Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La compra perfecta

Se acercan los tiempos de consumo más fuertes del año, y los shoppings redoblan sus apuestas para seguir cautivando y ofreciendo la mejor solución de compra: ¿estás listo para una experiencia completa?

Miércoles 08 de noviembre de 2017 • 19:29
0
Llega la época de mayor consumo, ¿pensaste en resolver todo en un shopping?
Llega la época de mayor consumo, ¿pensaste en resolver todo en un shopping?.

Llegó noviembre, florecieron los jacarandás, la primavera explota en el aire... y pareciera que el año ya está casi terminado. Este penúltimo mes nos trae la sensación de que la Navidad está a la vuelta de la esquina, y a eso se le suman los muchos eventos de festejos y cierres de ciclo que conlleva diciembre. Pero aún tenemos margen de planificación. Todavía podemos respirar hondo y organizar la agenda con inteligencia y tiempo, para que el fin de año no nos lleve puestos y nos permita disfrutar también de esos días caóticos prefiestas. Por estas semanas, por ejemplo, puede ser un gran momento para redescubrir la experiencia de los shoppings. Cuando aún no rebalsan de gente ni abruman con su movimiento, los gigantes de las compras pueden ser grandes aliados en los que buscar los primeros regalos, pasar una tarde agradable entre amigos o familia o simplemente tentarse con ese ítem de deseo que desde hace rato teníamos en mente.

La experiencia completa

En el ajetreo de la rutina diaria, no siempre nos damos el tiempo para "ir de shopping". Tal vez solo ingresamos al centro comercial buscando algo puntual, con un millón de temas en la cabeza, y nos vamos apenas lo resolvemos. Pero si nos tomáramos el tiempo de mirar alrededor, nos daríamos cuenta de que en estos espacios fueron surgiendo distintas propuestas interesantes que van más allá de la mera venta. Mucho -muchísimo- ha cambiado desde que se inauguró el primer shopping center de Argentina. Hoy la vida más cotidiana es también parte de su oferta y abanico.

Por caso, las mamás recientes pueden encontrar cómodos sectores de lactancia, con sillones especiales y una privacidad y tranquilidad acordes al momento de mayor conexión con su bebé. Alcorta Shopping fue uno de los pioneros en esto, generando un espacio que busca tener en cuenta a las madres y generarles oportunidades para pasear y sentirse a la vez cómodas y contenidas con sus hijos. Ubicado en el tercer nivel y cercano a los baños (siempre provistos de cambiadores), es un rincón cada vez más visitado y aprovechado. Asimismo, la mayoría de los centros comerciales hoy ofrecen cochecitos y cobertores en préstamo para un recorrido más confortable, como sucede en El Solar Shopping, cuyo stand de atención al cliente cuenta con cochecitos para niños de entre 0 y 24 meses, además de poseer sillitas especiales en el patio de comidas.

En el ámbito del entretenimiento, en tanto, los cines premium son otro de los grandes atributos que ofrecen los mejores centros comerciales. Con salas pensadas para brindar el máximo confort, ofrecen butacas dignas de una clase Business de avión (de cuero, con apoyapiés y apoyacabezas, se reclinan a 60°), mesas de apoyo para tentarse con delicias gourmet preparadas por su restaurante especial y un botón siempre listo para solicitar la atención de los mozos. Además, cuentan con un lobby y baños diferenciales para reducir los tiempos de espera antes de la función. En Dot Baires Shopping, por ejemplo, Hoyts Premium Class ofrece dos salas de este estilo con capacidad para 96 y 64 espectadores, en tanto Unicenter posee otras dos con capacidad para 120 personas y una boletería exclusiva.

Por otra parte, los shoppings de hoy también han comenzado a tener en cuenta la salud. Por eso es muy común que haya gimnasios como parte de su propuesta. Grandes cadenas han encontrado en esta unión una alianza productiva que les permite a sus socios no solo un entorno seguro y agradable, sino además un estacionamiento siempre disponible, dato no menor en ciertos barrios muy transitados.

Y en el sector de trámites propiamente dicho, incluso hay variantes con servicios estatales en su interior, como es el caso del último piso del Recoleta Mall, que cuenta con un Centro de Gestión y Participación (CGP) que hace que sea muy común cruzarse en el shopping con lindísimas y muy arregladas novias. Además, allí es posible obtener el DNI o pasaporte, asesorarse jurídicamente en forma gratuita o resolver infracciones, entre otras gestiones que pueden ser mucho más agradables si luego se incluye un paseo con la posibilidad de alguna compra o consumo.Y también hay espacio para los amigos de cuatro patas: son varios los centros comerciales que cuentan con veterinarias súper completas.

Finalmente, hoy tampoco hay shopping que se precie sin una sucursal de banco en su interior. Sea por el acceso a los cajeros automáticos o a la comodidad de hacer los trámites allí, es otro espacio que nunca falta en estas propuestas, como bien demuestra Alto Palermo y sus tres locales bancarios a lo largo de sus pisos.

Los centros comerciales actuales ofrecen mucho más que locales de consumo: también hay servicios como bancos, gimnasios y hasta espacios de lactancia
Los centros comerciales actuales ofrecen mucho más que locales de consumo: también hay servicios como bancos, gimnasios y hasta espacios de lactancia.

A cielo abierto

Otro punto atractivo que han sumado los centros comerciales son sus distribuciones a cielo abierto. En ocasiones en una parte y en otras como una propuesta completa, los sectores al aire libre son un punto muy apreciado.

Las terrazas del Buenos Aires Design, por ejemplo, con vista a la plaza Francia y amplísimas variedades gourmet en las que descansar luego de un recorrido por los negocios de diseño, son un hit de esta temporada que tiene su auge desde el mediodía hasta bien entrado el horario de after office. Aquí es posible sentarse tanto en el exterior, bajo sombrillas o no, como en el interior de los negocios, bajo la recova de la estructura.

En Las Palmas de Pilar, en Zona Norte, en tanto, la construcción hace sentir de inmediato que estamos en Miami o algún gran mall de Florida. Con fuentes de agua, tejas, arcadas y rodeado de palmeras, fue pensado para acompañar el estilo de vida de la localidad, más suburbano y en busca de verde y aire libre permanente. Así, el paseo por sus galerías permite chusmear lo último en moda, tecnología y deporte, entre otros rubros, al tiempo que nadie se pierde el espléndido sol que pueda haber afuera. Como sucede asimismo en Nordelta Centro Comercial, otro gran spot de Zona Norte que combina terrazas soleadas con interiores frescos, haciendo a un paseo que acompaña naturalmente el ritmo de vida local.

Porque la gracia de los shoppings y su constante evolución apunta justamente a eso: ser la solución completa a las necesidades de sus clientes. Y en cada nueva innovación, parecen acercarse un poco más a la compra perfecta.

El valor de la arquitectura

El techo abovedado de Galerías Pacífico, uno de los orgullos de la ciudad
El techo abovedado de Galerías Pacífico, uno de los orgullos de la ciudad.

Además de sus muchas comodidades y tecnología de vanguardia, hay algunos centros comerciales que han ido más allá al marcar su diferencial. Son aquellos que están emplazados en edificios de gran patrimonio cultural.

Un gran ejemplo es Galerías Pacífico, declarado de hecho Monumento Histórico Nacional por su arquitectura de innegable valor artístico y sus impactantes murales. Ubicado en Florida y Córdoba, una de las esquinas más tradicionales de la ciudad, sus más de 150 locales y 11.000 m2 buscan emular aún el Bon Marché de París, la precisa razón de su construcción a fines del siglo XIX. Con calles entrecruzadas, bóvedas de vidrio y una cúpula central espaciosa y elegante, fue una creación de Francisco Seeber y Emilio Bunge, que luego se modificaría un poco al venderse un sector al ferrocarril Buenos Aires al Pacífico. En 1945 los arquitectos Jorge Aslan y Héctor Ezcurra remodelaron el edificio, separando la galería de comercios de las oficinas del ferrocarril, e incluyendo los murales de la cúpula central. Y así, para 1992 se inauguraría entonces uno de los shoppings más bellos e impactantes de la ciudad, forjando el soñado Bon Marché argentino.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas