos de personas que realizaban estos oficios, van a estudiar para la prestación de otros servicios de mayor valor agregado que requieren formación técnica o universitaria.

Carolina Magariño, secretaria general de la Cámara de Comerciantes Mayoristas e Industriales (Cadmira), que tiene un centro de formación profesional, dice que hoy el tema de los oficios viene oscilando y que en los últimos tiempos se ha notado una caída en la cantidad de inscriptos.

Ahora, Cadmira tiene cursos más chicos, con atención personalizada con el alumno. "Además, la escuela hace un acompañamiento a los emprendedores que quieren empezar a trabajar por sí mismos. Cadmira hoy también ayuda en proyectos de inversión para que los chicos puedan comprar su primera máquina", destaca Magariño.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas